Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Será que la visita de las Kardashian a Cuba debilitará aún más a la revolución?

Variety LatinoVariety Latino 05/05/2016 Nagidmy Márquez

Primero fueron los Rolling Stones, después el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama y familia. Justo ayer conversábamos lo que pasó en Cuba con el famoso desfile de Chanel, de la mano del legendario diseñador alemán Karl Lagerfeld. Hoy nos toca hablar de Cuba nuevamente. Esta vez se trata, nada más y nada menos, que sobre la invasión de las Karadashian en la isla en compañía de una amiga de la familia, Malika Haqq. ¿Quién lo diría?

La verdad es que no deja de sorprendernos lo que esta familia, liderada por Kim Kardashian, es capaz de lograr con cada una de sus aventuras y desventuras. No cabe duda que tienen olfato para captar la atención de todos; lo tienen muy claro. Fue solo cuestión de horas para que la travesía de la familia más popular del reality TV estadounidense en La Habana lograra conseguir la atención de sus seguidores y de los medios internacionales. Sin embargo, a pesar de lo novedoso y sorpresivo de esta movida estratégica de las hermanas, las críticas no paran.

Al parecer, la familia se encuentra grabando un capítulo de la nueva temporada de Keeping Up With The Kardashians. Por supuesto, no podía faltar uno de los miembros más representativos del clan Kardashian, Kanye West, quien también está de visita en Cuba.

VER MÁS Kim Kardashian y Kanye West se pasearon por La Habana

Y si bien tienen todo el derecho de hacer lo que quieran con su programa y también con su vida privada, deberían entender de una vez por todas que, al ser figuras públicas de alto perfil, tienen una gran responsabilidad en sus manos, y que todo lo que hacen, dicen o publican en sus redes tiene un alcance masivo.

Por ejemplo, las hermanas Kardashian subieron una serie de imágenes donde se les ve disfrutar de las bondades de la Isla, posando con los populares habanos cubanos, paseando en carros clásicos, entre otras actividades – hasta aquí vamos bien. Pero no fue sino hasta que Khloé decidió compartir una foto de ella posando frente a una pared adornada con el nombre, del quien otrora fuera, el presidente de Cuba, Fidel Castro.

Figuras públicas, han vocalizado su enojo con respecto a las acciones de las Kardashian en la Isla. La congresista cubana-estadounidense Ileana Ros-Lehtinen, fue una de las que criticó duramente el viaje señalando, “Lejos de sesiones de fotos y bebidas frutales, los cubanos de a pie viven en una triste realidad muy diferente. Ahora, las Kardashian se lanzan en paracaídas en la isla para su programa de televisión. ¿No ha sufrido la gente de Cuba suficiente?”.

Les han dicho de todo a las hermanas en las redes. Realmente fue un gran escándalo lo ocurrido. Las han tildado de ignorantes con respecto al pasado y a la triste realidad del pueblo cubano. Usuarios de Instagram y Twitter también aprovecharon la oportunidad de opinar, e incluso muchos han invitado a las hermanas a usar Google porque, según los comentarios: “no tienen ninguna idea de lo que significa el comunismo, la dictadura, opresión o regresión”.

VER MÁS Khloé, Kourtney y Kim Kardashian visitan Cuba

Lo bueno de todo esto es que parece que Khloé trató de rectificar un poco, subiendo otra foto donde comentaba con menos ímpetu, la fortuna de “poder expandir su mente, con nuevas memorias y conocimiento de otras culturas, comidas, tradiciones, y todo el día a día”. ¡Bravo Khloe! Es de humanos errar y de sabios rectificar.

Instagram Photo © Provided by Variety Latino Instagram Photo

¿Será que la llegada de las Kardashian a Cuba debilitará aún más a la revolución? Honestamente, hemos visto grandes cosas pasando en Cuba últimamente, mientras más y más personas se aventuran a visitar la isla caribeña. Sin embargo, tener a las Kardashian, uno de los símbolos más representativos del consumismo de los Estados Unidos, en plena Habana, es algo alucinante. Todo esto va como que muy rápido, ¿no creen? Pasar de prohibir las películas de Hollywood por décadas, de oponerse completamente a la música de The Beatles por ser considerada una desviación ideológica, y ahora resulta que sirve de escenario para los paseos de Kim y sus hermanas. ¡Vaya ironía!

© Provided by Variety Latino
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Variety Latino

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon