Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Unos príncipes ordeñando una vaca? Mette-Marit y Haakon de Noruega demuestran que es posible

¡Hola! ¡Hola! 10/09/2016 hola

http://www.hola.com/imagenes/realeza/casa_noruega/2016091088274/mette-marit-ordena-vaca/0-389-209/noruega2-a.jpg

http://www.hola.com/imagenes/realeza/casa_noruega/2016091088274/mette-marit-ordena-vaca/0-389-209/noruega2-a.jpg
© Proporcionado por Hola

El día a día de los miembros de las Familias Reales suele asociarse con elegancia, sofisticación y gracia. Efectivamente, en la agenda oficial de los reyes, reinas, príncipes y princesas no faltan las citas formales y los atuendos de gala y etiqueta, pero también cuentan con compromisos mucho más sencillos y espontáneos ... y tareas que no siempre son tan glamurosas. 

VER GALERÍA

Haakon y Mette-Marit de Noruega participaron en la apertura de la exhibición agrícola Dyrskun, que se celebra este fin de semana en Seljord y atrae anualmente a miles de personas a esta localidad con un completo programa repleto de actividades, muestras gastronómicas, espectáculos... 

-Haakon y Mette-Marit celebran el 15 aniversario de la boda que nadie quería

VER GALERÍA

En la celebración de su edición número 150, los príncipes noruegos tomaron parte en la inauguración de una forma muy activa. Vestidos con pintorescos trajes tradicionales, Haakon y Mette-Marit llegaron en un coche antiguo y fueron recibidos por la gobernadora del condado de Telemark, Kari Nordheim-Larsen, y el alcalde de Seljord, Halfdan Haugen. Pero no se limitaron a intercambiar saludos protocolarios y recorrer las instalaciones, sino que se animaron a sacar su lado más "agrícola" intentando ordeñar una vaca.

VER GALERÍA

Tal y como quedó inmortalizado en las fotografías, el príncipe Haakon no dudó en agacharse junto a la vaca en un intento de probar qué tal se le da la profesión de ganadero. A su lado, Mette-Marit le observaba sin poder contener la risa, mientras su marido se aplicaba muy serio en la tarea, protegiendo sus ropas con una bata blanca.

Finalmente, ambos príncipes observaron con gesto curioso cómo una de las personas de la exhibición se bebía la leche recién ordeñada, directamente del cubo de metal. Una experiencia probablemente muy distinta a las que suelen vivir, y que seguro que recordarán con mucho humor. 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon