Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Óscar Lozano nos cuenta cómo se produjo la ruptura empresarial con los Alba

Vanitatis Vanitatis 28/01/2016 Paloma Barrientos

Óscar Lozano, el empresario de la restauración que fuera novio de Belén Esteban, de Vania Millán y de Carmen Morales, con quien tiene un hijo, inauguró hace unos días Artys, un nuevo espacio gastronómico multidisciplinar que seguramente pronto se convierta en un referente del ocio de la capital. Cabe recordar que Lozano ya ha tenido un gran éxito con locales como Buddha Bar, una especie de 'segunda casa' para los futbolistas del Real Madrid.

Su nuevo negocio de hostelería finalmente no tiene nada que ver con la Casa de Alba. En su día, como informó Vanitatis, había llegado a un acuerdo con la familia para abrir Artys en las caballerizas del palacio de Liria. Al final las relaciones con el duque de Alba se rompieron y abandonó la idea. Lozano, que mantiene una buena amistad con Cayetano Martínez de Irujo, no quiso utilizar esa relación, como tampoco otras influencias.

Imagen del palacio de Liria de Madrid © Proporcionado por Vanitatis Imagen del palacio de Liria de Madrid

Pregunta: ¿Qué sucedió para que al final el duque de Alba no se convirtiera en su casero?

Respuesta: Fue una lástima, pero al final las cosas se torcieron con mi socio y abandoné. No soy de esas personas que se empeñen en darse contra una roca cuando no es necesario. Cambié de escenario y ya está.

P: ¿Y no habló con el duque de Alba? Al fin y al cabo era su casero y usted tenía buenas referencias en el mundo del ocio.

R: No fue necesario porque al fin y al cabo él no tenía que ver con los problemas que tuve con mi socio.

P: Era una buenísima promoción que figurara la Casa de Alba como referencia del local…

Carlos y Cayetano Martínez de Irujo en una imagen de archivo (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Carlos y Cayetano Martínez de Irujo en una imagen de archivo (Gtres)

R: El lugar era espléndido, precioso, muy chulo. Llegué a un buen acuerdo con Carlos (Fitz-James Stuart), hice todo el montaje del local. Me tiré cuatro meses trabajando y justo cuando había que firmar el acuerdo definitivo hubo una serie de cláusulas con las que no estaba de acuerdo, ya que yo era quien iba a gestionar el lugar.

P: ¿Esas cláusulas las impuso el duque de Alba?

R: Pues la verdad es que no te puedo decir de dónde vinieron exactamente, pero el caso fue que me retiré. Me sentí un poco utilizado.

P: ¿Por la Casa de Alba?

R: Directamente no. El caso fue que mi socio junto con la Casa de Alba me presentaron una propuesta que no era la inicial y, por lo tanto, me retiré. No hablé directamente con Carlos porque había un intermediario y preferí desligarme.

P: ¿Puede ser que en aquel momento hubiera problemas porque el duque actual no estaba muy de acuerdo en cómo se gestionaba comercialmente el nombre de la casa?

R: Tanto si te digo que sí como que no estaría faltando a la verdad. La realidad fue que costó sacar el negocio adelante con una inversión muy fuerte, cercana al medio millón de euros.

P: ¿Parte de esa cantidad iba para la Casa de Alba?

R: Toda no. Solo el traspaso, que fue de 100.000 euros.

P: Siempre ha mantenido muy buena relación con Cayetano Martínez de Irujo. ¿Por qué no habló con él para que le diera una solución?

R: No quise utilizar mi amistad y por eso no le involucré. Me llevo muy bien con él y le he invitado para que venga un día a este nuevo Artys.

P: Acaba de inaugurarlo, ¿qué diferencia a este de la calle Villalar del que iba a gestionar en el palacio de Liria?

R: El concepto es muy parecido. La idea es promocionar el arte y de ahí el nombre. Tanto en la gastronomía como en lo que se refiere al mundo del espectáculo. Hay un grupo de actores y cantantes que interpretan sus 'sketch' mientras el cliente toma el aperitivo, almuerza o cena. El espacio es muy bonito porque parte del restaurante está organizado en unas cuevas que existen.

P: Su gran promoción fue la discoteca Buddha Bar, una especie de 'segunda casa' de los futbolistas del Real Madrid, de la selección y del famoseo madrileño. Ya no hay nada parecido…

R: Efectivamente y hace poco, con la apertura del juicio del caso Madrid Arena, me han vuelto a preguntar las razones de ese cierre. Fue una manera de que Ana Botella, alcaldesa de Madrid en aquel momento, y su equipo lavaran su imagen. Después de 37 años abierto lo cerraron para pretender dar ejemplo, simplemente porque era el sitio más conocido. Nos bajaron el aforo hasta 300 personas y ese fue el declive. La seguridad en nuestros locales era superior a la que exigía la ley.

El nuevo restaurante (y van cuatro) de Óscar Lozano y otros nueve de famosos en Madrid (Ver noticia) © Proporcionado por Vanitatis El nuevo restaurante (y van cuatro) de Óscar Lozano y otros nueve de famosos en Madrid (Ver noticia)

P: Pasando a otro tema, ¿qué tal son las relaciones con Carmen Morales, madre de su hijo, y el resto de su familia política?

R: Me llevo muy bien con Carmen, con mis cuñados. Y con Antonio (Junior) tenía una buenísima relación.

P: También hubo muchos problemas por la herencia. Dejaron de hablarse con su padre y le demandaron.

R: Papá Junior entró en una depresión muy grande tras la muerte de Marieta (Rocío Durcal) y eso no facilitó las cosas. Yo le solía decir que quería ser el más rico del cementerio y que al fin y al cabo lo que había creado con su mujer era para sus hijos, para sus nietos. Al final murió de pena por amor.

P: ¿Su hijo, de 19 años, tiene vena de artista?

R: Sí, le gusta la música y toca la guitarra. Él está estudiando turismo y dirección de hoteles, que tiene algo que ver con lo que yo hago. Y así, cuando me retire, será él quien lleve el barco de la empresa.

P: ¿Qué queda de aquel chico que enamoraba a mujeres famosas?

R: Me encasillaron porque salí con Belén Esteban, con Ana Obregón, con Vania Millán y otras mujeres que eran conocidas. Me presentaron como si fuera un encantador de mujeres y lo curioso es que siempre me buscaron ellas a mí.

Òscar Lozano en una imagen de archivo con Vania Millán (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Òscar Lozano en una imagen de archivo con Vania Millán (Gtres)

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon