Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

10 'looks' de novia que ceden el protagonismo a los ojos

Logotipo de ¡Hola! ¡Hola! 16/03/2016 hola

© Proporcionado por Hola

Los labios y los ojos son el centro de atención del rostro: unos comunican palabras, dan besos, sonríen; los otros dirigen la mirada de quién nos mira, se emocionan, son el reflejo del alma. De ahí que al maquillarlos siempre se tienda a dar más importancia a unos sobre los otros, dependiendo del efecto que queramos conseguir o de si tenemos unos labios especialmente jugosos con dientes impecables, o un iris en un color único rodeado de pestañas larguísimas. Si este es tu caso, y tienes una mirada que quieres convertir en el foco de atención en el día B, hay muchas maneras de conseguir que los ojos irradien una luz especial.

El smokey eye o ahumado es un clásico de noche que a menudo se suele dejar aparcado en el maquillaje de novia por ser demasiado potente: una mirada felina con degradé de sombras en colores oscuros que van del negro noche al marrón chocolate y gris perla, cubriendo por completo el párpado superior y siguiendo la línea de las pestañas inferiores, mucho más difuminado. Para las defensoras del 'menos es más' este look es apto únicamente en gamas de color que se alejan del negro: prueba marrones, bronces y grises, siempre dentro de la misma familia de colores, mezclándolos con sombras en tonos neutros o incluso un rosa muy suave en el extremo de párpado superior más cercano al lagrimal. Combínalo con un labio en tonos neutros (ya sabes: todos aquellos que, mezclados con otros colores, ceden siempre el protagonismo, como un beis claro, un rosa pétalo o un gloss transparente sobre unos labios muy cuidados), mejillas en melocotón y kohl en color marrón.

Los ojos en colores muy oscuros es mejor dejarlos para las bodas de tarde: si eres una novia à la Sofia Vergara, que busca sacar a la luz el lado sexy por encima de la tendencia 'al natural', este es tu look.

Otro tipo de maquillaje de ojos que sirve para hacer que la mirada brille por encima de todo son los bronces y metalizados. Los primeros suelen ir en armonía con el resto del maquillaje de novia, incluido el contouring de las mejillas o incluso si optamos por llevar algo de maquillaje (una loción brillante por ejemplo), en los brazos y hombros con un vestido de novia strapless. Este tipo de maquillaje monocromático en tonos marrones funciona de maravilla con todos los tonos de blanco y off-white, así que es un acierto asegurado; si el bronce puro es demasiado, puedes derivarlo a sombras cercanas a los rosas empolvados con un toque metálico -también en ojos, mejillas y labios-, dependiendo del tipo de complexión de la novia y su color de pelo.

Los metalizados se adentran en el terreno del maquillaje de fantasía, aunque aún se encuentran un paso por debajo del tipo de makeup que encontraríamos por ejemplo en un editorial de moda. Un maquillaje de ojos en tonos metalizados puede poner una nota de color oro en la parte central del párpado superior, y un destello de maquillaje en crema en plata o irisado en la zona del lagrimal, formando una 'uve'. Este tipo de maquillaje irradia una luz especial y, si se aplica de forma profesional, suele dar unos resultados espectaculares ya que consigue ese efecto wow en los ojos que atrae todas las miradas sin saber exactamente por qué. Los metalizados discretos, que buscan un efecto final casi transparente pero capturando y reflejando luz, suelen funcionar mejor con pestañas largas pero muy naturales, y un destello de iluminador en lo alto de las mejillas, a la altura del pómulo, evitando el contouring.

Para potencia el efecto de este tipo de maquillaje, las mirada se puede definir con un toque de eyeliner, que deje los destellos metalizados a la zona de las mejillas, para conseguir el acabado glow que irradian las novias con un maquillaje natural.

Para las mujeres que se atreven con todo, el maquillaje de fantasía se puede llevar durante el día dependiendo del tipo de ceremonia y vestido que se haya elegido, o bien por la noche, aprovechando el cambio de vestido de novia; si tienes ganas, un timing medido al milímetro y una maquilladora a mano, este tipo de cambio sorpresa en mitad de la noche no dejará indiferente a nadie, especialmente si combinas el vestido de novia-fiesta con un maquillaje de ojos mucho más denso o sencillamente especial. Por ejemplo, un cat-eye en un color que nadie espera, como en blanco o en azul (este tipo de maquillaje es una manera súper especial de llevar algo azul a la boda), que se extiende ligeramente sobre la línea de las pestañas. O un metalizado en degradé que cambia los tonos naturales por destellos de verde y azul, que contrasten con la piel de la novia, por ejemplo en un tono oliva.

El bestseller de la temporada: los destellos glitteraplicados directamente sobre el párpado, tanto con purpurina en gel como con láminas de papel de oro en copos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon