Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

2015: lo que aconteció entre un 'belenazo' y otro

Vanitatis Vanitatis 19/12/2015 Nacho Gay

Carta abierta a Belén Esteban, la gallina que no encuentra sus huevos de oro

Ilustración de Paco Sordo para Vanitatis © Proporcionado por Vanitatis Ilustración de Paco Sordo para Vanitatis

Ya sabes, Belén, que son los caballos los que ganan las carreras, pero los jinetes los que se llevan las medallas. Cruel paradoja, como tantas otras. Porque quién dice, por ejemplo, querida, que la nieve no quema. A ti precisamente te abrasó en su día por dentro. La nieve, ya sabes. Y supiste sin duda aprovecharlo. La sórdida demolición de ciertos tabiques, narrada con luz y taquígrafos, te dio para la construcción de otros, como por ejemplo los de tu chalé en Paracuellos del Jarama, hoy todavía a medio pagar. Esa hipoteca donde Cristo perdió el mechero, una casita en el feo Madrid y unos ahorros escasos para Andrea, menos una deuda con Hacienda, es lo que te queda después de este largo viaje. Has disfrutado también, es cierto, de unas vacaciones en Punta Cana cada dos o tres años, en vuelo chárter y régimen de todo incluido, y un mesecito cada verano en Benidorm, con cuatro tardes de bingo dominical. Para poco más te dieron tus días de gloria que, como los de Mario Conde, saben demasiado a fracaso. Escasa recompensa para tan afamada bandolera.Leer más

Sr. y Sra. Ferreras

Ilustración de Paco Sordo para Vanitatis © Proporcionado por Vanitatis Ilustración de Paco Sordo para Vanitatis

Vaya por delante que no tengo nada en contra de que sean pareja en lo artístico y lo personal, aunque la historia nos ha demostrado (Elizabeth Taylor y Richard Burton, Walter y Margaret Keane, Romina y Al Bano) que estos dúos casi siempre acaban mal. Muy mal. Lo que me pasa es que no puedo evitar cada vez que les veo juntos en un informativo especial pensar en todo esto. Él la llama a ella “Pastor”. Ella le llama a él “Ferreras”. Supongo que lo hacen por aquello de marcar distancias. Pisan el felpudo de Ikea y el amor del hogar da paso al frío del apellido. Da igual, porque yo sé, y por eso me trago todos sus programas, solo por eso, que un día, en un renuncio, uno le va a decir al otro: “Cari, compra tú el pan”. Y yo estaré ahí para verlo.

Leer más

Calleja, que parezca un accidente

Ilustración de Paco Sordo para Vanitatis © Proporcionado por Vanitatis Ilustración de Paco Sordo para Vanitatis

Hombre, Calleja, yo solo te había pedido que dieras un sustillo a esta gente, porque se lo merecen un poco, pero lanzar a Soraya Sáenz de Santamaría, que además es peso muerto, desde los cielos, o darle tres vueltas de campana a Albert Rivera… creo que te has pasado un pelín, amigo. Yo te dije: “Calleja, que parezca un accidente”, pero un ucraniano hubiese sido sin duda más sutil que tú.

Leer más

María Teresa Campos, con el carrito del helado

Ilustración de Paco Sordo para Vanitatis © Proporcionado por Vanitatis Ilustración de Paco Sordo para Vanitatis

Teresa, mística y santa, es sin duda una de las pocas mujeres que ha dedicado su vida a luchar con tenacidad por la libertad de expresión y de prensa, por el derecho de los ciudadanos a estar informados. Y ha ejercido esa libertad sin complejos. Pero, claro, la garantía de todos esos intangibles no viene tan bien cuando te pillan con el carrito del helado de Montoro. Supongo que están al corriente (de pago). Pues ella “no sé, no me consta”, que diría la Infanta.

Leer más

Paz Padilla y la zorra que se tendió en la calle y se hizo la muerta

Ilustración de Paco Sordo para Vanitatis © Proporcionado por Vanitatis Ilustración de Paco Sordo para Vanitatis

Había una mujer que hacía las veces de domadora de fieras en un circo vespertino. Una mujer lozana y dispuesta que, por oficio, debía calmar las ansias de los animales salvajes a su cargo, ávidos siempre de muslámenes que deshuesar. Si se despistaba un poco en su tarea, eran tan fieros los bicharracos a su cuidado que trituraban sin piedad a cualquier folclórica, a cualquier zorra tendida en la calle que se hace la muerta.

Leer más

Burugagá

Ilustración de Paco Sordo para Vanitatis © Proporcionado por Vanitatis Ilustración de Paco Sordo para Vanitatis

Son las 22:35 horas del lunes 25 de mayo. La novia llega unos minutos tarde a su boda. Se casa por enésima vez con un ente público (o corporación). Un ente abstracto. Todo lo era en esta velada. Hasta el padrino del enlace, Sánchez Dragó, colocado, como no podía ser de otro modo, a la derecha del altar. España es testigo del enlace. Aunque España hoy éramos pocos. Eso lo sabríamos a la mañana siguiente, la de la resaca. Veníamos a un fiestón y no dio ni para pachanga. Un 6,5% de 'share' para el estreno de Ernesto Sáenz de Buruagaal frente de su espacio de debate, Así de claro. Un 6,5%, que es lo que le queda a Paolo Vasiledespués de cenar entre los dientes.Leer más

El presentador con el pijama de rayas

Ilustración de Paco Sordo para Vanitatis © Proporcionado por Vanitatis Ilustración de Paco Sordo para Vanitatis

Entre mis lecturas (

mejor

'

Lecturas'

) de esta semana, sin duda ha destacado una por encima de todas las demás. Me enfrento a un artículo de opinión de un señor al que no voy a nombrar en el que critica duramente a Vanitatis por un texto publicado la semana pasada sobre

presentadores gais y catalanes

 que trabajan actualmente en televisión. No lo nombraré por dos razones. Primero porque me da la sensación (déjenme sentirme importante) de que algunos de los dardos de su artículo van directamente dirigidos hacia mi persona, a la cual nunca se refiere directamente. Así que haré lo propio. Y segundo porque, a pesar de su notable grado de celebridad, hoy me sigue pareciendo que él no soporta muy bien las críticas directas, habida cuenta de que su anterior post iba destinado a mancillar a 'La Otra Crónica' de 'El Mundo' por otro artículo que tampoco había sido del gusto ‘del que no voy a nombrar’, en adelante Su Merced.

Leer más

Lo que no se vio de la entrevista de Isabel Preysler en 'El hormiguero'

Ilustración de Paco Sordo para Vanitatis © Proporcionado por Vanitatis Ilustración de Paco Sordo para Vanitatis

Tras tres matrimonios por amor con tres señores con dinero (Iglesias, Falcó, Boyer) se presentó Isabel Preysler ante Trancas y Barrancas como la señora que es. Hay que reconocerle el mérito a Pablo Motos de conseguir los invitados que consigue. Es increíble, en serio. Y de que esos invitados se presten a hacer las cosas que hacen allí. Eso sí, el precio a pagar es caro. Al menos lo que cuestan dos botes de vaselina diarios. Ni siquiera Jordi Hurtadorecuerda la última vez que Pablo Motos hizo una pregunta interesante, con diente. Y así las cosas son siempre más fáciles.

Leer más

Crónica de una sobredosis anunciada

Ilustración de Paco Sordo para Vanitatis © Proporcionado por Vanitatis Ilustración de Paco Sordo para Vanitatis

El día que la iban a matar, Belén Estebanno se levantó a las 5.30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo, como sí hizo Santiago Nasar, personaje memorable de Gabriel García Márquez. No sabemos si, como Santiago, Belén había soñado aquella noche con atravesar un bosque de higuerones ni si se despertó sintiéndose por completo salpicada de cagada de pájaros, aunque esto último es bastante probable, porque olía fuerte esa mañana en Telecinco. Y peor acabaría oliendo en horario de 'prime time'.

Leer más

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon