Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Abrimos el polémico testamento de Miguel Boyer: esto es lo que él estipuló

Vanitatis Vanitatis 07/04/2016 Jesús Manuel Ruiz
© Externa

La guerra Preysler-Boyer no ha hecho más que arrancar. Los hijos del 'superministro', que nunca se llevaron bien con la viuda, Isabel, denuncian que esta les ha puesto impedimentos a la hora de hacer recuento de los bienes en herencia de su padre y están dispuestos a acudir a los tribunales antes de que se organice el reparto de lotes. Al menos, Laura. Hasta ahora, han hablado tanto Miguel Boyer Jr. como la propia Isabel Preysler a través de sus abogados. La una niega, claro, lo que el otro afirma. Pero, ¿qué deseaba el propio Boyer? ¿Qué estipuló en su testamento?

Vanitatis está en disposición de desvelar hoy algunas de las últimas voluntades testamentarias de Miguel Boyer. El exministro de Economía de la primera era González quiso testar para que su patrimonio fuera repartido entres sus legítimos herederos. De las tres partes en las que se divide una herencia en el régimen general (el tercio de legítima, el tercio de mejora y el tercio de libre disposición), la voluntad del último marido de Isabel Preysler fue que el tercio de legítima y de mejora fuera para sus tres hijos a partes iguales.

Miguel Boyer e Isabel Preysler en una imagen de archivo (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Miguel Boyer e Isabel Preysler en una imagen de archivo (Gtres)

Nuestras leyes recogen que la legítima tiene que recaer a partes iguales entre sus descendientes. Distinto es para la mejora. Para este segundo tercio, la ley permite más flexibilidad a la hora de disponer entre los herederos. Bien se puede dejar a todos los hijos o bien a parte de ellos. Este tercio también facilita que el tercio recaiga en los nietos. En el caso de Miguel Boyer ha utilizado la máxima de "todos iguales". El tercio de mejora es también para sus tres hijos: Laura y Miguel, nacidos de su matrimonio con la ginecóloga Elena Arnedo, y para Ana, única hija en común con Isabel Preysler.

A Isabel Preysler le corresponde por ley el usufructo del tercio de mejora. Es decir, Preysler será la poseedora del tercio de mejora, pero los propietarios serán los tres hijos. La opción de testar de Miguel le ha permitido mejorar a su viuda con el tercio de libre disposición, del que se llevará una buena parte.

La incógnita de los legados 

Este tercio de libre disposición, según ha podido conocer Vanitatis, se ha dividido en legados. El legado es una institución de nuestro Código Civil que permite testar a herederos directos o también indirectos parte de la masa hereditaria. Isabel Preysler será propietaria de varios de estos legados, la forma en la que su marido la habría querido compensar ante la poca generosidad que tiene la ley para los viudos y las viudas. Otros legados caerán en sus hijos y también familia directa.

Cristian Boyer, hermano de Miguel, será muy probablemente uno de los beneficiarios de alguno de los legados. Cristian ha tenido una excelente relación con su hermano, hasta el punto que fue el propio marido de Isabel Preysler quien designó en su testamento a Cristian para que ejerciera la figura de albacea (persona que administra) y también de contador-partidor (encargado del reparto) de su bienes. La polémica nace precisamente en esta figura, porque los hijos del desaparecido político aseguran que su tío Cristian no ha hecho nada todavía y que además se lleva 'demasiado' bien con Preysler y Vargas Llosa.

En este momento la herencia de Miguel Boyer se encuentra en pleno proceso de inventariado para después llegar a realizar el cuaderno particional. Miguel Boyer fue previsor hasta en los tiempos de ejecución del reparto de su herencia y dejó escrito que el periodo para resolver su herencia y distribuir podría llegar hasta los 60 meses. Cinco años desde la fecha del fallecimiento del ministro para conocer qué le corresponde a cada uno de los herederos y legatarios. Miguel Boyer murió el 29 de septiembre de 2014, por lo tanto, el reparto se podría retrasar incluso hasta 2019 si así lo estipula el albacea. Un plazo de tres años aún para la polémica. 

Más en MSN:

-Miguel Boyer Jr. sobre Preysler: “Dejó a mi padre pelado en vida”

-Preysler responde a los Boyer en su guerra por la herencia

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon