Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Adele es una mamá con estilo

¡Hola! ¡Hola! 09/12/2015 hola

© Proporcionado por Hola

El tercer disco de Adele, '25' (cada uno de los que ha sacado hasta ahora llevan por título un número que coincide con la edad de la cantante a la hora de escribir el álbum), se esperaba que batiera records mucho antes de llegar a las estanterías de las tiendas, o en su defecto a la librería de iTunes. Precisamente porque no es la primera vez que pasa: Adele es de las pocas artistas de su generación que sgue siendo capaz de vender discos de los de siempre al mismo ritmo que los Rolling Stones o los Beatles.

Lo que ha cambiado entre un disco y otro, en los cuatro años que han pasado desde el lanzamiento de '21' hasta ahora, es que Adele se ha convertido en mamá: en 2012, después de dedicar dos discos a su ex pareja (que ha conseguido permanecer más o menos en el anonimato, a pesar de que las canciones sobre su ruptura se hayan convertido en himnos), la cantante daba a luz a su primer hijo, Angelo, junto a Simon Konecki. Un acontecimiento que Adele ha querido mantener en la más absoluta intimidad, pero que como ella misma ha reconocido, fue el punto de inflexión que le hizo decidirse a volver a los escenarios: "lo hago por él. Ahora sé que el objetivo de todo esto ha sido él. Es parte de mi legado para mi hijo, o mis hijos, si tengo más", explicaba al diario The Guardian a propósito del estreno de 'Hello', el primer single de '25'. En la misma entrevista, la cantante hacía referencia a su hijo de tres años en varias ocasiones, eso sí, sin mencionar directamente su nombre: una suerte de 'trato' consigo misma, el de no decir el nombre del pequeño delante de las cámaras, del que acto seguido, se reía, teniendo en cuenta que lleva el mismo nombre tatuado en la mano.

Una foto publicada por @adele el 2 de Nov de 2015 a la(s) 8:29 PST

A diferencia que otras celebrity moms,Adele no suele compartir a menudo fotos de su hijo: lo ha hecho en una única ocasión, a través de Twitter, en marzo del año pasado, y acompañado de un selfie sin maquillaje en honor del Día Mundial del Agua. La foto, dividida en cuatro partes, recorría las diferentes maneras en las que Adele y su familia utilizan agua en su día a día, incluida una taza de té, un bol de agua para la mascota familiar, una pecera y un biberón.

Aunque la hayamos visto en contadas ocasiones con su 'peque' en brazos, de paseo por el parque o en un aeropuerto, el instinto maternal de Adele está presente en todas sus actuaciones, algo que quedaba claro hace unos días durante su visita al programa de Jimmy Fallon, que se emite en Estados Unidos: sumándose a una inicitiva del presentador, que de vez en cuando invita a músicos a cantar a capella acompañados solamente de intrumentos musicales infantiles, la versión más tierna de 'Hello' acumula ya más de 19 millones de visitas en YouTube en tan sólo dos semanas, seis veces más que la visita de Madonna al programa, y las mismas que Idina Menzel interpretando 'Let It Go', el tema central de la película 'Frozen'.

Uno de los aspectos más comentados del regreso de Adele, junto a su maternidad y sus cifras de ventas, es su cambio de estilo. Al margen de los rumores en torno al peso que Adele ha perdido desde sus primeros pasos en el mundo de la música, el nuevo look de Adele está muy cerca de las tendencias de pasarela, con prendas que a menudo favorecen su silueta en lugar de esconderla, incluyendo los dificíles pantalones de pata de elefante o los pantalones cropped, los abrigos con flecos en colores brillantes, el clásico trench de aire brit, los cuellos de piel de pelo, las maxibufandas, los motivos étnicos o los bolsos, gafas de sol y botines de diseño. Los zapatos estilizados suelen ser su opción de diario excepto cuando sale a pasear con Angelo, donde es más común verla con zapato plano, concretamente zapatillas deportivas.

El negro es un color clave en el armario de Adele, aunque en más de una ocasión ha demostrado no tenerle miedo a los brillos, con looks de lentejuelas de pies a cabeza, o los estampados, incluido el total look de Burberry que llevaba hace unos días en Nueva York, combinando un vestido camisero de la colección otoño-invierno 2015 ceñido a la cintura con un cinturón, y un pañuelo largo en torno al cuello, también sujeto bajo el cinturón; un truco de estilo exprés que hemos visto a menudo entre las fashion insiders. Burberry es una marca 100% británica, como casi todas las firmas preferidas de Adele y entre las que se cuenta Jenny Packahm, que también es una de las diseñadoras favoritas de la Duquesa de Cambrige: de abrigos con maxibotones en el streetstyle, a vestidos ceñidos con efecto troquelado en actuaciones en televisión y entrevistas, casi todos sus looks llevan el sello brit, excluyendo algún que otro vestido de Valentino.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon