Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Adios a Penthouse (en papel)

Logotipo de Zeleb.es Zeleb.es 20/01/2016 zeleb.es
adios,-penthouse,-adios © zeleb.es adios,-penthouse,-adios

Corren malos tiempos para las revistas contenido explícitamente sexual. Si Playboy ya dijo adiós a los desnudos, ahora Penthouse echa el cierre a su edición en papel.

Penthouse se despide de los kioscos.

A partir de ahora, será una web más en el ingente océano de material para adultos que funciona a lo largo y ancho de internet.

Sus portadas, siempre un paso más allá de Playboy (más osadas o más zafias, según quien lo juzgue), quedarán para la historia pero ya no habrá más.

numero-2-de-penthouse © Proporcionado por Zeleb.es numero-2-de-penthouse

Penthouse se fundó allá por 1965 en el Reino Unido pero fue en Estados Unidos donde tuvo una difusión masiva.

Su creador fue Bob Guccione.

En los buenos tiempos de Penthouse, Guccione pasaba por ser uno de los hombres más ricos de Estados Unidos.

penthouse-de-antaño © Proporcionado por Zeleb.es penthouse-de-antaño

Pero nada es para siempre.

La fórmula Penthouse: ir un paso más allá

Playboy siempre optó por lo soft pero allí estaban Larry Flint con Hustler y Bob Guccione con Penthouse para ir mucho más lejos.

penthouse-al-limite © Proporcionado por Zeleb.es penthouse-al-limite

De hecho, Penthouse  (ante la amenaza de que su público se fuera al porno puro y duro) llegó a publicar sexo explícito y sin contemplaciones y no sólo desnudos.

En Gran Bretaña se optó por otra solución: convertirse en una revista fina. Para ello Penthouse UK contrató a fotógrafos de moda e intentó una curiosa mezcla de erotismo, tendencias y tono culto. 

Ni una cosa ni otra funcionaron.

Penthouse (como Playboy y Hustler) fue descendiendo sus ventas dramáticamente hasta que en 2003 la empresa editora se declaró en bancarrota.

Al final, tras andar dando tumbos, Penthouse acaba en 2005 manos de una inmobiliaria de Florida y rebaja el nivel sexual de sus contenidos.

Pero (¡ay!) ya era demasiado tarde.

penthouse-dice-adios-a-su-edicion-en-papel © Proporcionado por Zeleb.es penthouse-dice-adios-a-su-edicion-en-papel

El tiempo de Penthouse, en parte, parece haber pasado.

Las portadas míticas de Playboy son historia.

Y el tacto del papel satinado que tenía Penthouse también se convertirá en un recuerdo de esos que, a juicio del replicante, se desvanece como "lágrimas en la lluvia".

No nos pongamos solemnes, en cualquier caso.

penthouse-se-pasa-al-digital-puro © Proporcionado por Zeleb.es penthouse-se-pasa-al-digital-puro

La vida es así y publicaciones como Penthouse se han visto superadas por el afán exhibicionista de nuestras celebrities (véase el furor nudista de Miley Cyrus, el Instagram sin pudor de Kim Kardashian o cómo sale Nicki Minaj al escenario).

El desnudo forma parte de lo cotidiano en el show bussines y se cuela, más o menos disimulado, en las alfombras rojas más exclusivas.

Con que toca cambiar de tercio.

Penthouse, en un comunicado que ha publicado el Wall Street Journal, dice que toma otro rumbo para "reinventarse".

Atrás quedan sus ventas millonarias. 

penthouse-del-78 © Proporcionado por Zeleb.es penthouse-del-78

Si Playboy deja los desnudos y Hugh Heffner vende su mansión, Penthouse se queda en el mundo de lo digital y que sea lo que el Diablo quiera.

Malos tiempos para las publicaciones de adultos. 

Bob Guccione, el fundador de Penthouse, se ahorró (al menos) ver su creación convertida en algo tan diminuto. Murió en 2010. Había vendido su revista a unos tipos de Florida del negocio inmobiliario pero, al menos, Penthouse seguía vendiéndose en papel. Ya no.

Bye bye, Penthouse.

Fotos: Penthouse

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Zeleb

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon