Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Alberto y Paola de Bélgica se convierten en bisabuelos por primera vez

Vanitatis Vanitatis 17/05/2016 Núria Tiburcio

La familia real belga está de celebración. Este mismo martes,el príncipe Amadeo de Bélgica, sobrino del rey Felipe, y su esposa, Elisabetta Rosboch, se han convertido en padres de una niña que ha pesado 3,3 kilos y que ha medido 52 centimetros. Este ha es la primera hija para la pareja, la primera nieta para la princesa Astrid y la primera bisnieta para los anteriores soberanos, Alberto y Paola. El feliz alumbramiento se ha producido en el Hospital Saint-Pierre University de Bruselas y, tal como ha comunicado el palacio, "tanto la madre como la pequeña se encuentran en perfecto estado de salud". 

El príncipe Amadeo y su esposa Elisabetta (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis El príncipe Amadeo y su esposa Elisabetta (Gtres)

Por el momento se desconoce el nombre de la recién nacida así como el título que llevará. Hace unos meses, y suponemos que tras conocer la información de que la Elisabetta estaba embarazada, la Casa Real belga hizo una aclaración sobre aquellos miembros de la familia que deben llevar el título de príncipes de Bélgica. El nuevo código asegura que solo los hijos y nietos de reyes pueden ostentar esta dignidad. Así pues, este niña y los que tengan los otros cuatro hermanos de Amadeo no serán príncipes, pues no son nietos de reyes. Sí que llevarán este título los futuros hijos de Elisabeth, Gabriel, Emmanuel y Eleonore, pues sus abuelos, en este caso Felipe y Matilde, son los actuales soberanos.

El propio Amadeo tuvo hace relativamente poco problemas con su título de príncipe de Bélgica. El joven perdió sus derechos sucesorios al trono belga -ocupaba el quinto lugar- por no haber pedido consentimiento a su tío, el rey, para casarse con Lili Rosboch, algo indispensable según el artículo 85 de la Constitución. Sin embargo, unos meses después el monarca sorprendía anunciando que sí le había concedido el permiso pertinente a su sobrino y que este seguía teniendo la misma posición que antes de su matrimonio. La que no posee el título de princesa de Bélgica es Elisabetta, a quien se la conoce con la fórmula princesa Amadeo de Bélgica, algo muy común en Reino Unido. Veáse a la princesa Michael de Kent. 

El título que sí se supone que llevará la pequeña es el de archiduquesa de Austria Este, dignidad que herederá de su abuelo paterno, Lorenzo de Austria-Este. En este caso, todos los descendientes de alguien que lleve este título, sean hombres o mujeres, ostentan también la dignidad.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon