Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Alborch y Conde, la vieja guardia del PSOE arropa a Lola Herrera

Vanitatis Vanitatis 23/06/2016 Jesús Manuel Ruiz

Lola Herrera no está sola en el escenario. Lo parece, pero no es así. Dos exministras socialistas acudían este martes por la noche al teatro Reina Victoria, donde se interpreta 'Cinco horas con Mario', de Miguel Delibes. Una puesta en escena que tiene lugar por dos motivos especialmente: el 50 aniversario de la publicación de la obra de Delibes y la llegada como propietario y empresario al Reina Victoria del comunicador Carlos Sobera. El presentador de la ceja compraba este espacio escénico centenario a sus antiguos dueños el pasado mes de marzo.

Entrada del teatro Reina Victoria de Madrid (Vanitatis) © Proporcionado por Vanitatis Entrada del teatro Reina Victoria de Madrid (Vanitatis) Carmen Alborch entrando a ver la función de Lola Herrera (Vanitatis) © Proporcionado por Vanitatis Carmen Alborch entrando a ver la función de Lola Herrera (Vanitatis)

Carmen Alborch Bataller, ministra de Cultura con Felipe González, y Rosa Conde Gutiérrez del Álamo, ministra portavoz del Gobierno entre 1988 y 1993, también con González, llegan juntas al teatro de la Carrera de San Jerónimo, que se ubica a pocos metros del que fuera su antiguo puesto de trabajo, el Congreso de los Diputados. Alborch y Conde fueron puntuales. Las exministras valenciana y malagueña se sientan en la fila 6 del patio de butacas. Carmen y Rosa son admiradoras del texto de Delibes y de la interpretación de Herrera en la función que la encumbró a lo más alto de su carrera hace casi 40 años. Al finalizar la función, Alborch y Conde se levantan y aplauden a la actriz como el resto del patio de butacas. La admiración es mutua. Lola Herrera nunca ha escondido que su corazón y su voto es socialista. Sin embargo no ha querido hacer campaña electoral apoyando a ningún partido a lo largo de su vida. Lola Herrera tiene claro su voto, pero nunca lo ha hecho público ante una plataforma electoral. Lola Herrera lo habla, pero no lo vocifera ni tampoco lo expone en plataformas multitudinarias. "Yo no hago campaña porque con mi trabajo tampoco hacen campaña los políticos", explicaba en una ocasión Herrera a Vanitatis.

En la función de este pasado 21 de junio en el teatro Reina Victoria, el público es adolescente. La mayoría de las butacas están ocupadas por jovencitos que cursan el bachiller y quizás sea obligatorio leer al maestro Delibes. La generación asistente no se hace fotos con Carmen Alborch o Rosa Conde. Son mujeres de otra época. Demasiados jóvenes o demasiado rápido han pasado los 30 años que separan a las Carmen Alborch y Rosa Conde políticas de las Rosa Conde y Carmen Alborch ciudadanas.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon