Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Alejandro Santo Domingo y Lady Charlotte Wellesley, un bodorrio con sabor andaluz

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 29/05/2016 J. Madrid

Prometía ser un gran espectáculo, y lo fue. El enlace granadino de Alejandro Santo Domingo, tío de Tatiana, y Lady Charlotte Wellesley, hija del duque de Wellintong, en Íllora, una pequeña localidad de Granada, estuvo a la altura de las expectativas. Poco antes de las seis de la tarde comenzaron a llegar muchos de los invitados a pesar del clíma de lluvia contínua y los nubarrones que amenazaban con empaparlos. Entre los asistentes más destacados se encontraban el Rey Don Juan Carlos, que también acudió a la fiesta preboda, Andrea Casiraghi y su mujer,Tatiana Santo Domingo, la modelo Eva Herizova y la duquesa de Cornualles, que acudió sin Carlos de Inglaterra. 

Charlotte Wellesley llegando a la iglesia de la Encarnación (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Charlotte Wellesley llegando a la iglesia de la Encarnación (Gtres)

La novia iba vestida, como no podía ser de otra manera, de blanco impoluto. Con la melena recogida y una sonrisa perenne, Charlotte lució un modelo que le dejaba los hombros al descubierto, liso y de líneas rectas. Por su parte, el novio prefirió la sencillez del gris y la camisa blanca, un atuendo de lo más formal que fue admitado por todos los invitados. Algunos de ellos ya sabían lo que era acudir a Íllora invitados por el duque de Wellington. Camila, por ejemplo, ya acompañó a Carlos de Inglaterra a una visita por la impresionante finca donde, después del 'sí, quiero' en la iglesia de la Encarnación, tuvo lugar la esperada celebración. 

Camilla de Cornualles, una de las invitadas (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Camilla de Cornualles, una de las invitadas (Gtres)

[Así es Finca La Torre, el escenario donde se casaron los novios]

Tras una verja negra se esconden 955 hectáreas de un coto de caza que suelen pisar desde el príncipe Carlos de Inglaterra hasta Carolina de Mónaco. Allí es donde acudieron los invitados para festejar la felicidad de los novios. La torre de los ingleses, la finca de los Wellington, la Dehesa Baja de Íllora o el Gibraltar de Íllora son algunos de los nombres con los que se conoce a este emblemático lugar, la Finca La Torre, que también ha sido objeto de la polémica al ser reclamado por algunos de los habitantes del pueblo, firmes defensores de la teoría que asegura que la propiedad les fue arrebatada por nobles ingleses hace varios siglos. 

Con respecto al atuendo de los invitados, hay que resaltar la sencillez que volvió a predominar en el vestuario de Tatiana Santo Domingo. La joven, acompañada de su inseparable marido, Andrea Casiraghi, lució una camisa oscura y un vestido estampado con un bolso a juego. Además, optó por el pelo suelto en contraposición a la regia formalidad de otras asistentes al enlace. Y es que la flor y la nata, lo elegante y lo rocambolesco, se concentraron en esta boda con sabor andaluz que ha hecho que muchos de los habitantes de Íllora no hayan pegado ojo en toda la noche de este sábado y hayan permanecido muy atentos al que, para el pequeño pueblo granadino, ha sido uno de los grandes acontecimientos de esta década.  

_____________________________________________________

Ver ahora: Collage Vintage nos muestra por qué es fan de los Levi's 501

La 'blogger' de moda Collage Vintage nos cuenta en este vídeo las claves de su estilo -ecléctico y con gusto por la experimentación- y por qué es fan de los Levi's 501. Ella los prefiere de talle alto y con tacones. ¿Y tú?

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Prometía ser un gran espectáculo, y lo fue. El enlace granadino de Alejandro Santo Domingo, tío de Tatiana, y Lady Charlotte Wellesley, hija del duque de Wellintong, en Íllora, una pequeña localidad de Granada, estuvo a la altura de las espectativas. Poco antes de las seis de la tarde comenzaron a llegar muchos de los invitados a pesar del clíma de lluvia y los nubarrones que continuamente amenazaban con empaparlos. Entre los asistentes más destacados se encontraban el Rey Don Juan Carlos, Andrea Casiraghi y su mujer, Tatiana Santo Domingo, la modelo Eva Herizova y la duquesa de Cornualles, que acudió sin Carlos de Inglaterra. © Externa Prometía ser un gran espectáculo, y lo fue. El enlace granadino de Alejandro Santo Domingo, tío de Tatiana, y Lady Charlotte Wellesley, hija del duque de Wellintong, en Íllora, una pequeña localidad de Granada, estuvo a la altura de las espectativas. Poco antes de las seis de la tarde comenzaron a llegar muchos de los invitados a pesar del clíma de lluvia y los nubarrones que continuamente amenazaban con empaparlos. Entre los asistentes más destacados se encontraban el Rey Don Juan Carlos, Andrea Casiraghi y su mujer, Tatiana Santo Domingo, la modelo Eva Herizova y la duquesa de Cornualles, que acudió sin Carlos de Inglaterra.
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon