Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Amy Irving, la pelirroja que 'desplumó' al gigante Steven Spielberg

Vanitatis Vanitatis 09/07/2016 Jose Madrid

El rey Midas de Hollywoodestrena este fin de semana 'Mi amigo el gigante'. Una de las constantes de las entrevistas que ha dado alrededor del mundo con motivo de su nueva película tiene que ver con su papel como abuelo. Muchos dirán que Spielberg ya no está para muchos trotes, pero lo cierto es que un repaso a su primer matrimonio con Amy Irving trae a la memoria aquellos tiempos en los que el director de 'E.T.' fue todo un rompecorazones y tuvo que desembolsar un buen dineral para poder irse con la mujer que quería, la que a la postre se convertiría en su segunda esposa. Sin embargo, el inicio de su primer matrimonio, esa historia de amor que acabó rematadamente mal, ocurrió entre cámaras, en un plató de cine. Brian de Palma había dirigido a Irving en 'Carrie' y un día la llevó al plató donde Spielberg rodaba 'Encuentros en la tercera fase'. El flechazo, cuentan, fue instantáneo.

Kate Capshaw, la tercera en discordia © Proporcionado por Vanitatis Kate Capshaw, la tercera en discordia

Pocos meses después, la pareja se fue a vivir a una casa. Spielberg vivía por aquel entonces una época de éxitos profesionales que lo habían colocado en la cúspide. 'Tiburón' lo había confirmado como el gran orquestador de 'blockbusters' y le llovían las ofertas. Irving, sin embargo, no tenía demasiada fortuna en su carrera como actriz. Por ejemplo, estuvo a pocos pasos de ser la heroína de Indiana Jones en 'En busca del arca perdida' (1981), pero las continuas discusiones con su novio la acabaron alejando del proyecto. Tuvieron que pasar casi cinco años para que la pareja se reconciliase, a mediados de los 80. Tras tener un hijo, Max, las aguas volvieron a su cauce. Tan feliz fue la reconciliación que incluso acabaron pasando por el altar el 27 de noviembre de 1985. Sin embargo, la felicidad no les iba a durar demasiado.

Tal y como se encargan de recordar aquellos (pocos, a decir verdad) que echan pestes de la vida personal de Steven Spielberg, este inició un romance extramatrimonial mientras rodaba 'Indiana Jones y el templo maldito'. La afortunada fue Kate Capshaw, damisela en peligro en aquella película de aventuras pese a que su interpretación fue muy criticada. Lo único que la actriz pareció hacer bien fue tener un lío con el director. Por aquel entonces se dijo que Amy se enteró y puso el grito en el cielo, pero lo cierto es que fue Spielberg el que acabó abandonando a su mujer y solicitando el divorcio. Viéndolas venir, el director hizo todo lo posible por esgrimir un acuerdo prematrimonial que había firmado para que Irving no acabase chupándole la sangre. Pero ella fue bastante lista a la hora de revocar ese argumento. Los abogados de Amy dijeron que la firma se había estampado "sobre una servilleta" y que no había ningún letrado delante para dar validez legal al escrito.

Amy Irving y Steven Spielberg al principio de su noviazgo © Proporcionado por Vanitatis Amy Irving y Steven Spielberg al principio de su noviazgo

Lo que siguió fue inevitable para Spielberg, que vio cómo su infidelidad le salía muy cara. Exactamente fueron unos 100 millones de dólares los que tuvo que desembolsarle a Irving. En 1989, y con su dineral bajo el brazo, Amy aceptó el divorcio. Mientras que él se casó (y sigue) con Kate Capshaw, ella hizo lo propio en dos ocasiones: una con el director brasileño Bruno Barreto y otra con el documentalista Kenneth Browser. Aunque en la meca del cine no tuvo mucho que hacer como actriz y hoy en día poca gente la recuerda, ella sigue teniendo el honor de haber sacado unos buenos cuartos a una de las personalidades más ricas de Hollywood; alguien que, por otra parte, siempre se ha caracterizado por la generosidad de su bolsillo. Todo depende de quién lo cuente, claro.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon