Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ana Boyer y su anillo ¿de pedida?

Vanitatis Vanitatis 12/09/2016 Paloma Barrientos

Desde que dejó su trabajo como consultora para seguir a su novio, Fernando Verdasco, en los circuitos internacionales de tenis, Ana Boyer ha ido mostrando esa nueva faceta de 'acompañante' en sus redes sociales. Y precisamente han sido esas imágenes las que han vuelto a poner de actualidad la posible boda de la pequeña de la saga Preylser y el tenista.

¿Y cuál ha sido la clave? Ni más ni menos que un anillo que luce en su dedo corazón desde hace unas semanas. Una sortija aparentemente de brillantes que se suele utilizar en las pedidas de mano o como previa a la alianza matrimonial. El hecho de que la niña Preylser sea poco dada a lucir abalorios es lo que llama la atención. Tampoco lo hace en los reportajes promocionales utilizando la firma Rabat que tiene a la madre como reclamo publicitario.

Fernando Verdasco con Ana Boyer (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Fernando Verdasco con Ana Boyer (Gtres)

Hasta ahora, Ana solo lucía, en su vida personal y publicitaria, un colgante con un único brillante regalo de su novio en el primer aniversario de su noviazgo. La pregunta del millón es si este anillo es el preludio a esa boda que la pareja negó en sus redes sociales y que las amistades confirmaron al tratarse de un comentario que la propia Ana hacía con su círculo más cercano.

¿En busca de fecha?

Según confirmaron antes del verano a Vanitatis, su idea de contraer matrimonio era un tema que la pareja trataba como una decisión futura que tendría agosto del año que viene como posible fecha.

A diferencia de sus hermanos, la vida amorosa de Ana no ha sido llamativa. Públicamente solo se le ha conocido esta pareja seria. Cuando murió Miguel Boyer, Verdasco, que se encontraba en China participando en un torneo, voló a Madrid para estar con su novia. Ese día también se conocieron los padres del tenista eIsabel Preysler.

Su encuentro también fue casual porque hasta que no coincidieron en un concierto de Enrique Iglesias, al que Verdasco acudió con su hermana, sus mundos no tenían nada que ver. Esa noche el tenista pidió al cantante que le presentara a la pequeña de la casa. Y así fue. No volvieron a verse hasta el verano siguiente, que coincidieron en Ibiza y se hicieron novios.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de la televisión. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon