Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ana y Alberto, una de las más grandes historias de amor jamás contada

Vanitatis Vanitatis 11/10/2016 Raúl de la Riva

Acabo de volver a ver 'Casablanca'. Me emociona este cine. Me emocionan las historias de amor que pudieron ser y nunca fueron; las que arrancan lágrimas, las de pasionales besos sellados con un adiós quién sabe si irreversible.

Y pienso en Ana. En Ana (Paula Echevarría) y Alberto (Miguel Ángel Silvestre). Y siento un poco de pesadumbre por ella… Por los dos, en realidad. Creo que la de Ana y Alberto es una de esas grandes historias de amor con las que la literatura y el celuloide nos han entretenido. Siento que he vivido junto a ellos un 'Romeo y Julieta' o un 'Casablanca', pero de verdad.

Echo la memoria atrás y recuerdo a esos dos adolescentes que tonteaban entre los recovecos de estas galerías, que se ponían ojitos mirándose a distancia y que se lanzaban esos aviones de papel cargados de amor. ¿Alguien me puede dar una muestra más romántica de amor que esos avioncitos de papel? Lloro emocionado solo con hacer esta pregunta.

Ana y Alberto, pareja protagonista de 'Velvet' © Proporcionado por Vanitatis Ana y Alberto, pareja protagonista de 'Velvet'

Los dos, y desde bien jóvenes, ya intuían que su amor iba a ser tan complicado como el de las grandes historias que habían visto en el cine. La distancia -en espacio y social- que los separaba pendía de su relación como esa gran espada de Damocles, amenazando continuamente la supervivencia de un amor puro.

Y Alberto se marchó a Londres -lo enviaron, mejor dicho- y Ana creció entre telas y patrones en los talleres de las galerías. Él se hizo un hombre -¡qué hombre!, por cierto- y ella mujer.

Alberto, a punto de besar a Ana en 'Velvet' (Atresmedia) © Proporcionado por Vanitatis Alberto, a punto de besar a Ana en 'Velvet' (Atresmedia)

En una gran historia de amor como ha sido esta, en su reencuentro, no pudo menos que aflorar todo cuanto sentían el uno por el otro. Pero, de nuevo, las vicisitudes y las actitudes estúpidas de algunos -entre los que yo me cuento- separaron los caminos de Ana y Alberto. Y ellos, quién sabe ya si cansados de quererse y no tenerse, también acumularon errores que hirieron al otro.

Imagen promocional de Paula y Miguel Ángel en la serie 'Velvet' (Atresmedia - Roberto Garver) © Proporcionado por Vanitatis Imagen promocional de Paula y Miguel Ángel en la serie 'Velvet' (Atresmedia - Roberto Garver)

Y viendo 'Casablanca' he llorado. He llorado por Alberto y Ana. Porque ahora que veo a Albertito, fruto del amor de los dos; ahora que veo el éxito de Ana y que vivo con ella la realización de un sueño… no puedo dejar de pensar en lo injusta que ha sido la realidad con esta pareja en 'Velvet'.

Escribo estas líneas entre la emoción y la rabia, preguntándome si todavía un milagro inesperado aguarda a Ana en el incierto futuro. Como un niño que se sienta feliz a ver 'Casablanca' por primera vez, espero ingenuo que la historia de Ana y Alberto tenga un final feliz en el que se puedan besar hasta la eternidad. Soy tan ingenuo como soñador…, pero no me cabe duda de que la suya es una de las más grandes historias de amor jamás contada.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon