Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Angelina Jolie y el increíble gesto que hizo feliz a dos gemelos en Los Ángeles

¡Hola! ¡Hola! 01/09/2016 hola

http://www.hola.com/imagenes/cine/2016090188074/angelina-jolie-oso-peluche/0-387-288/angelina-jolie-gemelos3d-d.jpg

http://www.hola.com/imagenes/cine/2016090188074/angelina-jolie-oso-peluche/0-387-288/angelina-jolie-gemelos3d-d.jpg
© Proporcionado por Hola

Una hazaña como esta solo podría ser protagonizada por alguien como Angelina Jolie. El pasado fin de semana los hermanos Allen y Brandon Alexander salieron a la calle en Los Ángeles para poner a la venta un oso de peluche gigante, de más de dos metros de altura, por un precio de 50 dólares (45 euros). Los pequeños colocaron a su oso en un banco y con un cartel de “Se vende” esperaban a que alguien les comprara su particular peluche. Su padre, Tim, grabó en vídeo la desmoralización de sus pequeños porque lllevaban una hora sin que nadie parase, hasta que un lujoso Cadillac blanco se detuvo.

La sorpresa fue mayúscula cuando descubrieron que la persona que había bajado de aquel coche era Angelina Jolie con su hija Shiloh. Los padres de los pequeños quedaron asombrados con la aparición de la actriz que no dudó en comprar el peluche y quiso darles una propina, puesto que les dio el doble del precio al que lo vendían (50 dólares a a cada uno), además de compartir una agradable charla y desacar lo bien que habían hecho su trabajo como vendedores. Lo más complicado llegó al intentar meter el oso en el maletero, que finalmente y con la ayuda de todos lo lograron.

Allen y Brandon no tenían ni idea de quien era su compradora, hasta que su padre les comentó que se trataba de una de las actrices que había prestado su voz para la película animada de Kung Fu Panda. Con esa referencia, los niños entendieron el porqué de la emoción de su papá. Los pequeños vendedores, no pudieron disimular su emoción no sólo por conocer a la actriz sino por haber vendido su oso y haberse llevado a casa el doble del dinero que habían pedido en un principio.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon