Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Anna, la hija de Carlos Saura que se ha estrenado en el papel cuché

Vanitatis Vanitatis 16/03/2016 Jose Madrid

“Sorprendidos”. Así admitían sentirse muchos de los allegados a Anna Saura, hija del mítico director, este miércoles al verla en el reportaje de una conocida publicación rosa junto a Elena Furiase. “¡No le pega nada!”, nos dicen al otro lado del teléfono. La hija del realizador cumplió 21 años este diciembre y es, según cuenta su círculo a Vanitatis, “un motor en marcha” que, al parecer, ha decidido “por su cuenta y riesgo” que sería bueno aparecer en las páginas de una revista del corazón. Hija de Saura y de la actriz Eulalia Ramón, la joven estudia 4º de Periodismo y Publicidad y hace sus pinitos en ambos campos. Por un lado, ayuda a su padre en la promoción de sus películas (“Ahora mismo está muy implicada en 'La Jota', su última peli”) y por el otro, hace prácticas en el departamento de marketing de Prisa.

Anna Saura en Venecia (Facebook) © Proporcionado por Vanitatis Anna Saura en Venecia (Facebook)

Morena, de rasgos muy parecidos a su también conocida madre y “siempre dispuesta a mostrar una sonrisa o al apasionamiento en cualquier actividad”, Anna es “divertidísima y una caja de sorpresas”, según comentan a este medio aquellos que la conocen. Su origen es el de una búsqueda, la del propio director de 'Cría cuervos' que, tras ser padre de seis hijos varones, deseaba saber lo que significaba ser el padre de una niña. Ella fue el fruto de aquel anhelo paterno que se acabó convirtiendo en realidad. “En cierto modo, Anna ha vivido el síndrome de la hija única. Muchos de sus hermanos le llevan más de veinte años por lo cual el trato no ha sido el normal entre hermanos. Ella ha sido una niña criada sin hermanas y con necesidad de tener amigas y amigos que tuviesen su misma edad o intereses”. Aficionada “al Barça, a salir de copas y al gimnasio”, la joven procura cuidarse físicamente y lucir siempre su mejor aspecto como da buena cuenta su perfil en Twitter, en el que no es difícil verla haciendo esquí acuático, de marcha con sus amigas o posando junto a su padre, con el que ha paseado palmito por la Seminci de Valladolid o por la gala de los Fotogramas de Plata de 2013.

Anna Saura (Facebook) © Proporcionado por Vanitatis Anna Saura (Facebook)

“La unión entre ellos es muy fuerte. Carlos la adora. Date cuenta de que en sus películas está muy presente el universo femenino. Lo ves en cosas tan distintas como '¡Ay, Carmela!' o 'Sevillanas'. Él siempre quiso tener esa niña, que le llegó a los 63 años, cuando lo más fácil es que fuese abuelo. Él la adora”. Aunque tras nuestras preguntas nos queda clara la adoración que el director siente por su hija, con la que aseguran que es fácil verle en sus producciones, cuesta más trabajo averiguar si la joven tiene novio o no. “Algo habrá habido por ahí, pero eso es algo que debe contar ella misma”. A la pregunta de si la ven o no en el mundillo rosa, sí que responden bastante tajantes: “Su sensibilidad y la de su padre jamás se lo permitirían”, aseguran sin titubear.

Genio del cine y padre entregado

Anna junto a Carlos Saura en Venecia (Facebook) © Proporcionado por Vanitatis Anna junto a Carlos Saura en Venecia (Facebook)

El binomio entre el padre octogenario y la hija veinteañera “es muy total”. Juntos han compartido viajes a Venecia, largas sesiones de cine clásico “para cultivar su sentido estético” y festivales de cine. A Saura nunca le ha importado posar junto a su hija, bien sea para una red social o ante los 'flashes' de los fotógrafos. “Él ya sabe bien lo que es aparecer en los medios, cinematográficos o no. Cuando estuvo unido a Geraldine Chaplin se les podía ver en publicaciones bien distintas. Claro que la prensa del corazón era muy diferente en los años 70”. Los allegados no saben de qué forma habrá reaccionado el veterano director ante el reportaje 'rosa' de su hija, pero saben que “siempre le ha dado mucha libertad: para decidir cuál es su lugar en el mundo y para tener la oportunidad de dedicarse al cine o a lo que ella quisiera. La última palabra, a la hora de elegir qué estudiar o qué hacer con su vida, siempre la ha tenido ella”.

De casta le viene al galgo y por eso a la joven le “encantan los rodajes”. Tiene sentido. Así se completa el círculo de una “chica criada en la modernidad” que incluso asistió a la boda de sus padres cuando estos se casaron en la más estricta intimidad un 6 de abril de 2006. Aquella niña que vio a sus padres pronunciar el 'sí quiero' ya es una mujercita que visibiliza parte de la vida privada de uno de los indiscutibles genios de nuestro cine. “Cría cuervos y te sacarán los ojos”, decía el refrán. En el caso de Saura y a juzgar por las benevolentes anécdotas que cuentan sobre su hija, parece que el dicho está lejos de cumplirse.  

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon