Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Arévalo con Bertín: la muerte de su mujer, sus problemas familiares y la 'paella Real'

Vanitatis Vanitatis 04/02/2016 M. P.

El humorista Paco Arévalo ha sido el último invitado de Bertín Osborne. El cantante se desplazó hasta Valencia para compartir con su 'hermano' su charla más íntima hasta el momento, que hemos podido ver este miércoles en el programa 'En la tuya o en la mía'. Después de toda una vida juntos y de subirse con él al escenario cada semana con su obra teatral, Bertín entró en casa de su inseparable amigo y de una de las personas que mejor lo conoce para descubrir más acerca de su vida. 

Arévalo le habló de su familia, su carrera y le enseñó a hacer una paella a la leña. El humorista se encuentra en uno de los momentos más difíciles de su vida tras el fallecimiento de su mujer hace un mes y medio. Te contamos las claves de la entrevista.

['En la tuya o en la mía' fue lo más visto de la noche con un 20,5% de share y 3.789.000 espectadores. Aquí te contamos todas las audiencias]

Una boda de penalti

Arévalo conquistó a su mujer Elena imitando a Cantinflas y se hicieron novios con 18 años. Ella se quedó embarazada "antes de tiempo" y fue Arévalo quien se lo tuvo que contar a su suegro, un hombre "de misa diaria". "Le dije que nos íbamos a casar. Me decía que más adelante y le dije que no, que como va a tener un niño ya nos casábamos", desveló entre risas.

© Proporcionado por Vanitatis

La trágica muerte de su mujer

El momento más emotivo de la noche llegó cuando el humorista recordó la muerte de su mujer, que falleció poco antes de la entrevista con Bertín a causa de un cáncer con el que llevaba años luchando.

"Llevábamos 52 años juntos, la conocí a los 17 años (...) Tras mucha quimioterapia, al cabo de tres años, le dieron el alta. Sin embargo, le afectó al cerebro y ya no hubo nada que hacer", confesó el entrevistado.

Arévalo no perdió el humor ni en los momentos más trágicos, y siempre consiguió sacar una risa a su mujer 'haciendo el payaso': "El último año y pico he llorado tanto... Cuando sabes que ya se va a ir. Se fue en silencio, sin darse cuenta y con la sonrisa. Era mi mujer, mi madre, mi padre… era todo para mí".

El día de la muerte de su mujer él se encontraba en Ciudad Real, pero se queda con la tranquilidad de haberse despedido de ella. "He estado todos los días durmiendo con ella cogiéndole la mano y dándole muchos besos, todos los besos que me hubiese gustado darle y más", recordó.

© Proporcionado por Vanitatis

La muerte de dos de sus hijos

Arévalo no solo ha hecho frente al fallecimiento de su mujer, pues antes se ha enfrentado a la muerte de dos de sus hijos. "El primero se murió al mes y mi hijo Kike se murió con 27 años. Era un fenómeno (...) Cuando murió, Gila me dijo que tuviese una foto de mi hijo y la besase antes de salir al escenario. Lo hago siempre", explicó.

Sus otros dos hijos son Paco, un buen actor que trabaja con él como regidor, y Nuria, que sufre Síndrome de Williams, un trastorno del desarrollo. "Ella es mi tesoro, me hace mucha compañía", aseguró. Además, presumió de tener "una nieta guapísima con 13 años"; y aseguró que es un abuelo moderno que está enganchado a Twitter.

No ve a su padre por su hermana

El gran referente en quien se ha mirado siempre Arévalo es su padre, un cómico torero. "Charlot le dijo que nunca había visto una tan imitación tan buena de él y además encima con un toro", dijo con admiración.

Ahora su padre tiene más de 90 años y apenas le ve porque vive con una hermana con la que no se habla: "Es una tristeza, pero he superado la muerte de dos hijos y de mi mujer. Estos años con mi mujer enferma, ella no ha llamado ni ha venido. Sé que con mi padre me he portado bien y sabe que le adoro".

Del desahucio al éxito

Arévalo siempre quiso ser cómico como su padre, pero antes de que le llegase la oportunidad trabajó como camarero, dependiente y aprendiz.

Su primera actuación le llegó en un momento de desesperación. Casado y con tres hijos, se quedó sin trabajo y casi desahuciado. Unos amigos le propusieron trabajar en humor y le montaron la primera actuación en una sala. “Estuve dos horas haciendo de Cantinflas, de Charlot… gusté mucho y me quisieron contratar. Hice tablas y me recorrí todo los cabarets de España”, recordó.

Después se convirtió en el rey de los cintas de humor y más tarde llegó su gran éxito con ‘Un, dos, tres’, donde cada semana hacía un personaje.

© Proporcionado por Vanitatis

La 'paella Real'

Si Ana Obregón hizo una paella a Steven Spielberg, Arévalo no se queda atrás y cocinó otra para la infanta Elena. ¡Como lo lees! El humorista le enseñó a Bertín los secretos de su paella cocinada a fuego de leña. Ambos compartieron mesa y un buen rato con Fernando Esteso.

Bertín aprovechó el encuentro para contar la anécdota de la primera vez que esquió; una experiencia llena de obstáculos en la que el objetivo era conquistar a una chica. Arévalo, por su parte, intentó aprender a montar a caballo a pesar de su ciática y mostró a su amigo el juego de la yenga con el clásico duelo de preguntas de ‘En la tuya o en la mía’.

[Ver: 'Pablo Iglesias, las razones por las que se resiste a verse con Bertín Osborne]

¿Qué te ha parecido la entrevista?

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de la televisión. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon