Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Así es Ana Rosa Fernández, la "preocupada" esposa de Conde-Pumpido

Vanitatis Vanitatis 08/03/2016 J. Madrid

“Me dicen: 'Podrías ser modelo' pero, mira, soy abogado. Además, para ser modelo tendría que matarme a abdominales”. La frase pertenece a una entrevista hecha a Cándido Conde-Pumpido, abogado e hijo del exfiscal general del Estado que, hasta hace poco tiempo, era algo así como el nuevo 'sex symbol' de los tribunales debido a su defensa del juez Elpidio Silva, caso que lo llevó a los platós de televisión. El joven de 35 años incluso apareció en la lista de los más elegantes elaborada por Vanitatis hace unos meses. Sin embargo, esta semana ha sufrido un duro varapalo, ya que en un informe de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales de la Policía se le incluye como presunto colaborador en el fraude fiscal llevado a cabo por más de diez prostíbulos, aunque él se ha encargado de desmentirlo. Bastante dado a compartir en las redes sociales los elogios mediáticos que ha ido cosechando por su atractivo físico, poco se sabe de la mujer con la que se casó en 2014 y que ahora parece estar “bastante preocupada por lo que puede suponer para él estar metido en ese embrollo”, según cuentan a Vanitatis fuentes cercanas a la pareja.

Ana Fernández Mora en una imagen de su cuenta © Proporcionado por Vanitatis Ana Fernández Mora en una imagen de su cuenta

Mujer apasionada con su trabajo, Ana Rosa Fernández Romero está dedicada en cuerpo y alma a la clínica Anfis, situada en la madrileña calle de Arturo Soria. En el centro, que fundó ella misma junto a otros socios, es donde ejerce su labor como fisioterapeuta y “es bastante querida por todos los clientes que acuden allí”. El centro, que abrió sus puertas en 2004, es uno de los más populares del barrio y, según cuentan, Ana “siempre se ha sentido orgullosa de la súbita fama de su marido hasta el punto de presumir y bromear entre amigas sobre los artículos que lo presentaban como un verdadero sex symbol”. Fisioterapeuta desde principios de este siglo, tras haber estudiado en la Universidad Pontificia Comillas y en la Escuela de Osteopatía de Madrid, Ana “comparte gran parte del carácter progresista y desenfadado de Cándido”.

Rubia de ojos azules, pocas veces se la ha visto en las redes sociales del atractivo letrado. El hijo de una de las sagas de la abogacía española con más prestigio apenas ha mostrado a su mujer: alguna fotografía puntual de un viaje, como el que hicieron a Berlín y otra foto más sin especial relevancia. Con ella “ha compartido una gran afición por la música” y por viejos grupos de música rock. Ana también es, según cuentan a este medio, “una mujer solidaria, que suele caer bien en cualquier entorno”. Esa cualidad parece haberle servido de mucho cuando ejerció de 'community manager' para ACOS, la asociación de Afectados por el Cese de Operaciones de Spanair. El cierre de la compañía aérea afectó a unos 30.000 viajeros y las labores de Ana en la red fueron importantes a la hora de coordinar la plataforma.

Ana Rosa en una imagen de su perfil de Facebook © Proporcionado por Vanitatis Ana Rosa en una imagen de su perfil de Facebook

Ahora mismo, dos años después de casarse, la profesional médica se encuentra a la expectativa ante la inesperada acusación a la que se enfrenta su marido, tertuliano de 'La Sexta Noche', eterno aficionado a la gomina y presencia fija en las listas de los más atractivos. Pese a aparecer en el informe, aún no ha sido imputado y, consciente de que su nombre en el escrito sería motivo de no pocos titulares, se ha apresurado a negar que esté involucrado en algún tipo de delito. "Niego tajantemente que haya participado en ningún delito; ni blanqueo ni pertenezco a ninguna organización criminal", ha dicho él en las redes sociales, mostrándose mucho más dispuesto a hablar de la Sala Billion, situada en la calle Concha Espina y tras la cual está su nombre. El tiempo dirá si la sombra que ha planeado sobre él se despeja y da paz a esta mujer de pelo rubio y ojos azules que parece permanecer a su lado en los buenos y en los malos tiempos.  

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon