Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Así fue la publicitada visita de Arantxa Sánchez Vicario a su padre en la clínica

Vanitatis Vanitatis 24/02/2016 Andrés Guerra

Que las relaciones entre Arantxa Sánchez Vicario y su familia están rotas desde hace años lo sabe cualquiera que siga nuestro medio. También los lectores de diarios generalistas y hasta quien solo lee la prensa salmón. Pero es cierto que la tenista estuvo viendo a su padre el pasado viernes en la clínica Quirón de Barcelona. El anciano, enfermo de alzhéimer desde hace años, ha experimentado un agravamiento en su estado de salud y permanece ingresado en el centro hospitalario desde el pasado 2 de diciembre. Pese a que no se habla con su familia, Arantxa visitó a Emilio, su padre y el cuidador de su destino y fortuna durante casi toda la vida. Esto es un hecho.

La tenista muestra cómo abre la puerta de la habitación © Proporcionado por Vanitatis La tenista muestra cómo abre la puerta de la habitación

El pasado viernes abríamos nuestro diario explicando que la tenista no había acudido a visitar a su padre desde que fue ingresado. Sin embargo, hacia mediodía nos vimos obligados a rectificar la noticia: Arantxa se había presentado en el centro hospitalario. Llegó sin avisar a nadie y por espacio de varias horas, ella y su marido, Pep Santacana, permanecieron en la clínica; nos consta, asimismo, que estuvo junto a la cama de Emilio Sánchez y que pudo hablar con su madre, Marisa Vicario. Ambos bandos no se hablaban desde que Arantxa interpuso su primera demanda en Andorra, en diciembre de 2010, y la paz judicial, firmada el 3 de julio de 2015 y que puso fin a años de litigio, tampoco contribuyó a mejorar la situación familiar.

La tenista se fotografía a las puertas del centro médico © Proporcionado por Vanitatis La tenista se fotografía a las puertas del centro médico

Esa era la verdad y de inmediato recondujimos nuestro texto. De hecho, comenzaron a circular unas fotografías de Arantxa ante el centro hospitalario y abriendo una puerta de la planta 5 que aquí reproducimos. No busquen la firma de una agencia; no la encontrarán. Arantxa estuvo en la Quirón con su marido y él no sale en las fotos. Llegados a este punto, nos escuece el prurito profesional y nos preguntamos qué posibilidades existen de que la tenista volase a un hospital por primera vez en dos meses y medio justo el mismo día en que Vanitatis publicó la noticia.

Decimos 'volase' en sentido figurado. Hemos hecho las cuentas. La portada de nuestro diario ve la luz cada día a las 5 am. No existe ninguna combinación en vuelo comercial que permita cruzar el Atlántico desde que Arantxa –que vive en Miami (EE.UU.)– pudo enterarse de nuestra noticia hasta que apareció en la Quirón. Eso significa que leyó nuestro molesto titular desde suelo español. Según nos asegura su entorno, la tenista viajó expresamente desde Miami para ver a su padre. No tenemos motivos para dudarlo. Al contrario, nos parece una maravillosa casualidad que la campeona de Roland Garros acudiese a la clínica justo el mismo día. Si Arantxa estuvo en Barcelona a finales de diciembre y en esos días no encontró un hueco para acompañar un rato a sus padres, qué podemos decir cuando el universo se conjura en una pasmosa serendipia que llevó a la deportista a cumplir con los suyos el mismo día en que nuestro titular haría sonrojar a cualquier hijo.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon