Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Así ha sido la relación de amor odio entre Arantxa Sánchez Vicario y sus padres

Vanitatis Vanitatis 25/02/2016 J. Madrid

La relación de amor odio entre Arantxa Sánchez Vicario y sus padres

Arantxa Sánchez Vicario y Emilio Sánchez © Proporcionado por Vanitatis Arantxa Sánchez Vicario y Emilio Sánchez

Este jueves, Emilio Sánchez, padre de Arantxa Sánchez Vicario, fallecía a los 83 años tras una larga lucha contra el alzhéimer. El padre de la tenista ya no podía alimentarse por sí mismo y no había demasiadas esperanzas de que se mantuviese con vida. El periplo de la extenista ha estado marcado, en los últimos años, por la disputa con sus padres, que resumimos en nueve puntos que son también parte de la vida de los españoles que vieron triunfar a una joven deportista y contemplaron cómo su imperio se desmoronaba al mismo tiempo que surgían las disputas familiares

Unos inicios prometedores

Arantxa Sánchez Vicario en un torneo © Proporcionado por Vanitatis Arantxa Sánchez Vicario en un torneo

Fue número uno del mundo en la WTA de 1995. Ganó cuatro títulos del Grand Slam en categoría individual, seis en categoría de dobles y cuatro en dobles mixtos, además de cuatro medallas olímpicas... Un currículum deportivo que fue engordando con los años y al que le acompañó la aureola mítica de una Arantxa que en los 80 llevaba una característica melena corta y un aspecto tan reconocible como sus triunfos. Pese a que el dinero entraba a espuertas en sus cuentas corrientes, algunas decisiones erróneas le acabarían pasando factura.

Residencia en Andorra

Vista general de Andorra © Proporcionado por Vanitatis Vista general de Andorra

Una de esas decisiones que acabarían pasándole factura sería la de fijar su residencia en Andorra para no pagar impuestos. Según comentaría ella misma años después, fue uno de los peores consejos que le dieron sus padres ya que en 2011 perdería un juicio con Hacienda por este motivo y se vería obligada a pagar los impuestos de 1989 a 1993, hecho que la dejaría prácticamente en la ruina.

Entra en escena su segundo marido

Arantxa Sánchez Vicario y su marido, Josep Santana © Proporcionado por Vanitatis Arantxa Sánchez Vicario y su marido, Josep Santana

Sin embargo, los desencuentros familiares comenzaron cuando Arantxa conoció a Josep Santacana. Corría el verano de 2007 cuando Santacana se dedicaba a la intermediación dentro del sector inmobiliario. Siendo ya novio de la tenista, los padres de ella no se fiaban de él ni de su profesión. Debido a las deudas del prometido de su hija, comprobadas por este portal, acabarían contratando a la agencia de detectives Método 3 para investigarlo. Pese a todas las dudas, Arantxa y Santacana se acabarían casando el 12 de septiembre de 2008.

Una biografía polémica

Arantxa Sánchez Vicario presentando su libro © Proporcionado por Vanitatis Arantxa Sánchez Vicario presentando su libro

Presentada en 2012, la biografía titulada 'Arantxa ¡Vamos!' acabó desvelando un sinfín de anécdotas en las que ella dejaba a las claras la mala relación con sus padres. Los acusaba de haberse aprovechado del dinero que había ganado gracias a su carrera profesional, de volatilizar su fortuna y de hacerle perder gran parte de sus finanzas. Poco después llegaría la denuncia contra ellos...

Una denuncia con lágrimas en los ojos

Arantxa Sánchez Vicario junto a sus padres © Proporcionado por Vanitatis Arantxa Sánchez Vicario junto a sus padres

Con lágrimas en los ojos y visiblemente afectada, la tenista dio una rueda de prensa poco después de la presentación de su libro para anunciar que había interpuesto una querella contra sus padres. Durante el encuentro con los periodistas no se admitieron preguntas y la tenista se dedicó a explicar gran parte de sus problemas financieros con Hacienda, achacándolos a sus progenitores. Estos reaccionaron asegurando que no se lo esperaban y que gran parte de aquellos datos eran falsos.

Huida a Miami

Arantxa en una imagen de archivo © Proporcionado por Vanitatis Arantxa en una imagen de archivo

Tras vender muchas de sus propiedades para poder pagar sus deudas, Arantxa huyó de la atención mediática y se fue a vivir a Miami, para ejercer como directora deportiva en la Metropolitan School de Miami. Pese a sus intentos de vender muchas de sus propiedades aún le quedan dos inmuebles: el piso de la Avenida Diagonal de Barcelona donde viven sus padres y un apartamento en la Costa Brava.

Y llegó la firma de la paz

Arantxa Sánchez Vicario y su padre © Proporcionado por Vanitatis Arantxa Sánchez Vicario y su padre

En junio del año pasado, Arantxa visitaba Barcelona para poner punto y final al contencioso contra sus padres. Ambas partes alcanzaban un acuerdo y ponían fin a la guerra familiar. "Es el trabajo de unas negociaciones. Largas y complejas. Lo importante es que se ha puesto fin a todas las batallas y están contentos”, aseguraba el abogado de Arantxa en declaraciones a Vanitatis. La paz había llegado, por fin, al clan de los Sánchez Vicario.

Visitas a su padre en el hospital

Imágenes de las visitas al hospital de Arantxa Sánchez Vicario © Proporcionado por Vanitatis Imágenes de las visitas al hospital de Arantxa Sánchez Vicario

 Aunque en principio parecía que se resistía a visitar a su padre, la extenista acudió a la clínica Quirón de Barcelona para ver a su padre, que se encontraba mal. Pese a que no se habla con su familia, la tenista acudió al centro médico dos meses después de que su progenitor fuese ingresado. Lo hizo justamente el mismo día que este portal publicaba la noticia del mal estado de su padre y de la ausencia de visitas de su hija. ¿Fue casualidad? 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí

(Gtres): Arantxa Sánchez Vicario y su marido, Josep Santana © Externa Arantxa Sánchez Vicario y su marido, Josep Santana
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon