Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Así han sido las 72 horas en libertad de Juan Antonio Roca

Vanitatis Vanitatis 23/11/2016 Kike Calleja

Juan Antonio Roca, principal condenado por el 'caso Malaya', ha vuelto a Alhaurín de la Torre después de disfrutar de un permiso de tres días tras haber pasado 11 años sin salir de prisión. Esta vez, tal y como ha dictado el juez, no se le ha permitido permanecer en Marbella, por lo que decidió marcharse con su familia a Murcia, donde tienen una residencia.

Sólo Vanitatis ha podido hablar con sus familiares más cercanos, en exclusiva, y sabemos todo lo que ha hecho el exasesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella durante estos días en libertad. El pasado sábado a las cinco de la tarde, Roca salía de prisión. Allí le esperaba su abogada, quien le acompañó a la estación del Ave, donde le esperaba con mucha ilusión su mujer, María Rosa, y su hija mayor María, que llegaba procedente de Madrid, donde vive. Desde allí se marcharon en coche a Murcia, a su casa de recién casados, donde tuvieron una cena muy familiar. “Juan Antonio estaba muy contento de volver a ver a su mujer y a su hija y poder abrazarlas. Ha sido para él una de las experiencias más entrañables y más fuertes de su vida tras el nacimiento de sus dos hijos”, relata a este medio un familiar muy cercano a Juan Antonio Roca.

Roca a su salida de prisión (EFE) © Proporcionado por Vanitatis Roca a su salida de prisión (EFE)

Según nos sigue contando, “al principio estaba desubicado. Los espacios le parecían grandes. Estaba como asustado. Le daba mucho valor, por ejemplo cuando probó la ensaladilla rusa de su mujer que le pareció un manjar. Han sido unos días muy entrañables con su familia y con algunos amigos que es lo que él más valora”.

El domingo por la mañana, Juan Antonio Roca acudió, por primera vez, al cementerio a visitar la tumba de sus padres, que fallecieron durante su encarcelamiento. “Juan Antonio no se ha sentido a gusto con ciertos medios de comunicación que han tenido la osadía y la desfachatez de grabarle orando en la tumba de sus padres y poniendo un ramo de flores junto a su hija. Han estado agazapados detrás de muros y de palmeras, algo que no considera periodismo y ha sido muy doloroso para él porque no pudo enterrar a sus padres. Juan Antonio tuvo una pena muy grande y lloró mucho en prisión por la pérdida de su madre y de su padre”, afirma este familiar a Vanitatis.

Juan Antonio Roca en el cementerio de Cartagena (EFE) © Proporcionado por Vanitatis Juan Antonio Roca en el cementerio de Cartagena (EFE)

Muchos momentos familiares son los que ha vivido Roca en estas 72 horas que ha pasado en libertad. Sus hermanos viajaron desde Valencia y aprovechó para conocer a los hijos de sus sobrinas que han nacido durante su estancia en prisión. El lunes, decidió dedicar la jornada para comer con unos amigos y volver por la noche a Málaga, ya que el martes, horas antes de regresar al centro penitenciario, Juan Antonio Roca acudía a los juzgados para entrevistarse con los magistrados de la sección Primera de la Audiencia Provincial de Málaga que lo condenaron para reiterar su intención de pagar todas las responsabilidades civiles.

“Se ha ido muy triste. Le hemos despedido con una comida rodeado de amigos que querían estar con él, pero estas cosas pasan en el primer permiso. La cabeza le daba muchas vueltas pensando todo lo que no ha podido vivir con nosotros. Le hemos notado alegría, pero muchos retazos de tristeza por lo que se ha perdido sobre todo con sus hijos” subraya el familiar de Juan Antonio Roca.

Junto a una de sus abogadas a la salida del juzgado (EFE) © Proporcionado por Vanitatis Junto a una de sus abogadas a la salida del juzgado (EFE)

Después de esta reunión con su familia y amigos, el principal condenado por el 'caso Malaya' se despidió este martes para ingresar nuevamente en prisión a las cinco de la tarde acompañado de su abogada. El próximo permiso del que podrá disfrutar será de seis días en diciembre en el que se encontrará con su hijo pequeño que está trabajando fuera de España y que viajará hasta España para reencontrarse con su padre.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aq.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon