Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Así lleva Federico de Dinamarca a sus hijos al colegio

Vanitatis Vanitatis 28/01/2016 A.S.

No hay cosa que guste más a un 'royal lover' que las pinceladas de normalidad de miembros de las monarquías. Por eso, a todos (menos a los daneses) ha sorprendido la imagen matutina captada por un ciudadano anónimo de Copenhague, en la que se puede ver a Federico de Dinamarca con sus hijos mayores, Christian (2005) e Isabella (2007), camino a la escuela públicaTranegård, como cualquier padre. En la cotidiana imagen, poco propia del boato del que se rodea habitualmente la realeza, no aparecen los mellizos Vincent y Josephine, que cumplieron cinco años el pasado 8 de enero, porque ellos van al Kindergarten que está cerca del palacio. 

Un ciudadano de Copenhague capta por la mañana la imagen de Federico de Dinamarca de camino al colegio con sus hijos (Twitter) © Proporcionado por Vanitatis Un ciudadano de Copenhague capta por la mañana la imagen de Federico de Dinamarca de camino al colegio con sus hijos (Twitter)

Y así, como si de una familia normal se tratara, sin escolta y sin 'nanny', podemos ver al príncipe heredero, como cualquier 'copenhaguer' más, llevando a Isabella en la cesta delantera de su 'christiania bike', tan típica del país nórdico. Detrás, en su propia bici, va su primogénito, Christian, al que la prensa llama cariñosamente desde que nació Kingaroo, un mote que se creó durante los tres meses en los que no tuvo nombre –un juego de palabras formado por King (Rey) y Kangaroo (canguro), por su ascendencia australiana por parte de madre–.

Mary de Dinamarca con dos de sus cuatro hijos y su perro Ziggy (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Mary de Dinamarca con dos de sus cuatro hijos y su perro Ziggy (Gtres)

Y delante, como no podía ser de otra manera, Ziggy, el perro border collie de ojos azules y pelaje blanco que va inexorablemente unido a esta familia real. De hecho, es habitual encontrar a la princesa Mary a primera hora de la mañana haciendo 'jogging' en cualquier parque de la capital con su entrañable can, que le regaló en 2005 el Club de Perreras Danesas y que ella muestra orgullosa en los eventos a los que acude con sus hijos. Ahora: ¿por qué esta imagen sería imposible con Felipe VI y las infantas Leonor y Sofía? Y no vale decir que no hay carril bici desde el Palacio Real al colegio Santa María de los Rosales.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon