Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Atención mitómanos: el palacio de Prince en Marbella está a la venta

Vanitatis Vanitatis 23/04/2016 Ana Sánchez Juárez
El cantante Prince junto a imágenes de su mansión de Marbella Pinche aquí para ver las fotos de la mansión del fallecido Prince en Marbella

El regalo de bodas del príncipe a su princesa no podía ser otra cosa que un palacio. Y tampoco en otro lugar que no fuera el paraíso. El día de San Valentín de 1996 quedó sellado el amor del reciente fallecido Prince Rogers Nelson, 'su majestad púrpura', con la menuda bailarina puertorriqueña Mayte García, quien formaba parte de su elenco de baile. El cantante selló ese amor con una casa palaciega en la urbanización Paraíso Barronal, a pie de una playa casi salvaje, a medio camino entre Marbella y Estepona. La llamaron: Adorna Tierra

El cantante ya conocía las bondades de la Costa del Sol, ya que dio un concierto en el Estadio Municipal de Marbella el 27 de julio de 1990, dentro del 'Nude Tour', una gira con la que el de Minneapolis recorrió medio mundo. Prince había quedado fascinado por el clima y por el lujo de la zona. No encontró mejor lugar para vivir su apasionado amor con la felina puertorriqueña, a la que conoció cuando ella tenía 17 años y él estaba en la cima de su carrera, con 33 años, y arrasaba con el álbum 'Diamonds and pearls'. Con ella Prince zanjó su fama de conquistador, pues en su lista estaban algunos grandes mitos eróticos como Kim BasingerMadonna y Carmen Electra, pero ninguna era como Mayte. Ella se convirtió en la inspiración de sus éxitos musicales. Mayte era 'The most beautiful girl in the world' y el 'you' de su primer maravilloso disco 'For you'.

La mansión rezuma lujo por cada uno de sus rincones: la parcela tiene casi 6.000 metros cuadrados y la vivienda una superficie construida de 890. Está valorada en 5,2 millones de euros, según la inmobiliaria que la tiene en el mercado, Engel & Völkers Marbella West. La villa tuvo otro propietario después de Prince, que es quien ahora la vende. Tiene 13 habitaciones con sus baños 'en suite', gimnasio, pista de tenis, garaje para seis coches y la joya: su estudio de grabación. También dispone de piscina exterior climatizada y por supuesto 'jacuzzi' y chimenea. Escaleras señoriales de mármol y baños infinitos de este material. La casa contaba, incluso, con un chalé para los empleados de seguridad, cuyo salario, unido al sistema de videovigilancia, se tasó en medio millón de libras. Todo lujo era poco para el rey de Minneapolis, famoso por sus extravagancias, que no dudó en plasmar en su hogar.

La muerte de su bebé 

Prince y su entonces mujer, Mayte García, en su mansión marbellí © Proporcionado por Vanitatis Prince y su entonces mujer, Mayte García, en su mansión marbellí

Pero ¿por qué Prince y Mayte abandonaron esta mansión que aún sigue a la venta? La pareja se separó por un hecho que les marcó para siempre y marcó el lento ocaso de la carrera de este astro de la música. El 3 de octubre de 2006 la pareja estaba exultante de felicidad porque había nacido su hijo: Boy Gregory Nelson. Sin embargo, el bebé vino al mundo con problemas de salud. El pequeño tenía el síndrome Pfeiffer, una rara enfermedad que impide un crecimiento normal y un desarrollo adecuado del cráneo. Y murió a los siete días de nacer. El hecho mutiló a la pareja, que acabó separándose y Prince abandonó Marbella y regresó a Estados Unidos.

Su mujer pillada con el ex de Pamela Anderson

Pero Mayte decidió quedarse en el oasis marbellí. Adorna Tierra (y el servicio malagueño) fueron testigos de los amoríos de la bailarina, que calmó su dolor a fuerza de amantes. Uno de los más sonados fue el cantante californiano Tommy Lee, el líder de los Mötley Crüe y ex de Pamela Anderson

Mientras tanto, Prince intentaba vender su casa a toda costa. El mantenimiento del edificio, con servicio doméstico permanente, le suponía un desembolso mensual de 25.000 euros. La inmobiliaria que primero se encargó de la venta le propuso customizar el edificio de objetos personales del artista para que incrementara su valor y su atractivo. Prince puso pianos al lado de las cómodas, dejó fotos y cuadros. Tampoco dio resultado. Encima, no ayudaba que el servicio doméstico le pusiera al tanto de las correrías de Mayte García en la mansión, lo que obligó a Prince a bajar el precio del inmueble en varias ocasiones. Su paraíso se había convertido en su pesadilla. En 1999, apenas tres años después de casarse, pidieron la nulidad de su matrimonio.

Todos los amores del cantante Prince (Ver galería) © Proporcionado por Vanitatis Todos los amores del cantante Prince (Ver galería)

Al final consiguió venderla y cerró su agridulce etapa en la Costa del Sol. Por cierto, Mayte acabó protagonizando 'realities shows' de segunda en Estados Unidos. Hoy su actual propietario la pone de nuevo a la venta. Desde la inmobiliaria no nos pueden asegurar que sigan allí los objetos personales que el artista dejó como reclamo para su primera venta. Eso sí, ¿a quién no le gustaría poder disponer 24 horas del estudio de grabación del astro del rock? 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon