Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Avance de tendencias: ¿Qué vestidos de Comunión se llevarán esta primavera?

¡Hola! ¡Hola! 28/01/2016 hola

© Proporcionado por Hola

Los 'peques' que van a hacer la Primera Comunión este año ya pueden comenzar a soñar con el vestido o el traje que llevarán en ese día tan especial: muchas de las nuevas colecciones, previstas para las Comuniones que se celebran en mayo, pueden comenzar a adquirirse o a hacerse a medida a partir del mes de enero, cinco meses antes de que llegue, por fin, una de las celebraciones que los niños esperan con más ilusión.

Las Comuniones se han transformado en pequeños eventos, donde el centro de atención es el niño, haciendo cada vez más énfasis en la celebración posterior a la primera Eucaristía: aunque sea un evento fundamentalmente religioso, al igual que sucede con las tendencias en el mundo de las bodas, la celebración de la Primera Comunión suele rodearse de expectación, cuidando al máximo los pequeños detalles y procurando que los niños disfruten al máximo de su día especial.

Las tendencias en trajes de Comunión siguen la misma pauta: cada temporada vemos diseños con acabados preciosos, tejidos suaves y delicados y guiños de costura, tanto en las creaciones artesanales que se producen a medida en el taller, como en los diseños de confección que se pueden comprar ya terminados.

Una foto publicada por Teresa Palazuelo (@teresapalazuelo) el 11 de Dic de 2015 a la(s) 12:29 PST

Una de las firmas que suele marcar la pauta en las tendencias en vestidos de Comunión es, más que una firma, un catálogo: el de El Corte Inglés, que suele ver la luz más o menos por estas fechas, y que con sus propuestas para 2016 no decepcionan. El servicio de Primera Comunión de El Corte Inglés es uno de los más completos porque no abarca solamente moda de ceremonia y fiesta, sino también accesorios y complementos para los niños protagonistas y sus pequeños invitados ( y esto incluye desde zapatos a joyas, guantes, relojes o diademas), un servicio de arreglos personalizado, o una lista de Comunión.

Además de vestidos propios, El Corte Inglés comercializa otras marcas de trajes de Comunión y vestidos de marinero y almirante -la opción preferida en este caso para los chicos, aunque este año también incluyen trajes de calle en crudo y azul-, como BASS 10 o TIZZAS.

Lo que muchas de estas propuestas tienen en común: los detalles clasicos del vestido de Comunión, como bodoques o jaretas, los tejidos de primera calidad, como el lino, la seda o el tul bordado, los fajines en colores pastel, que vuelven con fuerza este año en casi todas las colecciones, y las mangas súper románticas y delicadas, sobre todo las de largo al codo rematadas con volantes y de aire vintage, que vuelven a estar de moda.

Otra firma que suele despuntar cada año a la hora de presentar tendendcias de Comunión tempranas es la línea de vestidos para niña de Rosa Clará. Aunque la diseñadora solamente dispone de trajes para las princesas de la casa y no para los niños, sus vestidos de Comunión resuenan con sus trajes de novia, tanto en diseño como en el cuidado de los detalles y la elección de los tejidos.

Para las Comuniones de 2016, Rosa Clará viste a casi todas sus niñas con vestidos princesa, exceptuando un par de modelos de corte imperio, con faldas muy delicadas y súper coquetas que llegan hasta el borde de los zapatos, detalles en forma de lazos o flores, y manguitas al codo con bordados de encaje. El beauty look propuesto por la diseñadora: con pelo suelto o recogido en una cola de caballo, completado con una diadema o una banda de encaje y flores.

Los colores muy suaves, especialmente el rosa y el verdeagua, los acabados como el plumetti y los detalles de flores son comunes en muchas de estas primeras colecciones. En MI VESTIDO Primera Comunión, una tienda situada en Majadahonda (Madrid), que dispone de puntos de venta en toda España, también se suman a esta tendencia: los fajines y resto de accesorios, como tocado y zapatos, ponen la nota de color al traje de las niña, en crudo, rosa palo, fucsia, verde, lila o plata. Su propuesta apuesta por la sencillez, muy cercana al modelo de Comunión que prefieren en muchos colegios, con un aire romántico que se destila de los tejidos naturales, como linos, algodones, sedas naturales, tules y organzas. Cada año añaden nuevos vestidos, y se van quedando con los más gustan de toda la temporada, añadiéndolos a una colección permanente; así que no está de más darse un paseo por el total de su catálogo, aunque sea de años anteriores.

Más propuestas: las de Nanos, que avanzan un diseño para niño que reinventa el clásico traje de marinero en azulón con un tono rústico, y los vestidos boho para las niñas (que se contagia al look completo de las más pequeñas, con trenzas deshechas o melenas sueltas con una coronita, listas para salir a jugar en cualquier momento), todos ellos de estilo imperio con falda tobillera, y detalles princess como los fajines con lazo largo en color rosa, o las manguitas capeadas de encaje.

La firma infantil Rubio Kids, por su parte, vuelve esta temporada a sus orígenes con motivo de su décimo aniversario, con una colección inspirada en la luz del mar, con siluetas suaves y vaporosas, faldas superpuestas de gasa y tul, y una vez más los talles de corte imperio, realzados con lazadas de yute y lino.

Los chicos dejan a un lado los tradicionales trajes marineros (la influencia navy de toda la colección llega a través de de los pequeños detalles, con vestidos salpicados de redes de tul y estrellas de mar), que se transforman con un corte más moderno en atrevidos hoodies, además de trajes de dos y tres piezas mezclando texturas y tonalidades como el beige y el gris topo.

Más ideas: las que nos llegan desde el taller de Hortensia Maeso en tonos pastel y empolvados, blancos, arena y azul índigo y que impregnan tejidos naturales incluyendo tules, encajes, linos y sedas bordadas a punto de cruz. En esta colección de Comunión vuelven a hacer aparición los lazos, que contrastan con otros adornos como pompones y flores, y un sinfín de complementos que van desde guantes, capotas, turbantes y broches hasta botines.

El detalle: las creaciones de niña incluyen escrituras bíblicas en latín bordadas en los vestidos. Para los niños, la inspiración marinera se traduce en bordados de nudos y anclas, y print de rayas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon