Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Batalla en las cuadras del Hipódromo de la Zarzuela contra Faina Zurita, sobrina del Rey

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 25/09/2016 Mayka Paniagua

Dicen Mario e Ignacio, dos hombres modestos e idealistas y dueños de la cuadras Kemeng, Mester de Cría y Los Mellizos, que no aceptan ‘negociar’ cuando las cosas no se hacen bien. A su juicio, Faina Zurita, presidenta del Hipódromo de la Zarzuela (Madrid) desde 2012, paralizó las carreras de caballos en 2015 causando graves perjuicios a un sector y debe ser inhabilitada por ello. Por eso, estos dos hombres con años de experiencia en las carreras de caballos interpusieron una querella contra Zurita, sobrina de Margarita de Borbón, la hermana del Rey Juan Carlos, por un presunto delito de prevaricación por su gestión en las carreras de caballos.

Ahora, justo cuando el hipódromo anuncia el inicio de la temporada de otoño tras cerrar, la Audiencia Provincial de Madrid ha admitido una querella que hace un año y medio interpuso la Sociedad de Fomento de la Cría Caballar de España y que en su momento fue archivada. Ellos retomaron en parte aquella pretensión y ‘celebran’ que la Audiencia haya ordenado al juzgado número 54 de Madrid que investigue los hechos y cite a declarar a Faina Zurita.

Faina Zurita en el Hipódromo de la Zarzuela de Madrid © Proporcionado por Vanitatis Faina Zurita en el Hipódromo de la Zarzuela de Madrid

Puestos en contacto con Faina Zurita, la presidenta del Hipódromo de la Zarzuela ha declinado hablar con este medio. Sí lo ha hecho su portavoz, quien ha querido transmitir “su tranquilidad” ante una decisión judicial que aún no han leído y, por tanto, sobre la que no se pueden pronunciar. “Tranquilidad, sobre todo, porque ya se archivó una querella y volverá a ocurrir lo mismo ante la ausencia de hechos delictivos”, concluye.

¿Pero por qué se señala a la presidenta del Hipódromo?

Como les decíamos, Faina Zurita de Ussía se incorporó como presidenta al organismo público en 2012. Procedía de la consultora de comunicación Atrevia (antes Inforpress), empresa a la que en marzo de este año le ha sido adjudicada la campaña de comunicación del Hipódromo y en la que realizaba funciones de asesora de presidencia. La nueva presidenta revolucionó las cuadras con su llegada y suscitó las críticas de los que consideraban que no era la persona adecuada por su perfil profesional y trayectoria. Licenciada en Periodismo con formación en economía ha forjado su carrera en el ámbito de la comunicación en instituciones como el Instituto de Estudios Económicos, Caja Madrid, la Agencia Efe o Radio Nacional.

Faina es prima de María Zurita y de Pedro de Ussía y Muñoz-Seca, conde de los Gaitanes. Hija de Emilio Zurita y Faina Ussía Muñoz-Seca, persona de confianza de la infanta Margarita (con la que la hemos visto en numerosos actos) y descendiente de Pedro Muñoz Seca, autor de 'La venganza de Don Mendo'. Llegaba Zurita al Hipódromo con la misión de relanzarlo y celebrar carreras de caballos, pero en 2014 se desató la batalla con los propietarios de los caballos de carreras, que la señalaron como responsable de actuaciones irregulares y, según afirman, perjudiciales para todo un sector. Por ello la Sociedad de Fomento de Cría Caballar interpuso una primera querella por estafa, coacciones y falsedad en documento oficial, ya que, según los querellantes, Zurita vendió sin autorización los derechos de imagen, que le correspondían a la Sociedad de Cría Caballar, a la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE). La querella fue archivada por no haber delito y, según el tribunal, porque la comercialización de los derechos se produjo con luz y taquígrafos, al igual que en otros hipódromos, como los de San Sebastián, Sevilla o Dos Hermanas.

Segundo 'round'

Faina Zurita, presidenta del Hipódromo de la Zarzuela © Proporcionado por Vanitatis Faina Zurita, presidenta del Hipódromo de la Zarzuela

La segunda querella, que en un principio fue archivada y es la que ahora la Audiencia ordena investigar, se interpuso por un presunto delito de estafa. A juicio de los querellantes, Zurita mantuvo a la Sociedad de Cría Caballar, el regulador histórico del Hipódromo, a pesar de que en aquella fecha se hallaba inmerso en un concurso de acreedores (por auto de 2013). Según la letrada de Mario e Ignacio, la ley impide a una empresa pública, como es el hipódromo, contratar con otras entidades inmersas en un concurso de acreedores. “No debió cerrar ese contrato”, aunque lo que más soliviantó a los propietarios de caballos de carreras ocurrió en 2015.

Según indican en el documento, con la excusa de que el regulador estaba en concurso de acreedores, Zurita bloqueó las carreras de caballos no solo en el hipódromo sino en todos los recintos hípicos que dependen de la dotación de fondos como el de Sevilla y Lasarte. Esta decisión era, dicen, “incomprensible”, puesto que en 2004 las carreras sí se habían celebrado a pesar de existir ya ese concurso de acreedores. “Exhibe argumentos falaces para públicamente justificar su proceder”, dice el escrito.

La asociacion emitió entonces un duro comunicado que responsabilizaba a los dirigentes del Hipódromo de la Zarzuela por no desbloquear una situación que calificaron angustiosa para el sector y, especialmente, a Faina Zurita por no haber facilitado un acercamiento sino que “con su talante y trayectoria habían introducido nuevas dificultades” y pedían, finalmente, su destitución.

En este mismo sentido se pronuncia el recurso ahora aceptado: se “creó una expectativa y confianza legítima en todo un sector que depende de la actividad para subsistir o hacer inversiones” y apuntaba a “cómo había puesto en riesgo grave y cierto la supervivencia del sector ocasionando pérdidas económicas y personales por cuanto su proceder ha sido determinante para la salida de España de muchos caballos ante la imposibilidad de competir y de graves pérdidas económicas para propietarios y criadores de caballos de carreras, y de profesionales y familias enteras que han tenido que levantar su casa en nuestro país y emigrar a países donde se desarrolle su actividad”.

¿Por qué paralizó las carreras?

Tanto el recurso como los dueños de las cuadras en conversación con Vanitatis indican el motivo por el que Zurita paralizó las carreras. “Con la paralización apartaba al regulador que había controlado las carreras hasta el momento para colocar uno nuevo que fuera más acorde a sus intereses”, señalan a este medio. Para ello “ha utilizado su posición dominante” tanto al frente del hipódromo como en la Asociación de Hipódromos, órgano en el que ostenta mayoría absoluta.

Además, añaden en el escrito, la presidencia del Hipódromo de la Zarzuela, participado por la Sociedad Estatal de Participaciones industriales (SEPI), es de de “carácter claramente político” y “se ha ido alternando entre afines al partido que ostente el Gobierno hasta el nombramiento de la Sra. Zurita”. Es por ello que uno de los objetivos del recurso, y que ahora ha admitido la Audiencia, es que se la reconociera su condición de funcionario público.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon