Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Beatrice Borromeo y Pierre Casiraghi rompen 'su retiro' con una nueva aparición estelar

Logotipo de ¡Hola! ¡Hola! 08/06/2016 hola

http://www.hola.com/imagenes/realeza/casa_monaco/2016060886322/beatrice-borromeo-pierre-casiraghi-reaparecen-embarazo/0-370-822/beatrice-borromeo-1-z.jpg

http://www.hola.com/imagenes/realeza/casa_monaco/2016060886322/beatrice-borromeo-pierre-casiraghi-reaparecen-embarazo/0-370-822/beatrice-borromeo-1-z.jpg
© Proporcionado por Hola

Beatrice Borromeo y Pierre Casiraghi, camino del primer año de casados, llegarán a la meta tan frescos y tan enamorados como con el primer paso nupcial. Trasciende en cada ocasión ese amor en eterna luna de miel por la cantidad y por la calidad de los abrazos, de los besos, de las miradas... Incluso en ausencia de los mismos, en los contados compromisos públicos y más formales. Como anoche, en una exposición solidaria en Milán.

VER GALERÍA

-Rumores de embarazo para Beatrice Borromeo y Pierre Casiraghi

-Beatrice Borromeo no quiere ser una 'princesita'

-Beatrice Borromeo, una más al servicio de Mónaco

-Pierre Casiraghi será tío de nuevo


La pareja posó para la prensa con la profesionalidad de la experiencia. Pero, aún en la compostura del rutinario posado ante el photocall, se colaban una mano en la cintura y una luz en su mirada que volvían a dejar más que patente su completa felicidad. Una dicha de la que también se hacía eco la radiante apariencia de la pareja.

Rompían su retiro tras el Baile de la Rosa, allá en marzo por la llegada de la primavera, con una nueva aparición estelar y otro vestido de alfombra roja. Beatrice, que es una más al servicio de Mónaco, lució en esta cita en casa un vestido de noche de inspiración griega, de color burdeos y estampado en oro, similar al de su bolso y a tono con su fular. Y Pierre Casiraghi, de traje azul marino, mostraba la barba y el buen color de piel ganado en el catamarán Malizia del Club de Yates de Mónaco en la regata Copa Riva en el lago Garda.

Una competición en la que las naves superan velocidades de 35 nudos, volando literalmente sobre el agua, y las demostraciones de amor alcanzan la misma intensidad. Y es que, a su regreso, Pierre y Beatrice protagonizaron el efusivo reencuentro de dos enamorados -se puede ver en páginas interiores de la revista ¡HOLA! de esta semana- en la plenitud del amor. Camino del año de casados.

VER GALERÍA

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon