Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Bibiana Fernández: "Mi deuda con Hacienda es un marrón"

Vanitatis Vanitatis 23/05/2016 Paloma Barrientos

Bibiana Fernández es el prototipo de la antidiva. Es generosa, divertida y en sus apariciones públicas nunca defrauda ni contesta con evasivas a las cuestiones más peliagudas o comprometidas. No le gusta que se hagan juicios paralelos con personajes del tipo Pantoja o Imanol Arias y exige sentido común y austeridad a los políticos. A pesar de su deuda con Hacienda que la ha obligado a poner a la venta su casa no tiene palabras desagradables hacia el ministro Montoro. La actriz y su compañero de reparto en la obra de teatro 'El amor está en el aire', Manuel Banderas fueron la imagen de la nueva campaña turística de Torremolinos.

Pregunta: ¿Por qué este amadrinamiento a Torremolinos?

Respuesta: Soy malagueña, pero cuando era joven Torremolinos era una especie de reducto de libertad en una España que no se caracterizaba por eso. Se vivían cosas que eran impensables en cualquier otro lado.

P: Hubo una imagen distorsionada. Fue también el escenario de películas donde aparecía el cateto (Alfredo Landa) persiguiendo a las suecas...

R: Eso era verdad, pero también en paralelo existía la calle del Infierno que eran locales de ambiente gay que era imposible imaginarlos fuera de esa zona. Ahora nos parece normal Chueca, pero te estoy hablando de principios de los años 70. No estaba permitido, pero sí tolerado.

P: Se suponía que ese mundo era ilegal y que casi no existía...

R: ¿Cómo que no había gays? Estaba lleno, se rompía. Se llamaba así porque era el infierno en llamas.

Bibiana Fernández en una imagen de archivo (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Bibiana Fernández en una imagen de archivo (Gtres)

P: ¿Has tenido propuesta amorosas de gente poderosa?

R: Pues no. A mí me han tirado los tejos las personas a las que yo he dejado. Si no tienes el capote abierto el toro no viene. Siempre he tenido claro a quien he querido.

P: ¿Y ahora como te encuentras de amores?

R: No hay ni capote ni toro. Estoy en contra del toro de la Vega, del toro en general. Y ojo, no de los toreros.

P: ¿Qué te parece que se quieran prohibir los toros?

R: Estamos viviendo una época de excesos. Me parece igual de mal que se prohíba la estelada como que se pite y se abuchee el himno de España. Es una barbaridad que se pite el himno nacional en la Copa del Rey. Pues coño si no te gusta no lo juegues. Me parece un disparate por las dos partes y ganas de buscar problemas cuando ya tenemos bastante con la que está cayendo. Que si hay que recoger las colillas del suelo, que si los reyes magos... Todo eso me parecen anécdotas.

P: ¿Tú has sido mujer de excesos?

R: Lo he sido y lo sigo siendo. Lo que sucede es que también tengo sentido común y cuando me excedo recojo velas y si tengo que pedir perdón lo pido.

P: ¿Eres permisiva con las opiniones diferentes a las tuyas?

R: Por supuesto y creo que es la única manera de vivir en paz.

P: ¿Cómo está tu relación con el ministro de Hacienda, Cristobal Montoro?

R: Con él nunca he tenido nada que ver porque no lo conozco. Mantengo una deuda con la Agencia Tributaria y ese es mi problema. Es un marrón.

Bibiana Fernández en una imagen de archivo (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Bibiana Fernández en una imagen de archivo (Gtres)

P: ¿Te ha desesperado esa situación?

R: Yo no me desespero ya por casi nada. En mi vida me han pasado cosas más graves y los problemas económicos mal que bien tienen solución.

P: ¿Crees que las cosas están cambiando y que ahora es más difícil evadir responsabilidades? Urdangarin, la infanta, Isabel Pantoja... están en el punto de mira se la justicia.

R: En muchos casos hay razones para la denuncia porque hay gente que se ha pasado siete pueblos. No es lo mismo que una persona famosa tenga el dinero que ha ganado fuera (y no lo justifico) pero es más entendible que el caso de los que se enriquecen a través de las instituciones y del dinero publico.

P: Están de moda los señores de 80 años que se vuelven a enamorar, como el marqués de Griñón o Vargas llosa. ¿Te volverías a casar?

R: Yo solo con Ruphert Murdoch, pero como lo ha hecho con Jerry Hall ya no me interesan los de 80, salvo que tengan el mismo barco, las mismas casas, los mismos aviones...

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon