Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Blanca Cuesta habla de la polémica comunión de las mellizas de Tita Cervera

Vanitatis Vanitatis 11/06/2016 Paloma Barrientos

Blanca Cuesta lleva ya varios años exponiendo sus pinturas. La última de sus muestras se ha realizado en la galería David Bardía, donde ha participado en una colectiva y donde presentó dos obras que se vendieron a razón de 9.000 euros cada una. Su próxima participación será el 16 de junio a través de la convocatoria organizada por la empresaria Marisa Nufrio para una subasta con las obras de varios artistas y cuya recaudación irá a Mensajeros de la Paz, la fundación que preside el padre Ángel.

"Estoy muy ilusionada porque son esculturas que cada uno ha interpretado a su gusto. Pinto a ratitos. Cuando puedo. Con cuatro niños es más complicado, pero procuro buscar tiempo y es una manera de relajarme. Me levanto a las seis y media para organizar las cosas. Kala ya duerme toda la noche. De todas formas, si no es uno es otro. Con cuatro niños siempre hay lío. Y noto mucho que no esté Borja, aunque también hay que ver la parte positiva y nuestros reencuentros son muy bonitos. Llevo peor la noche. Estar en casa y no poder compartir cómo nos ha ido el día, los niños.... Menos mal que está el móvil".

Con respecto a la controversia y los rumores que han surgido a raíz de la solitaria primera comunión de las hermanas de Borja, a la cual Blanca y su marido no fueron invitados, aunque Tita lo niega, Blanca asegura: "No me gusta hablar de esos temas que pueden dar lugar a malinterpretaciones. Carmen ha querido que las niñas hagan así la primera comunión y no tengo nada que decir. Borja se lleva muy bien con su madre y no hay que complicar las cosas".

Borja y sus hermanas

La baronesa Thyssen junto a sus hijas (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis La baronesa Thyssen junto a sus hijas (Gtres)

Desde siempre, Blanca Cuesta ha procurado mantenerse al margen de las cuestiones más espinosas que durante años afectaron a la relación de Tita Cervera y su hijo. Con respecto a las hermanas de su marido, las mellizas Sabina y Carmen, tampoco se pronuncia. No lo dice claramente, pero sí da a entender que no existe ninguna historia relativa a no tratar a las niñas en su ambiente familiar.

La casa de la baronesa y la del matrimonio Thyssen Cuesta en Andorra son contiguas. Por lo tanto, el tiempo que Borja pasa en su residencia fiscal convive con su madre y con las mellizas, que están escolarizadas en un colegio andorrano. Desde el entorno de ambos (Tita y Borja) explican a Vanitatis que "no tendría mucho sentido que Borja impusiera a través de un documento privado no ver a sus hermanas". Y aseguran que él es consciente de que en el futuro, cuando falte la baronesa, será quien tenga que encargarse de Sabina y Carmen. "No tienen más familia y Borja es muy buena persona. Igual que Blanca. No las dejarían abandonadas a la buena de Dios".

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon