Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Boda de Botín-Puig: un 'sí, quiero', dos fortunas y un final feliz

Vanitatis Vanitatis 18/09/2016 Raoul Higuera

Cantabria ha sido este sábado el telón de fondo de la unión de dos grandes familias de la alta sociedad española. El enlace entre Felipe Morenés Botín y Julia Puig ha servido para entrelazar aún más los caminos de una saga de banqueros con otra de empresarios perfumistas, que ya mantenían una estrecha relación que se remonta décadas atrás. Si este día los protagonistas eran los novios, las miradas también se depositaban en sus madres, Ana Patricia Botín, presidenta del Banco Santander, y Cucha Cabané, consultora de Sothesby's. Dos damas bien relacionadas y de posibles, que a partir de ahora pasan a ser familia a través de un simbólico intercambio de alianzas.

Una boda que, lejos de centrarse tan solo en un día como puede ser lo habitual, comenzó ya este viernes para dar por finalizado este domingo. Tres días de fiesta para celebrar por todo lo alto y con el lujo que se les presupone a dos de las grandes fortunas de nuestro país.

Ya informamos del lío que surgió por el lugar en el que se produciría el 'sí, quiero'. En un principio se esperaba que la ceremonia tuviese lugar en la finca familiar de los Botín, Puente San Miguel. Este al final formó parte de las celebraciones nupciales, siendo el escenario elegido para acoger la cena preboda que calentaba motores para lo que acontecería tan solo unas horas más tarde. Los invitados se engalanaron con sus mejores atuendos para desplazarse 50 kilómetros hasta Carriazo en la mañana de este sábado, donde finalmente tuvo lugar el enlace y el posterior convite.

Se trata de un pequeño pueblo de 170 habitantes que ha visto cómo se ha triplicado su población por un día para acoger una de las bodas con más solera de Cantabria. Un revuelo que seguramente los vecinos han notado por el ir y venir de vehículos que rompían el sosiego al que están acostumbrados. Allí, los Botín Morenés poseen una finca, lo que evitaba que miradas ajenas a los novios y sus invitados se hicieran eco y rompiesen esa pulcra discreción con la que los protagonistas deseaban que se desarrollase su boda. Una tarea complicada, teniendo en cuenta el peso de los apellidos que se unían en sagrado matrimonio, pero que finalmente ha surtido su efecto por los escasos detalles que han trascendido a los medios.

Lucrecia Botín a su llegada a la boda (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Lucrecia Botín a su llegada a la boda (Gtres)

En torno a las 6 de la tarde comenzaron a llegar los primeros invitados en vehículos con los cristales tintados, impidiendo a los fotógrafos que se desplazaron a la zona inmortalizar su entrada y averiguar quién se encontraba en su interior. Tan solo se pudo captar la imagen de Lucrecia Botín, productora de cine y responsable de uno de los últimos trabajos de Antonio Banderas, 'Altamira'. También se captó la llegada de su padre, Jaime Botín, hermano del fallecido banquero, así como muchos otros invitados al enlace pertenecientes a ambas familias.

Imagen de la iglesia de San Martín. Detrás, el muro de la finca de los Botín (Google Maps) © Proporcionado por Vanitatis Imagen de la iglesia de San Martín. Detrás, el muro de la finca de los Botín (Google Maps)

Tras el enlace, una vez convertidos en marido y mujer, Felipe y Julia invitaron a sus familiares y amigos a un cóctel celebrado en la misma finca familiar donde se dieron el 'sí, quiero'. A paladares exigentes, un menú de excepción. Un detalle que no descuidaron los novios, que ficharon para la ocasión a uno de los chef más prestigiosos de nuestro país, Paco Roncero, con dos estrella Michelin que avalan su buena cocina. Su trabajo no termina aquí, porque sus fogones deben estar aún encendidos para una nueva remesa de platos este domingo, cuando los invitados vuelvan a degustar sus propuestas gastronómicas con un almuerzo que pondrá fin a uno de las uniones más sonadas, pero a la vez que menos ruido ha conseguido hacer.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon