Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cómo ganar la batalla a las rayas verticales vs. horizontales

Logotipo de ¡Hola! ¡Hola! 04/02/2016 hola

© Proporcionado por Hola

Dicen que los polos opuestos se atraen y en moda la afirmación no podía resultar más cierta cuando se trata de hablar de las rayas: ya sean horizontales o verticales, y muy especialmente si se encargan de vestir el tronco (camisas de hilo, americanas con pinstripes, camisetas de punto de estilo marinero à la Jean Paul Gaultier), son el equivalente en básicos a la camisa blanca que nunca falla, porque se adaptan a todas las épocas del año, combinan con cualquier prenda y estampado y suelen ser los accesorios los que se encargan cambiarlas por completo. En la batalla campal entre las rayas Breton de Coco Chanel, y el look 'Beetlejuice' de los 90, ¿quién sale ganadora? Vamos a ponerlas cara a cara para comprobarlo.

KARLIE VS. ALESSANDRA: LA REGLA DEL 90/10

Si no te crees eso de que las matemáticas puedan resolver el dilema de las rayas y cómo llevarlas, la estilista Alison Freer, una de las colaboradoras de la publicación XOJane, ya desvelaba una regla de base en su libro How To Get Dressed publicado en mayo del año pasado: para crear un efecto visual que funcione, las prendas rayadas deben respetar la regla del 90/10, es decir, un 90% de la prenda debe ser de color blanco o una tonalidad más clara, y el resto negro o una tonalidad más oscura. Karlie Kloss respeta esta máxima casi a rajatabla con un jersey de cuello vuelto en black & white, que deja la zona superior, desde el cuello hasta bien pasados los hombros, en negro, y la franja por encima de la cintura con canalé vertical de color blanco. En la zona del abdomen: rayas blancas mezcladas con negras en grosores complementarios. El resto del look: trench, vaqueros skinny y botas mosqueteras de ante, un calzado que le hemos pillado en más ocasiones este otoño-invierno.

¿Y qué pasa con Alessandra Ambrosio? Otra de las reinas de las pasarelas no iba a ser menos a la hora de poner en práctica el equilibrio mágico de las rayas: su pantalón de rayas verticales al estilo 'Beetlejuice' tiene una proporción de colores de casi el 50/50, así que el 'Ángel' resuelve el problema haciendo uso del colorblocking, dando más protagonismo a los colores oscuros con una camisa blanca y un abrigo de color negro sobre los hombros. Y así se reestablece el equilibrio en el universo fashion.

SIENNA MILLER: TODAS GANAN

Dicen que la raya horizontal 'engorda' (es decir, produce un efecto óptico que ensancha la silueta), y la vertical adelgaza, con lo que de entrada en la batalla de las rayas en este terreno una ya llevaría ventaja sobre la otra. Especialmente si tenemos en cuenta la manera en la que queremos combinarlas, y qué parte de la silueta queremos que disimulen o resalten las rayas. ¿Un vestido? Rayas verticales para parecer más altas. ¿Una camiseta? Mejor horizontales, combinadas con una falda elástica en negro, para compensar proporciones.

Cuando ya estábamos decididas a que la matemática del color es nuestra amiga a la hora de vestirnos con rayas, Sienna Miller se encarga de desbaratar nuestros planes: su look de la izquierda, no sólo combina dos tipos de rayas con una inclinación diferente, sino que además cada una tiene un grososr distinto; esta fórmula también se adapta al armario de día, por ejemplo, mezclando un jersey de rayas horizontales muy gruesas con un pantalón cropped con raya vertical pinstripe muy fina. El vestido de punto de colores de Céline, la firma que ha sacado el zapato de moda de la temporada, también tira por la ventana la teoría de que las rayas en un monolook deben ser verticales, mezclando cremas con azulones, corales y malvas. El tercer estilismo respeta al 100% el efortless chic de Sienna y también la geometría de las rayas, con un pantalón sastre en azul con jersey de cuello en pico en color marinero.

PAZ VEGA VS. LAURA BAILEY: LA FALDA DE TABLAS

Paz Vegadio la campanada en el Festival de Venecia el pasado septiembre, estrenando un look a lo Audrey Hepburn dominado por las prendas básicas en colores en bloque, y algún que otro twist de aire marinero, como la falda con falso tableado de rayas verticales. Las rayas mariniérefueron una de las aportaciones de Coco Chanel a la moda que más ha trascendido las épocas y estilos: inspiradas en los trajes marineros que ella misma veía en sus viajes a la costa francesa, la prenda pasó de ser una pieza masculina de trabajo a un staple piece del pret-à-porter femenino, y no ha dejado de estar de moda ni una sóla década desde entonces hasta hoy. La falda de la actriz española no es 100% Breton, porque la raya marinera es siempre horzontal por definición, aunque sí que respeta el equilibrio de gruesos y colores, convierte al conjunto en un look costero perfecto, y funciona con la americana por este mismo motivo.

Otra manera de llevarla: invirtiendo el protagonismo de los colores, dando más espacio al blanco, y añadiendo tonalidades más intensas de abajo hacia arriba. La modelo Laura Bailey conseguía este look de 10 a su paso por la London Fashion Week también en septiembre, con sandalias con plataforma de madera de Penelope Chilvers, chaqueta militar con jersey de punto sobre camisa vintage en rosa chicle, y bolso de Prada.

RAYAS SOBRE RAYAS: El 'LOOK DALTON'

El total look de rayas, o 'de presidiario', muy al estilo de los hermanos Dalton en las viñetas de Lucky Luke, también se puede identificar con el conjunto pijamero que ha dominado las pasarelas en lo últimos años. Esta streetstyler neoyorquina se atreve con el conjunto más difícil de nuestra batalla de rayas con un dos piezas XL en crema y gris, que ni siquiera respeta la regla de la raya oscura sobre la clara (ambos tonos neutros se encuentran mucho más cerca uno de otro que el blanco y negro), pero que funciona al añadirle un color complementario al gris como el oliva.

Las rayas verticales de pies a cabeza son un conjunto atrevido y que no resulta fácil de combinar, aunque se puede intentar romper la monotonía de colores y estampados eligiendo rayas missmatch que no 'casen' entre las prendas de arriba y abajo (por ejemplo, jersey con mangas rayadas o varsity + falda tubo), o añadiendo diferentes texturas con el resto de prendas; una labor que en este caso recae en el jesey jaspeado de color gris, y en los botines de charol.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon