Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cómo llevar joyas en el pelo con cuatro peinados de novia diferentes

Logotipo de ¡Hola! ¡Hola! 21/12/2015 hola

© Proporcionado por Hola

De entre todas las celebrity brides que se han casado en 2015, especialmente las que aún 'compiten' por convertirse en la novia del año, hay tres peinados que han aparecido en prácticamente cada boda memorable: la melena suelta con ondas muy poco marcadas (Sofia Vergara y Bar Refaeli); el recogido bajo con el cabello peinado hacia atrás (Eva González y Sofia Hellqvist); y la trenza (Alba Carrillo). Tres grandes clásicos que, combinados con la tendencia de los peinados joya, convierten algo tan sencillo como una trenza al lateral, o una melena suelta con pelo trenzado, en un auténtico peinado de princesa y todo ello sin necesidad de recurrir a la tiara.

De hecho, y en contra de las tendencias que apuntan al peinado de novia de aire royal (el que por definición debería acompañar al vestido de novia de falda princesa que se ha puesto de moda este año y repetirá en el que viene), hay muchas alternativas que permite 'enjoyar' nuestro cabello, adaptando estas confecciones de cristal engastado sobre metal a las diferentes modalidades del peinado de la novia, tanto suelto como recogido: peinetas, broches, clips y horquillas, diademas... Te proponemos cuatro de estos looks, y la manera de 'accesorizarlos'.

VER GALERÍA

EL RECOGIDO CLÁSICO. Este peinado lo propuso Rosa Clará en su desfile de hace un par de años en Barcelona, un tipo de recogido muy clásico de novia, con moño bajo enroscado sobre sí mismo y melena partida y peinada hacia atrás de manera muy sencilla. Estaba pensado para resaltar los pendientes largos de las modelos y al mismo tiempo alargar visualmente el cuello: los pendientes son, de hecho, clave en este look, ya que visten el rostro enmarcándolo de manera muy sofisticada, y al mismo tiempo dificultan complementar el peinado con otras joyas, al menos en la zona superior de la frente.

Cómo 'enjoyarlo'... La mejor opción para no competir con un pendiente largo es colocar las joyas en la base del propio recogido, por ejemplo con un par de horquillas o un peine colocado en el lateral inferior, algo curvado y que sirva la forma natural del pelo. El peine para el cabello con violetas y hojitas de cristales de Swarovski de la imagen es de Jennifer Behr (253 €). Si lo que prefieres es reproducir el efecto tiara, este tipo de recogidos funcionan mejor si se dejan algo deshechos, una opción que suele funcionar bien con las novias algo más boho aunque también serviría por ejemplo con un diseño princess con escote de encaje y manga larga. El halo en forma de hojas con cristales está engastado sobre metal plateado, y tiene un cierre aparte en forma de lazo, que se puede encargar en diferentes colores de novia, como el blanco, marfil, crema, blush o plata entre otros. De Untamed Petals (458 €).

EL MOÑO ITALIANO DESHECHO. Uno de los peinados de novia más recientes en las semanas de la moda bridal fue el de Ángel Sánchez en la pasarela nupcial de Nueva York el pasado mes de octubre, que recupera esta versión del moño italiano algo más desenfadada que en su vertiente más clásica, con el cabello remetido hacia el lateral, varios centímetros por encima de la nuca, raya al centro y mechones sueltos.

Cómo 'enjoyarlo'... La altura de este peinado hace que sea más complicado usar una diadema convecional que con otros, aunque podemos optar por un diseño flexible que se sujete con peines o clips, para poder colocar la pieza indistintamente a un lado o por debajo incluso del recogido. Este halo en color oro amarillo con dos peinetas en los laterales e incrustaciones de cristales y perlas es de Halo & Co., y está a la venta en Nordstrom (381,97 €). Una segunda opción es hacer 'trampa' con un sencillo clip elevado a la categoría de joya, como éste con acabado cepillado de color dorado y flores de cristal. Lo firma Untamed Petals (274 €).

DIADEMA CON TRENZA. La trenza se ha reinventado tantas veces en los últimos meses que resulta casi imposible recordarlas todas, aunque una de las grandes favoritas por las novias es la diadema trenzada, que se puede llevar al estilo milkmaid, unos centímetros por detrás de la línea del nacimiento del pelo, invertida, si en vez de sobre la frente se coloca sobre la nuca, o como ésta, vista en un desfile de Hervé Léger, trenzada directamente sobre los ojos a modo de flequillo.

Cómo 'enjoyarlo'... Este peinado habla por sí sólo, así que es perfecto para reducir las joyas a la mínima expresión: una horquilla en en forma de hoja con cristales de corte baguette basta y sobra para definir el cabello y darle un toque princesa, sin pasarse (182 €). Y si lo que queremos es colocar un accesorio para el cabelllo en la parte de atrás del pelo, la diadema con apliques de strass bordados de color blanco se cierra con dos clips y puede colocarse encima del recogido, especialmente si mantiene un aspecto trenzado deshecho, similar al de la trenza superior (325 €). Ambos pertenecen a la colección de Untamed Petals.

LA TRENZA SIMPLE. La trenza deshecha fue la opción de YolanCris para sus novias el año pasado, y también la llevó Alba Carrillo en su boda, aunque en su caso peinada hacia el lateral y cayendo sobre un hombro. Es un peinado versátil y que sienta bien a prácticamente cualquier novia, independientemente del estilo de su vestido.

Cómo 'enjoyarlo'... Con una peineta elevada en forma de flores y hojas, que se pinze directamente en la raíz del recogido, justo donde nace la trenza. Esta propuesta de color oro viejo es de Maison Michel, y está a la venta en Net-a-Porter (275 €). La segunda opción vale tanto para una trenza sencilla como para una trenza combinada con melena suelta, algo así como la que convertía en tendencia Allison Williams con este peinado, aunque en el caso de la novia suele sustituirse la melena espejo por unas ondas muy suaves y con algo de movimiento, que caen en cascada sobre los hombros. La joya idónea: una diadema con filigrana de flores en metal de color dorado, que puede sujetarse al pelo o bien con dos clips a los lados o con un lazo metalizado. De Jennifer Behr (391 €).

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon