Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cómo prepararnos para una reunión de padres y 'profes'

¡Hola! ¡Hola! 18/10/2016 hola
http://www.hola.com/imagenes/ninos/2016101889012/reuniones-padres-profesores-consejos/0-396-358/ninos-profes-01-c.jpg © Proporcionado por Hola http://www.hola.com/imagenes/ninos/2016101889012/reuniones-padres-profesores-consejos/0-396-358/ninos-profes-01-c.jpg

La reunión con los 'profes' de los niños no tiene por qué ser motivo de estrés ni para los padres ni para los 'peques': estas citas nos ayudan a entender de primera mano cómo les va en el colegio, conocer a algunas de las personas que más influyen en su educiación en el día a día, y aprender más detalles sobre su desarrollo cognitivo y su comportamiento en clase. La información cosechada en estas reuniones está pensada para que los padres aprovechen al máximo el paso del 'peque' por la escuela, averiguando, por ejemplo, en qué materias falla más y si podemos ayudarle en casa, o cuáles son las habilidades académicas en las que destaca.

VER GALERÍA

Estas reuniones suelen, por tanto, sostenerse en tres pilares: académico, social y de comportamiento. La información aportada por los 'profes' en estos tres ámbitos es enormemente valiosa: podemos, por ejemplo, conocer cómo se le dan las 'mates' o la sintaxis pero también si es tímido con los otros niños o presenta alguna dificultad para hablar en público, o si por el contrario es propenso a enfadarse o frustrarse con rapidez cuando no le salen las cosas bien.

Es por este motivo que en las reuniones con profesores suelen ser ellos quienes determinen el curso de la conversación, aunque es importante llevar de casa los 'deberes' hechos, nunca mejor dicho, y tener a mano dos listas: una muy breve con preguntas que nos parezcan importantes, y otra con información que pueda ser de utilidad al profesor: ¿es mejor no presionar al niño en ciertas situaciones? ¿Tiene alguna necesidad especial? ¿Estamos viviendo una situación difiícil en casa que puede afectar a su rendimiento? ¿Tiene hermanos mayores con los que se compara a menudo? El estrés y anisedad generados por algunas de estas situaciones pueden ralentizar el proceso de aprendizaje, sin que los profesores sean conscientes de que las causas sean externas y no intrínsecas a las habilidades del niño. Cuanto antes conozcan los profesores estos detalles, más preparados estarán para lidiar con situaciones difíciles o imprevistas.

También es fundamental que, al terminar la reunión, los padres salgan con una idea clara de: 1. cuál es el progreso general del niño; 2. cómo debe organizarse en casa con los deberes; 3. si se necesitan o no clases de apoyo fuera de clase; 4. si hay algun canal para comunicarse con otros padres y profesores; y 5. si el comportamiento del niño es el adecuado dentro del aula, en el comedor y en el patio del cole.

Para evaluar correctamente los trabajos, exámenes o evaluaciones que nos enseñen los profesores, hay que conocer bien las materias recientes en las que han estado trabajado los niños en casa (incluso si tienen muchos deberas), si tienen exámenes a la vista o cuáles son los materiales que los niños deban tener a mano para trabajar en el colegio o en casa. Del mismo modo, no está de más tomar notas durante las reuniones para que podamos comunicarnos con el profesor si tenemos alguna duda después de la entrevista: pregúntale cuál es la mejor manera de llevar a cabo este tipo de comunicaciones, incluida la llamada de teléfono convencional pero también grupos de WhatsApp, el correo electrónico o las Apps específicas para tramitar las comunicaciones entre padres, alumnos y personal del coelgio.

Aunque muchas veces las reuniones con los docentes se tienen con el tutor del niño, en ocasiones el colegio organiza encuentros donde podemos conocer a todos los 'profes' de un curso determinado, en rondas de entre 5 y 10 minutos cada uno. En estos casos, podemos centrar nuestra atención en profesores relacionados con materias más conflictivas, ya sea guiándonos por las notas que traen los niños a casa, por lo difíciles que les resulten los deberes o por los comentarios del pequeño respecto a la asignatura o profesor en cuestión. Antes de reunirte con los profesores, es importante comentarlo con los más 'peques': estas reuniones suelen provocar algo de intranquilidad en los niños; si es así, recuérdales que son totalmente ordinarias, que todos los padres las tienen, y anímales a hacer alguna sugerencia o pregunta que pueda ser útil durante la reunión. Una vez en casa, hay que acordarse de comentar con ellos lo que nos han dicho los 'profes', haciendo hincapié en los aspectos positivos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon