Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cabeceros: el otro lado de la cama

¡Hola! ¡Hola! 22/08/2016

http://www.hola.com/imagenes/decoracion/2016082287880/nuevos-cabeceros/0-385-523/cabeceros-1-c.jpg

http://www.hola.com/imagenes/decoracion/2016082287880/nuevos-cabeceros/0-385-523/cabeceros-1-c.jpg
© Proporcionado por Hola

Ninguneados a la hora de montar las habitaciones, los nuevos modelos reclaman su capacidad para crear dormitorios estéticamente bellos, con grandes dosis de funcionalidad y diseñados a imagen y semejanza de sus moradores. Vienen empujando fuerte, dispuestos a recuperar su protagonismo en los dormitorios.

Secundarios de lujo

http://www.hola.com/imagenes/decoracion/2016082287880/nuevos-cabeceros/0-385-524/cabeceros-2-a.jpg © Proporcionado por Hola http://www.hola.com/imagenes/decoracion/2016082287880/nuevos-cabeceros/0-385-524/cabeceros-2-a.jpg

Aunque las tendencias les han relegado a un segundo plano e, incluso, les han eliminado de un plumazo, lo cierto es que poseen un papel fundamental y tienen mucho que ofrecer en el diseño y decoración de un espacio. Cambia el cabecero de tu dormitorio y habrás renovado la imagen del ambiente más íntimo de la vivienda sin tocar el resto de componentes, ni siquiera la ropa de cama.

Al servicio de la decoración

http://www.hola.com/imagenes/decoracion/2016082287880/nuevos-cabeceros/0-385-525/cabeceros-3-a.jpg © Proporcionado por Hola http://www.hola.com/imagenes/decoracion/2016082287880/nuevos-cabeceros/0-385-525/cabeceros-3-a.jpg

Su papel decorativo es fundamental, ya que se adapta tanto al estilo de la habitación como a los gustos de su inquilino. Los hay clásicos, modernos, ‘retro’, rústicos… Y todos ellos cuentan con un gran potencial y un atractivo especial. De obra, ‘pintados’ en la pared o modelos en madera, tela o hierro. Pueden ir a juego con la parte de los pies, formar una estructura única o ser un elemento independiente del resto de la cama. No importa, siguen siendo aliados de la decoración y del confort. Hay modelos que se ajustan al ancho del colchón; otros que sobresalen unos centímetros (20-40) a ambos lados; y otros que abarcan todo el plano de la pared y se convierten en una pieza con entidad propia, robando el protagonismo al resto de elementos. Su poder está en el toque mágico que poseen.

Madera: un clásico con mil caras

http://www.hola.com/imagenes/decoracion/2016082287880/nuevos-cabeceros/0-385-526/cabeceros-4-z.jpg © Proporcionado por Hola http://www.hola.com/imagenes/decoracion/2016082287880/nuevos-cabeceros/0-385-526/cabeceros-4-z.jpg

Pintada, al natural, envejecida… Los cabeceros de madera son un clásico, que se integran sin problema en distintos estilos decorativos: ponen la nota más romántica en dormitorios ‘folk’; encajan en decoraciones nórdicas; otorgan carácter a atmósferas ‘retro’ o frescura a interiores rústicos. Además, los nuevos cabeceros pueden ser muchas cosas a la vez, sin renunciar a su belleza interior. Reinterpreta los diseños y exprime su potencia. Algunos son prácticas repisas, otros albergan en su interior cajones o compartimentos secretos. También pueden elevar su altura y actuar como biombos o ser a la vez cabecero, mesilla o cómoda.

Opciones ornamentales

http://www.hola.com/imagenes/decoracion/2016082287880/nuevos-cabeceros/0-385-529/cabeceros-7-a.jpg © Proporcionado por Hola http://www.hola.com/imagenes/decoracion/2016082287880/nuevos-cabeceros/0-385-529/cabeceros-7-a.jpg

Di adiós a lo sencillo, hoy por hoy no tiene nada que hacer. Las camas actuales tienen mucho poder visual, en detrimento del minimalismo imperante en otras estancias de la casa. Los nuevos o renovados cabeceros adoran las formas clásicas, los tamaños XL y las florituras decorativas. El hierro, normalmente pintado de blanco, se convierte en una buena opción. Los dorados recuperan el esplendor y ponen una pincelada de ‘glamour’ y lujo.

Pero el triunfo, sin duda, se lo llevan los cabeceros tapizados. Tradicionales –véase el capitoné– o modernos en terciopelos o algodones, suben enteros en un dormitorio que busca la calidez a través de la cama y sus componentes principales, para irse a dormir, siempre, en buena compañía.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon