Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Caitlyn Jenner y Hari Nef, llega la revolución 'trans'

Vanitatis Vanitatis 09/01/2016 Mayka Paniagua


© Externa

Cuando la agencia IMG Models realiza un fichaje pasan dos cosas: la modelo suele ascender al trono de las mejor pagadas y se marca el camino de lo que sucederá en las pasarelas y en las portadas de las principales revistas de moda. Y si no, pongamos un ejemplo. Ellos son artífices del fenómeno Gisele Bündchen, aquella modelo brasileña de interminables piernas y rostro bronceado. Cuando la contrataron, la encumbraron a la cima de las modelos mejor pagadas y más requeridas por marcas. Uno de sus últimos fichajes puede seguir sus pasos. Lo cierto es que no dejará indiferente a nadie. ¿Han visto ustedes la serie televisiva 'Transparent'? Hari Nef, su protagonista, engrosa la nómina de esta agencia y se convierte en la primera modelo transexual que hará campañas globales para la agencia. Pero Nef no pasará a la historia solo por ser un icono de moda. A sus 22 años lo suyo es derribar barreras.

Hari Nef rompe moldes y estereotipos. Es guapa y atrevida, tiene 22 años y vive ese sueño americano con el que sueñan muchas. Nació en Filadelfia allá por 1992. “Yo era un niño judío, bajito y con sobrepeso, en los suburbios de Boston, que compraba revistas de 20 dólares, veía películas que bajaba ilegalmente de Internet y miraba las fotos de las fiestas que se hacían en Nueva York. Independientemente del sexo o el género asignado al nacer, si quieres algo con toda tu fuerza y trabajas sin descanso para conseguirlo, se puede convertir en realidad”, ha narrado ella misma en una entrevista. Ese esfuerzo del que habla empieza a reconocerse.

No es una modelo al uso. Se graduó en la especialidad de Drama y Teatro por la Universidad de Columbia. Mientras actuaba y escribía obras. Aficionada a las redes sociales, con más de 12 millones de seguidores, no se calla ninguna opinión. De cualquier tema, comprometido o no. “Yo no puedo hablar por todas las chicas 'trans', pero si hubiera más gente con cuerpo de hombre corriendo en vestidos me gustaría ser como ellas”, ha escrito hace unos días en un tuit.

Conoce su proyección pública y la utiliza, pero no lo ha tenido nada fácil. El contrato con la cadena británica Selfridges la dio visibilidad y consiguió que muchos se fijaran en ella. Tanto que lo siguiente fue debutar en la New York Fashion en primavera de 2014. Luego llegó el contrato para ser la imagen de la marca &Other Stories, de H&M. Atrás quedan aquellos que la cerraban puertas por “un aspecto demasiado transgresor para atraer a los grandes clientes de la moda”, como ha confesado que le decían.

Empieza a ser un referente

Hari Nef en una imagen para 'Interview Magazine' © Proporcionado por Vanitatis Hari Nef en una imagen para 'Interview Magazine'

Dice vivir abiertamente su carácter transexual, aunque reconoce que no es tan sencillo. “Cuando era más joven quería que la gente me viera como alguien capaz de asumir riesgos. Nunca había tenido seguridad en mi aspecto o en mi cuerpo porque no había nadie en esta industria con la que compararme. No había chicas que se parecieran a mí o que se identificasen como yo. Tenía que hacerme oír”. Ahora como actriz los críticos la comparan con Karlie Kloss o Miranda Kerr y, como modelo, la revista 'Dazed & Confused' ya la ha elegido como uno de los cien personajes más influyentes de la moda actual. Ha sido portada de la revista 'Frische', desfilado para Hood by Air, actuado en Art Basel Miami, protagonizado La gaviota de Chéjov y aparecido en las páginas de i-D.

Se define “fluida y nada excluyente” y a diferencia de otras transexuales, no se somete a la identidad masculina o femenina. “Lo que me atrae de la moda son las posibilidades que brinda para construir, reconstruir y deconstruir las visiones normativas”, confiesa. Un nuevo icono que utiliza el glamour para defender los derechos del colectivo gay o transexual. “¿Para qué estoy trabajando en esto si no es para ayudar? Mi miedo es que esta presunta revolución 'trans' únicamente sirva a un pequeño grupo de transexuales", ha dicho. Mientras, en su carrera, se ha fijado un objetivo. "Quiero ser la primera mujer transexual que gana un Oscar" y, quizás, representar a Lady Macbeth como soñaba cuando era pequeña.

Otras modelos 'trans

' Hari Nef (izq) en una imagen de archivo de un videoclip © Proporcionado por Vanitatis Hari Nef (izq) en una imagen de archivo de un videoclip

No crean que es la primero modelo trans que alcanza notoriedad. Hay otras bellezas cuyos encantos consiguieron rendir a la industria fashion. Isis King fue la primera modelo americana en alzar la voz y declararse transexual. A la modelo serbia Andrea Pejic la habrán visto ustedes desfilando para Jean Paul Galtier. Es la única que ha subido a la pasarela como hombre y como mujer tras someterse a una operación logrando lo imposible: alcanzar los primeros puestos en la lista de los Top 50 modelos masculinos como en la de las 100 mujeres más sexys. A Claudia Charriez la descubrieron en el concurso de America’s Next Top Model y acabó haciéndose con el trono del America’s Next Top Transsexual Model.

Florencia De la V es la reina de las telenovelas argentinas. Cuando nació su madre la puso de nombre Roberto. Ella se propuso conseguir la imagen de mujer que sentía en su interior, triunfar como actriz, casarse y tener hijos (en adopción). Todo lo ha logrado y además fundó su propia revista de moda. Roberta Close fue la primera transexual que posó para la edición brasileña del 'Playboy' antes de haberse operado. Y una vez que pasó por quirófano, posó desnuda para la revista brasileña 'Sexy' siendo considerada una de las mujeres brasileñas más sexys. Lea T., la hija del legendario futbolista brasileño Toninho Cerezo, es la musa de Riccardo Tisci, director creativo de Givenchy.

La película narra un drama real

La aceptación mediática de la transexualidad es uno de los logros de los últimos años. Fruto de esta tarea de concienciación (de la revulsión social que ellas han logrado) se desempolvó de un cajón en un despacho de Hollywood la vida de Lili Elbe que ahora llega a las pantallas. Fue Niels Hoyer, un amigo de Lili, quien escribió 'Man into Woman' que después inspiró la novela 'La chica danesa', de David Ebershoff, publicada en 2001. La suya es una biografía de cine. Lili fue la primeras en someterse a la cirugía de reasignación de sexo. La pionera. Conocía los riesgos, pero los asumió: los médicos y los sociales. En 1931 falleció a causa de las secuelas de la última de las cinco operaciones a las que tuvo que someterse. Lo más duro fue sufrir el abandono de sus amigos. Sin embargo, no sería muy aventurado decir que fue feliz hasta entonces. Se reconoció mujer fruto de una decisión casual.

Lili fue primero Einar Mogens, marido de Gerda Wegener, una ilustradora de retratos de mujeres que tuvo éxito dentro del Art Deco. Pintaba retratos de mujeres de moda para revistas como 'Vogue' o la 'Vie Parisienne'. Un día una de sus modelos no acudió a su cita para posar al apartamento de Copenhage que ambos compartían. Acuciada por un encargo, le pidió a su marido, Einar, que posara solo un rato con falda, tacones y medias. Ahí surgió aquella transformación que ambas convirtieron en una diversión y en una vida paralela.

Einar se inventó a Lili y empezó a vestirse de mujer. "Cuando se vestía de mujer se sentía como en casa", se lee en su biografía. A Gerda parecía divertirla pasear a su pareja por fiestas y eventos como si fuera su hermana. No todos entendieron esta dualidad y se mudaron a París, donde nadie las conocía y podían alternar. Lili vivía y vestía como una chica, y Gerda tenía relaciones con otras mujeres.

Einar Mogens Wegener, Lili Elbe © Proporcionado por Vanitatis Einar Mogens Wegener, Lili Elbe

Años después decidió pasar por el procedimiento de reasignación de género con el célebre doctor alemán Magnus Hirchsfeld, quien fundó la primera asociación de defensa de homosexuales y transexuales. Él la sometió a una castración quirúrgica, pero el resto de operaciones fueron obra de Kurt Warnekros, a quien llamaba su creador. La última operación era la decisiva. Iba a implantarle un útero y crearle una vagina artificial. No lo superó. Murió días antes de cumplir los 50. Antes de pasar por la operación que la mataría, escribió a un amigo: “He probado que tengo derecho a vivir existiendo como Lili durante 14 meses. Se podría decir que 14 meses no son muchos, pero para mí es una vida humana completa y feliz”.

Caitlyn Jenner, icono de la 'revolución trans'

Caitlyn Jenner en la portada de la revistas 'Vanity Fair' © Proporcionado por Vanitatis Caitlyn Jenner en la portada de la revistas 'Vanity Fair'

Fueron casi 20 años viviendo una ficción. Una biografía que ella y su pareja inventaron. Cuando su historia se hizo pública no tuvo otra opción que contarla. En el libro nos damos cuenta cómo ella quería contar esa transición a ser una mujer de verdad, pero añoraba ser tan solo una chica danesa con una vida normal. Dinamarca reconoció su nueva identidad con un pasaporte y anuló el matrimonio. Gerda murió en 1940, tras un segundo matrimonio con un oficial italiano, arruinada y habiendo perdido su reconocimiento como artista.

David Ebershoff se encargó de novelar su biografía que el oscarizado Tom Hooper (autor de 'El discurso del rey' y 'Los miserables') filmó con Eddie Redmayne y Alicia Vikander en los papeles de Lili y Gerda y podremos verla en la gran pantalla el 15 de enero. El fantástico vestuario de época es obra del español Paco Delgado, quien ha trabajado con Almodóvar, Álex de la Iglesia y debutó en Hollywood con 'Los Miserables'. Cuentan que la expectación era tanta que la película se proyectó en la Casa Blanca en una velada dedicada a los derechos de los transexuales. Este dato dice mucho de la revolución que afortunadamente vivimos en la aceptación de las historias de los 'trans'. La elección de Redmayne, sin embargo, no estuvo exenta de polémica, ya que muchos le echaron en cara que debía haber elegido a una actriz transexual.

Lo cierto es que 'la rebelión trans' (dicho con todo el respeto) parece que logrará trascender la portada de 'Vanity Fair' protagonizada por la ya célebre Caitlyn Jenner, anteriormente conocida como Bruce Jenner, el excampeón olímpico y expadrastro de Kim Kardashian. Jenner anunció su cambio de sexo unos meses antes de dicha portada. Su descubrimiento “rompió” Internet, tertulias televisivas y abrió una ventana para que se hablara sin velos de la transexualidad.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon