Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Camilla Parker Bowles y Sarah Ferguson: de enemigas públicas a firmes aliadas

Vanitatis Vanitatis 10/02/2016 Núria Tiburcio

Nunca han sido cuñadas, nunca han sido amigas, pero ahora son aliadas. Camilla Parker Bowles, esposa del príncipe Carlos, y Sarah Ferguson, exmujer del príncipe Andrés, han hecho un pacto. Según explica el diario 'Daily Mail', la duquesa de Cornualles estaría intentado que Fergie vuelva a formar parte del circulo de la realeza. Desde que se divorció del duque de York en 1996, Sarah fue totalmente apartada de la Casa Real por ser considerada persona 'non grata'. Su mala fama y su cuestionable conducta la convirtieron en una 'repudiada', pero esto ha cambiado en estos últimos meses y ha sido gracias a la actuación de Camilla. 

Durante años, Sarah Ferguson fue 'vetada' a las galas de Elephant Family, una fundación que se dedica a la protección de los elefantes y a la que Fergie mostró su total apoyo desde un primer momento. Cuando en 2008 la fundación nombró al príncipe Carlos y a Camilla como presidentes de honor, Sarah dejó de figurar en la lista de invitados, algo que no le acabó de sentar nada bien a la que fuera nuera de Isabel II. No obstante, parece que algo ha cambiado este año, pues Sarah sí estará presente en el evento. "Camilla ha visto la gran labor que hace Fergie y por ello ha querido que esté presente en el evento. Camilla quiere ser su aliada y que pueda volver a los círculos en los que ella siempre ha estado", aseguran personas cercanas al círculo de la duquesa de Cornualles. 

El resurgir de Fergie

De ser querida a ser odiada y de ser odiada a ser querida. Estas son, en un breve resumen, las etapas por las que ha pasado Sarah Ferguson y su popularidad. Cuando en 1986 la Casa Real británica anunció su compromiso con el príncipe Andrés, los medios se deshicieron en elogios con ella. En la mayoría de los diarios británicos se podía leer la excelente elección que había hecho el duque de York y continuamente se la comparaba con Lady Di. La buena aceptación de Fergie no fue solo para los ciudadanos. También los Windsor la adoraban, sobre todo la reina Isabel, quien ya comenzaba a ver con malos ojos a la esposa de su hijo Carlos. Aunque la felicidad de Sarah se incrementó con el nacimiento de sus dos hijas, en 1992 empezó su declive, un descenso que bien puede resumirse en tres acontecimientos. 

Los tres hechos que hicieron que Sarah perdiese su popularidad:

1. Varios amantes: durante los seis años de matrimonio con el príncipe Andrés, Fergie mantuvo varias relaciones extramatrimoniales. Aunque tanto ella como la Casa Real intentaron que esas aventuras no trascendieran a los medios, muchas de ellas se hicieron públicas, como la que tuvo con el millonario Steve Wyatt, que propició su divorcio con el duque de York.

2. Imágenes en 'topless': la publicación en el 'Daily Mail' de varias fotografías en las que aparecía Sarah Ferguson haciendo 'topless' en una piscina mientras John Bryan, un administrador financiero americano, le chupaba un pie fueron muy mal recibidas entre los británicos. Esas fotografías le valieron tener que firmar el divorcio y perder el título de Su Alteza Real.

Sarah tras la publicación de las imágenes en 'topless' (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Sarah tras la publicación de las imágenes en 'topless' (Gtres)

3. Vendió al príncipe Andrés: con deudas de más de 1,3 millones de dólares y la popularidad por los suelos, Sarah decidió aprovecharse de la posición de su marido e intentó engañar a varios empresarios ofreciéndoles encuentros con el duque de York a cambio de dinero. Fergie fue pillada in fraganti por el diario 'News of the World' cuando intentaba hacer un pacto a cambio de 40.000 euros.

Tres hechos que han provocado que Sarah recupere su popularidad:

1. Buena madre: a pesar de su comportamiento y de sus escándalos, Fergie siempre se ha mostrado como una buena madre que se desvive por sus dos hijas, Beatriz y Eugenia. Ellas mismas han contado en varias ocasiones que el apoyo que les proporciona Sarah las ayuda a saber llevar con dignidad el acoso y las continuas burlas de la prensa, y que su madre es un gran ejemplo para ellas. 

Sarah junto a sus hijas (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Sarah junto a sus hijas (Gtres)

2. Gran apoyo para Andrés: cuando a principios de 2015 se relacionó al duque de York con un presunto caso de abuso de menores, su exmujer salió al paso para defenderlo. "Andrés es un gran hombre y jamás en la vida haría esas cosas de las que se le acusa", explicaba Fergie. Este gesto de amor y lealtad fue muy bien recibido entre los británicos, quienes pensaron que, a pesar de sus desencuentros, Andrés y Sarah habían sabido arreglar sus problemas

3. Escritora de éxito: tras fracasar en varios trabajos, Sarah decidió cumplir uno de sus sueños y escribir libros para niños. Desde entonces, se ha convertido en una reconocida escritora de éxito en Reino Unido y varias de sus obras se han convertido en 'best sellers' infantiles. 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon