Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Camilo Sesto: el artista de mil caras y talento único

Zeleb.es Zeleb.es 18/10/2015

camilo-sesto-en-su-casa Camilo Sesto: el artista de mil caras y talento único

No sabían los Supersingles que tras una meteórica carrera en televisión iban a recibir la bendición artística de la que fue una de las voces más laureadas del panorama nacional: Camilo Sesto. El cantante, de 69 años, acudió este fin de semana al programa de María Teresa Campos, Qué tiempo tan feliz, donde recordó tiempos pasados, que es a lo que se dedica este formato de Telecinco. No obstante, se vendió la visita como una entrevista a una persona que en su momento cambió la historia de los musicales en nuestro país. 

Si bien lo que realmente sorprendió fue el aspecto que lució el intérprete durante el programa porque Camilo se ha operado, pero mucho. Apenas tiene expresión en la cara y cuando habla, los labios no le gesticulan. Para alguien que fue actor, ahora la cara de susto o de tranquilidad adquieren el mismo trazo, como si alguien estuviera constantemente frente a él diciéndole "no te muevas". 

Camilo será eternamente recordado por su papel en Jesucristo Superstar, que él mismo financió para adaptarla al español. Una ópera rock que interpretó en el Teatro Alcalá-Palace de Madrid después de verla varias veces en Londres. Lo cierto es que la adaptación fue una maravilla que el mismísimo autor, Andrew Lloyd Webber, reconoció como la mejor adaptación de la obra.

Claro que aquello no solo le valió por fama y prestigio al cantante sino que, efectivamente, inició el fenómeno de los musicales en España. Le acompañaron en aquella obra, en la que él interpretaba a Jesús de Nazaret, Ángela Carrasco como María Magdalena o Teddy Bautista en el papel de Judas. Todo por un coste de 12 millones de pesetas, una fortuna en la época, pero que Sesto asumió como riesgo. 

Se fue convirtiendo entonces en todo un personaje, que llegó a protagonizar un anuncio de unas maquinillas de afeitar por 50.000 dólares y donó el dinero a obras solidarias, así como se dedicó a otras obras como componer y lanzar el primer disco de Miguel Bosé. Pero es que tres años después, en 1978, publica el álbum Sentimientos, que contenía la famosa Vivir así es morir de amor y que le vale el disco de Platino a un millón de copias vendidas. 

En los 80 siguió con sus éxitos, sobre todo porque supo adaptarse a la década y seguir de actualidad. Tanto, que a finales de la década se retiró a vivir buena parte del año a Miami (Estados Unidos). Unos años en los que daba conciertos muy puntuales. 

Aunque los 90 tampoco fueron una mala época, llegando a tener su canción Amor mío, ¿qué me has hecho? en el número uno de la lista Billboard durante 18 semanas consecutivas, lo que le valió una nominación al Grammy. Un artista que nunca ha tenido una mala época sino que ha ido cumpliendo años y en su momento decidió ir bajando sus apariciones públicas y su ritmo profesional. Por eso, quizá lo que menos pudo gustar de esa intervención en el programa de Telecinco no fue tanto su aspecto quirúrgicamente plástico, artificial hasta el exceso, sino que cuando le pidieron que cantara un trocito de una canción, la voz ya no era la de siempre. 

Fotos: Gtres.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Zeleb

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon