Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Caprichos y desastres de la 'ley sálica': de Gabriella de Mónaco al nuevo príncipe sueco

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 03/03/2016 Núria Tiburcio

El destino es caprichoso, si no que se lo pregunten al segundo hijo de la princesa Victoria y el príncipe Daniel. El príncipe Oscar Carl Olof, que vino al mundo este miércoles en el hospital Karolinska de Estocolmo, ocupa el tercer puesto en la línea de sucesión al trono por detrás de su madre y de su hermana, la princesa Estelle. A pesar de ser un varón, el pequeño no está llamado a ser rey como consecuencia del cambio de la ley sálica, que establece que sólo los hombres pueden reinar, por la ley cognática, que constituye que el primer hijo del rey es el heredero al trono sin importar su sexo.

Estelle conociendo a su hermano pequeño (Kungahuset) © Proporcionado por Vanitatis Estelle conociendo a su hermano pequeño (Kungahuset)

Si el príncipe Oscar es una 'víctima' de la ley cognática, la princesa Gabriella de Mónaco lo es de la ley agnaticia, una variante de la ley sálica que sí permite reinar a las mujeres, pero siempre por detrás de los hombres aunque ellas sean mayores. A pesar de haber nacido dos minutos antes que su hermano, el príncipe Jacques, Gabriella tiene que conformarse con ser la 'segundona' del principado, tal como estipula el artículo 10 de la constitución monegasca: “La sucesión al trono abierta por la muerte o abdicación, se lleva a cabo en los descendientes directos y legítimos del príncipe reinante, por orden de primogenitura con prioridad masculina en el mismo grado de parentesco”.

Los príncipes Jacques y Gabriella de Mónaco (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Los príncipes Jacques y Gabriella de Mónaco (Gtres)

El caso de Suecia

La princesa Victoria nació en 1977 como heredera al trono por ser la única descendiente del rey Carlos XVI Gustavo. Con la llegada de su hermano Carlos Felipe dos años después las cosas cambiaron. Siguiendo la ley vigente en esos momentos, la sálica, el príncipe se convirtió en el nuevo heredero. Fue entonces cuando empezó una 'revolución feminista'. Las continuas presiones de grupos feministas que veían en este hecho una discriminación hacia las mujeres lograron reformar la Constitución aboliendo la norma con carácter retroactivo por lo que Victoria se convirtió automáticamente en la heredera dejando a su hermano el puesto de 'segundón'

Victoria junto a su hermano Carlos Felipe (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Victoria junto a su hermano Carlos Felipe (Gtres)

A pesar de que la ley cognática lleva ya varias décadas vigente en Suecia,Carlos XVI Gustavo nunca pierde la oportunidad de recalcar que preferiría que Carlos Felipe fuera su heredero. Cuando se modifició la ley en 1980, el rey ya protagonizó una polémica al declarar que "personalmente,me gustaría que fuera Carlos Felipe mi sucesor. Además estoy seguro que los ciudadanos suecos también prefieren un Rey en el Trono". Asimismo, en 2003 volvió a enfurecer a las feministas asegurando que "es absurda la nueva disposición de los herederos y, naturalmente, ha sido un error. Una ley constitucional que actúa con carácter retroactivo es ridícula”. 

Mónaco, España y Reino Unido prefieren a los hombres

Es probable que Gabriella sea la última princesa europea en sufrir las consecuencias de la ley sálica, pues en los países donde todavía sigue vigente parece que por ahora todo está solucionado. En España, al no tener Felipe VI hijos varones, será su primogénita, la princesa Leonor, quien acceda al trono en un futuro. En Reino Unido, en cambio, los tres herederos de la reina Isabel –Carlos, Guillermo y George– son hombres e hijos primogénitos de sus padres, por lo que no hay ningún problema tras el nacimiento de la princesa Charlotte. Estas dos monarquías, junto con la de Mónaco, son las únicas que no han reformado aún esta cuestión en sus leyes máximas.

Los Borbón, los Windsor y los Grimaldi © Proporcionado por Vanitatis Los Borbón, los Windsor y los Grimaldi

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon