Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Casada con un alto cargo del PP y aficionada a la guitarra: así es la juez Pilar de Lara, la 'Alaya gallega

Vanitatis Vanitatis 01/05/2016 Jose Madrid

En apenas más de un mes cumplirá 48 años y en Galicia ya se la conoce como el terror de los cargos públicos con algo que esconder y de los corruptos en el más amplio sentido de la palabra. La jueza Pilar de Lara ha vuelto a saltar a la actualidad mediática estos días cuando otro conocido letrado, Cándido Conde Pumpido, la ha acusado de favorecer, en el caso Besteiro (uno de los que instruye), a la secretaria y fundadora de la Asociación de Defensa del Parque de Rosalía, el grupo que ejerce la acusación particular y que inició el caso con sus denuncias. Pumpido ha asegurado que hay una relación “de amistad íntima” entre ambas y que por eso ha incurrido en “caciquismo judicial”. No es la primera vez que esta mujer discreta y aficionada a la música salta a los medios por un asunto relacionado con su profesión. En Galicia son conocidas sus diatribas contra la corrupción hasta el punto de ganarse el apodo de la 'Alaya gallega', en referencia a Mercedes Alaya, la conocida jueza del escándalo de los ERE.

Pilar de Lara en una imagen de archivo (EFE) © Proporcionado por Vanitatis Pilar de Lara en una imagen de archivo (EFE)

Nacida en Cartagena, Murcia, un 10 de junio de 1968, desde muy joven se apasionó por el mundo de las leyes pero también hizo sus pinitos en el de la música. Hija de un capitán de barco, estudió en las Carmelitas y desde muy joven le fueron inculcados profundos valores religiosos que le han hecho desfilar, en algún Viernes Santo, tras el Cristo de Medinaceli de los marrajos, sobrenombre con el que se conoce a los miembros de la Cofradía de Jesús Nazareno, la más antigua de la localidad murciana. Amante de la guitarra suele dar clase en su tiempo libre y tocarla con frecuencia siempre que sus ocupaciones de lo permiten. Mujer de pocos amigos, aquellos que la rodean definen a este mujer menuda como “dura” y también bastante hermética respecto a sus relaciones interpersonales. De hecho, su círculo de amistades parece haber hecho un pacto de silencio en torno a ella. Su relación más importante es, por supuesto, la que mantiene con su marido, el integrante de comité ejecutivo del PP lucense Roberto Menéndez Mato. Con él tiene una hija y vive en una de las calles más céntricas de Lugo.

Según han publicado varios medios locales, Pilar se ha visto perjudicada por su vinculación sentimental con el político, ya que eso ha hecho que, en más de una ocasión, se la tache de imparcial y se la califique de “pepera y opusina” cuando alguno de los casos que instruye toca de refilón a alguien poderoso. Durante una época, se llegó a rumorear que su despacho lo presidía una fotografía de Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei. El diario 'La Verdad' publicaba que a ella, pese a sus profundas creencias religiosas, este bulo le había hecho especial gracia. La realidad tampoco es muy diferente: lo que realmente cuelga de una pared de su despacho es una fotografía de Juan Pablo II. Entre las anécdotas sobre su vida y sus gustos, los medios locales también han hablado de su querencia por el Red Bull en momentos de estrés. Sus allegados no han tardado en afirmar que lo que en realidad bebe es té.

De Mieres a Lugo

Pilar de Lara en una imagen de archivo (EFE) © Proporcionado por Vanitatis Pilar de Lara en una imagen de archivo (EFE)

Antes de conseguir la magistratura y de dar el 'golpe' en casos como el Carioca, los inicios profesionales de Pilar de Lara se situaban en Asturias. En 1999 llegó al juzgado de instrucción número 2 de Mieres y fue en esa época cuando conoció al que más tarde sería su marido. Sus hazañas judiciales ya eran conocidas en Asturias por aquella época. Pilar tuvo mucho que ver en la lucha contra el narcotráfico o en el caso de Trashorras, un exminero que era responsable de los explosivos del 11-M. Cuando en 2007 fue trasladada a Lugo, sus compañeros le montaron una enorme fiesta de despedida y le regalaron, precisamente, la fotografía de Juan Pablo II.

Una vez llegada a Galicia, la jueza no ha dejado títere con cabeza. Allí averiguó que ciertos mandos policiales eran cómplices de los abusos del proxeneta del Queen's, un conocido prostíbulo. Ese descubrimiento fue la raíz del caso Carioca, en el que llegó a haber más de un centenar de imputados por delitos de blanqueo, malversación o abusos sexuales. Su lucha contra la corrupción le granjeó amenazas bastante fuertes en la red y, según publicaba 'El País' hace varios años, eso ha hecho que lleve una vida monacal y que, básicamente, vaya del trabajo a casa y viceversa.

En el mundo del famoseo también tuvo que ver en un caso que dio mucho que hablar. Pilar de Lara fue la responsable de la investigación de la boda del jugador del Real Madrid Nacho Fernández en 2015. Según varias publicaciones, la empresa de transportes Monbus, cuyo presidente fue detenido y puesto en libertad bajo fianza de 20.000 euros, habría pagado al menos una parte de su enlace del futbolista con María Cortés para agasajar al padre de esta, que es militar. La concesión del servicio de transportes de los militares estaba en juego por aquel entonces y según las pesquisas de la jueza, el dueño de Monbus habría querido tomar ventaja en dicha concesión ganándose el afecto de los militares de mayor rango, entre los que se encontraría el padre de la mujer de Nacho Fernández.

Pilar de Lara en una imagen de archivo (EFE) © Proporcionado por Vanitatis Pilar de Lara en una imagen de archivo (EFE)

Casos aparte, ante las antipatías que ha despertado en muchos círculos, hay una página de Facebook que la apoya y en la que incluso se habla de lo mucho que sufrió su ya fallecida suegra ante las amenazas que se producían en torno a la familia de su hijo. Discreta acerca de su familia, el éxito profesional de Pilar de Lara ha hecho que, desde hace años, se postule como candidata a entrar en la Audiencia Nacional, lo cual provocaría que tanto ella como su marido y su hija se trasladen a vivir a la capital, pero por ahora prefiere seguir con su discreta y austera vida en Lugo. Allí sigue habitando, junto a su marido y su hija, un piso modesto, sin grandes lujos y guardando un silencio sepulcral que ha contribuido, aún más, a convertirla en todo un personaje.  

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon