Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Charlène abandona Mónaco de nuevo (y ya hemos perdido la cuenta) para irse a Suiza

Vanitatis Vanitatis 17/03/2016 Núria Tiburcio

Charlène de Mónaco lo ha vuelto a hacer. La esposa del príncipe Alberto ha abandonado el principado del que es princesa consorte para pasar unos días de relax. Dejando de lado su escasa agenda oficial, la exnadadora ha puesto rumbo a Suiza junto a sus dos hijos, los príncipes Jacques y Gabriella, y su esposo. El destino elegido por Charlène ha sido Gstaad, una exclusiva estación de esquí a la que la familia Grimaldi le tiene mucho aprecio, pues allí es donde se casaron Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo y donde bautizaron a su hijo Sasha. Al igual que hicieron hace unas semanas los duques de Cambridge, el viaje de Alberto y Charlène se ha guardado con total secretismo y tan solo se avisó del desplazamiento a la fotógrafa Kasia Wandycz.

Las imágenes tomadas por Wandycz han sido cedidas (o vendidas) en exclusiva a la revista 'Paris Match' que las lleva esta semana en la portada. En dichas fotografías puede verse a los pequeños Jacques y Gabriella conociendo por primera vez la nieve. Asimismo, muestran cómo han celebrado el reciente cumpleaños de Alberto, quien el pasado 14 de marzo cumplió 58 años. La familia se hospedó en el hotel The Alpina, un resort de lujo que el propio príncipe inauguró en 2012. Alberto y Charlène ocuparon la suite Gran Lujo que cuenta con balcón con vistas a la montaña, baño de mármol con bidé, un segundo aseo, zona de comedor con chimenea y vestidor. Su precio es de 1.598 euros la noche. 

Imagen del hotel Alpina © Proporcionado por Vanitatis Imagen del hotel Alpina

En lo que llevamos de año esta es la segunda ocasión (conocida) en la que Charlène abandona el principado. En el mes de febrero, la princesa se desplazó hasta Sudáfrica, su país de origen, para acudir a la celebración del 70 cumpleaños de su padre, Mike Wittstock. La familia al completo, a excepción de Alberto, se reunió en el exclusivo restaurante Aurelia de la ciudad de Benoni para que Mike soplará las velas. Según testigos presenciales, la princesa realizó una 'performance' con la canción 'The Gambler' del cantante Kenny Rogers. Tras ese pequeño espectáculo, Charlène se subió al escenario y tuvo unas cariñosas palabras hacia su padre: "Estoy muy orgullosa de mi padre, mi país y de pertenecer a la ciudad de Benoni. Siempre me hace feliz estar de vuelta a casa. Papá, gracias por todo lo que has hecho por mí y mis hermanos. Todos te queremos".

Charlène en el cumpleaños de su padre © Proporcionado por Vanitatis Charlène en el cumpleaños de su padre

En otoño de 2015, Charlène fue protagonista de una gran polémica debido a sus continuas ausencias. Y es que desde septiembre y hasta finales de noviembre, la princesa no dio señales de vida en Mónaco. Tal como aseguraron los medios alemanes, la exnadadora se mudó a vivir una temporada a la isla de Córcega para relajarse y evitar el estrés mientras que su esposo continuaba con su labor institucional. 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.  

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon