Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Charlène 'planta' de nuevo a Alberto y Pauline Ducruet ejerce de primera dama

Vanitatis Vanitatis 27/09/2016 Núria Tiburcio

Es ya una tónica en la agenda de la familia principesca de Mónaco. El príncipe Albertoemprendió hace unos días un viaje a Estados Unidos y, como es habitual, lo hizo sin su esposa,la princesa Charlène. Aunque se desconoce el motivo de la ausencia de la exnadadora, lo más posible es que se quedara en el principado cuidando de sus dos pequeños, los mellizos Jacques y Gabriella. La visita del soberano de la Roca a los Nueva York tenía un objetivo de lo más emotivo: rendir homenaje a Grace Kelly. Pero Charlène volvió a demostrar que lo tiene claro en cuanto a sus prioridades.

El pasado viernes, el príncipe Alberto se desplazó hasta la Quinta Avenida, concretamente a la boutique de Cartier, donde se inauguró un nuevo salón dedicado a la mítica estrella de cine. La estancia está decorada con diferentes retratos deGrace Kelly. El propio príncipe donó una imagen de su madre en la que aparecía su firma. Aunque no estuvo acompañado por su esposa, Alberto no se sintió del todo solo, pues al evento acudió otra mujer de la familia Grimaldi: Pauline Ducruet, quien se convirtió por unas horas en 'la primera dama'.

Alberto en la tienda de Cartier © Proporcionado por Vanitatis Alberto en la tienda de Cartier

La hija mayor de la princesa Estefanía de Mónaco quiso acompañar a su Alberto en este homenaje a su abuela materna. Desde marzo de 2015, Pauline reside en la Gran Manzana y quiso aprovechar la ocasión para encontrarse con su tío, con quien no coincidía públicamente desde finales del mes de enero cuando ambos coincidieron en el Circo de Montecarlo. A pesar de vivir en Nueva York, Pauline intenta viajar con asiduidad a Mónaco para estar con su familia. Este verano, por ejemplo, lo pasó en Europa junto a su madre y sus dos hermanos: Louis Ducruet y Camille Gottlieb.

A su regreso a Nueva York, la princesa Estefanía quiso tener un detalle de cariño con su hija y le escribió una carta en la que podía leerse: “Mi pulgita de amor, cuídate mucho, eres mi rayo de sol, mi sonrisa que ilumina mi vida. No hay palabras para expresar lo que eres para mí. Te quiero tanto. Tu mamita que tanto te quiere”. Pauline compartió la imagen con sus más de 22.000 seguidores de Instagram bajo el mensaje “La cosa más dulce. Tengo a la mejor madre de todo el universo”.

El enfado de Camille Gottlieb en las redes

Camille Gottlieb, la benjamina de la princesa Estefanía de Mónaco, demostró hace unas semanas que tiene un carácter guerrero parecido al de su madre. La sobrina de Alberto II compartió  un texto reflexivo en su cuenta de Instagram en el que aseguraba que está harta de aquellas personas que la atacan constantemente en las redes sociales tanto por su forma de vida como por su físico. A continuación, les mostramos las palabras que la joven de 18 años dedicó a sus detractores. 

"Me he encontrado con algunos comentarios muy crueles en foros, blogs y otros sitios. Vuestros insultos, comentarios y reflexiones son ridículos. Yo no soy 'la hija de Estefanía Grimaldi', yo soy la hija de mi madre, como cualquier otra persona. Decís que mi cara ha sido deformada por un accidente, o cualquier otra tontería; que me he hecho la cirugía estética, que soy falsa, o quién sabe qué.Tengo 18 años, y gracias a Dios ya no tengo el mismo aspecto que cuando era pequeña, lo mismo que le sucede a todo el mundo. Se tiende a pensar que, cuando provienes de una familia principesca, la vida te ahorra todas las dificultades e incertidumbres. Pero al final del día, si me apetece publicar cualquier foto en Instagram, ¡voy a hacerlo! En lo que respecta a mi hermana, solo puedo decir que tenemos 18 y 22 años respectivamente, y que hacemos lo que queremos. ¡Somos jóvenes! No publicamos fotos en Instagram para que os gusten. ¿Esperáis que me crea que a los 18 y 22 años vosotros no salíais a divertiros con vuestros amigos? ¿No os sacabais fotos en bañador al lado de una piscinanbsp;¿No habéis fumado nunca un cigarrillo en toda vuestra vida. Me da lo mismo ser la más guapa o la más fea de mi familia y, sobre todo, me da lo mismo vuestra opinión. Lo único que sé, en todo caso, es que las personas que se pasan día y noche criticándome a mí, a mi hermana y a mi madre, y a nuestros respectivos padres, son ridículas, porque no tienen ni idea. ¿De verdad que no tenéis otra cosa que hacer? Lo más triste es que son personas adultas, que pierden su tiempo haciendo esos". 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon