Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Charlène y sus excusas: esta es la razón por la que no estuvo en los festejos de Suecia

Vanitatis Vanitatis 05/05/2016 Núria Tiburcio

Que laprincesa Charlène no está a gusto en su papel de princesa es algo por todos sabido. La esposa del príncipe Alberto se vale de cualquier excusa para no acudir a los actos que le conlleva tener ese título. El último ejemplo han sido los festejos celebrados el pasado fin de semana en Estocolmo para celebrar el 70 cumpleaños de Carlos XVI Gustavo. El soberano de la Roca tuvo que acudir solo a todas las celebraciones, ya que su mujer no quiso acompañarle. Mientras las otras parejas se mostraban unidas y enamoradas como los herederos de Dinamarca o Marta Luisa de Noruega y Ari Behn (incluso los Reyes eméritos estuvieron hablando un rato), Alberto estuvo sin acompañante como si estuviera 'soltero'. 

Alberto de Mónaco en Suecia © Proporcionado por Vanitatis Alberto de Mónaco en Suecia

El motivo de esta nueva ausencia de Charlène es, según la prensa francesa, un fuerte dolor en la pierna que la incapacitó para viajar hasta Suecia. Hace unas semanas, la princesa dio una excusa parecida para no estar presente en el Baile de la Rosa, uno de los actos más importantes de Mónaco. "Charlène tenía dolor de espalda y no pudo asistir", aseguraron fuentes de palacio, aunque lo cierto es que nadie se creyó esa versión, pues las continuas 'bajas' de la esposa de Alberto son ya injustificables. Desde que se casó con el príncipe, la exnadadora se ha convertido en una experta en el arte de 'escabullirse'. Así lo demuestra su largo currículum de ausencias. 

Muy sonada fue su ausencia en las bodas de sus sobrinos. Y es que cuando en enero de 2014 Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo contrajeron nupcias en la estación de esquí de Gstaad (Suiza), la princesa no se presentó. El motivo que se dio para justificar esa no asistencia fue que tenía un acto programado en Sudáfrica desde hacia varios meses y que no pudo cancelarlo. El tema quedó allí, pero el pasado agosto Charlène volvía a causar baja, esta vez en la boda religiosa de Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo celebrada en Italia. Aunque fueron muchos los medios de comunicación que intentaron encontrar una explicación a esa ausencia, desde palacio no dieron ningún tipo de aclaración de qué tenía que hacer la princesa que le impedía acompañar a su marido a las nupcias de su sobrino.

Boda de Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo © Proporcionado por Vanitatis Boda de Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo

Desde que nacieron Jacques y Gabriella en diciembre de 2014, las ausencias de Charlène se han casi triplicado. La exnadadora se ha volcado en sus dos pequeños y ha dejado de lado su agenda institucional. Tanto es así que se trasladó a vivir una temporada a Córcega y estuvo casi tres meses sin pisar el principado del que es princesa mientras Alberto seguía trabajando. Actualmente, la agenda de Charlène está completamente vacía y se desconoce cuándo volverá a aparecer en público.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon