Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Charlotte de Cambridge: pompas de jabón, primeros pasos, la palabra '¡pop!'... Y tres prendas de moda infantil 'made in Spain'

¡Hola! ¡Hola! 30/09/2016

http://www.hola.com/imagenes/ninos/2016093088709/charlotte-cambridge-moda-espanola/0-393-533/ninos-charlotte-01-c.jpg

http://www.hola.com/imagenes/ninos/2016093088709/charlotte-cambridge-moda-espanola/0-393-533/ninos-charlotte-01-c.jpg
© Proporcionado por Hola

Una fiesta con globos, payasos, pombas de jabón... y dos mini-royals que cada día resultan más adorables y simpáticos. Los Duques de Cambridge están de viaje oficial en Canadá junto a sus dos hijos, el príncipe George y la princesa Charlotte, y una vez más la ropita que llevan los pequeños ha revolucionado las tendencias de moda infantil. Concretamente, el conjunto de la princesa Charlotte, casi al 100% made in Spainde la cabeza a los pies, y que reafirma el gusto de su madre por la moda española.

El 'efecto Charlotte' es muy parecido al de mamá y al de su hermanito mayor: ambos encabezan la lista de royals con prendas superventas, que se agotan en cuestión de horas. La Duquesa, por ejemplo, ha batido récords con multitud de vestidos de Jenny Packham, incluido el que llevó a su salida del hospital tras dar a luz a su hijo mayor (la firma recibió miles de consultas y eso que se trataba de un diseño customizado especialmente para ella), el traje azul eléctrico de su pedida de mano, un vestido de Reiss que multiplicó en un 500% el tráfico de la tienda online de la firma, o algunos hits del retail al alcance de todo el mundo de, por ejemplo, Zara. El principito de la Casa Real británica no se queda atrás: recibió el archiconocido nombre de royal baby mucho antes de nacer, y agotó el mismo día de su salida del hospital una mantita con estampado de animales, a la que le siguieron un jersey de soldaditos de plomo, prendas de firmas como Amaia Kids y Neck & Neck o, más recientemente, un adorable batín de bebé en su 'cita' con el matrimonio Obama en la Casa Blanca.

Ahora es el turno de Charlotte, que aunque cumplió su primer año en mayo promete convertirse en toda una influencer royal a imagen y semejanza de mamá. Ya el pasado mes de diciembre, cuando salieron a la luz sus primeras fotos en solitario tomadas personalmente por la Duquesa de Cambridge, la Princesa sorprendía con un vestido de flores de color rosa de una firma de moda artesanal de Valladolid llamada m&h; el secretismo en torno a su compra fue tal que la propia firma no supo de la adquisición de la prenda hasta que vieron las fotos en las páginas de la revista '¡HOLA!'.

En su visita a Canadá, la mini-royal, ajena al revuelo que causa su presencia (sus primeros pasos en público y su primera palabra ante los medios, '¡pop!' ha causado sensación), ha vuelto a vestir con moda española, una vez más con un conjunto infantil de estilo clásico. El look que ha llamado la atención ha sido el elegido por los Duques de Cambridge para acudir a una fiesta al aire libre en la Casa de Gobierno de Canadá: un vestido azul con frunces color coral en el cuerpo y cuello bebé, una rebeca a juego, un lazo en el pelo y zapatos Mary Janes con hebillas.

Tres de las cuatro prendas tienen el sabor de la ropa infantil made in Spain:el vestido pertenece a la colección infantil de Pepa & Co, una firma de Londres de raíces españolas que diseña y produce sus prendas en España, y que la Princesa ya ha llevado en dos ocasiones durante su visita a Canadá; el trajecito aún está a la venta en su página web (aunque seguramente no por mucho tiempo) por el precio de 85 €. El cardigan de punto también es spanish. Se trata de una confección de la firma Mi Lucero, perteneciente a la fábrica española Soleil, que desde hace 40 años se dedica a la creación de ropita de punto para bebés. Como el resto de prendas de la firma, la rebeca de la princesa Charlotte está elaborada especialmente sin costuras, para proteger su piel de rozaduras. El último protagonista de este look es el lacito del cabello, una vez más de Amaia Kids, la misma firma británica que ha vestido tantas otras veces a George de Cambridge, y que está fundada por dos diseñadoras de origen español y francés.

La pregunta es ¿por qué la moda española es un hit de ventas en Kensigton Palace? Todo parece apuntar a que se trata de la influencia de la niñera española de los pequeños, María Teresa Turrón Borrello, quien se habría encargado de ir importando muchas de las tendencias en moda baby al seno de la Familia Real británica. De hecho, ya en las primerísimas fotos de la princesa Charlotte a la salida del hospital, la pequeña llevaba un gorrito español de Irulea, una firma infantil de San Sebastián, que también se encargó de vestirls en su primer reportaje oficial.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon