Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Chris Martin hace bailar hasta a su ex, Beyoncé y su tropiezo artístico... ¡bienvenidos a la Super Bowl!

¡Hola! ¡Hola! 08/02/2016 hola

© Proporcionado por Hola

Como cada año, millones de estadounidenses se han sentado este domingo frente a sus televisores para presenciar uno de los acontecimientos más esperados del mundo del espectáculo: la final de la Super Bowl. Y es que este partido es mucho más que un encuentro más de fútbol americano; es el acontecimiento perfecto para disfrutar en familia o entre amigos, una ocasión ideal para descargar adrenalina y una gran fiesta del deporte y la música apta para todos los públicos.

VER GALERÍA

Si algo nunca falta en este evento, además de la emoción, es la repetición de unas tradiciones que son las que llenan de magia la final de la Super Bowl. Comenzando por el himno nacional, que en esta ocasión quedó en manos de Lady Gaga. Acompañada de un piano, con un traje de chaqueta y pantalón de Gucci de color rojo brillante y sombra de ojos a juego, Lady Gaga se encargó de dar inicio a la final de la Super Bowl número 50 entonando el himno mientras ambos equipos esperaban el inicio del partido.

¡La que se ha liado con Lady Gaga y Leonardo DiCaprio!

¿Extravagante cantante o modesta actriz? Las dos caras de Lady Gaga

Con su actuación, Lady Gaga completó el éxito que ha tenido últimamente, en el que se incluye su triunfo en los Golden Globe el mes pasado por su participación en American Horror Story: Hotel y está nominada por un Premio de la Academia en el apartado de mejor canción original por Til It Happens to You, de The Hunting Ground. Al interpretar el himno, la artista puso el espíritu nacional literalmente a sus pies, con unos zapatos de tacón con altísimas plataformas decoradas con los colores de la bandera de Estados Unidos.

VER GALERÍA

Tras la primera parte entre entre los Panther y los Broncos, llegó el turno del descanso, que con los años ha pasado de ser una forma de mantener al público a convertirse en una de las partes más esperadas de la Super Bowl. En esta ocasión el espectáculo unió a tres grandes estrellas de la música: Beyoncé, Bruno Mars y el grupo Coldplay. Grandes voces y energía encima del escenario... ¿El resultado? Un espectáculo lleno de fuerza que puso en pie al Estadio Levi's de California.

La banda británica dio inicio al intermedio repasando algunos de sus grandes éxitos: Viva La Vida, Paradise... canciones que todos los asistentes corearon junto a los chicos de Coldplay, rodeados de cientos de voluntarios que llenaron de colores el terreno de juego. No tardó en unirse a ellos Bruno Mars, que puso a bailar a todo el estadio con el éxito Uptown Funk.

VER GALERÍA

La temperatura subió con la aparición Beyoncé, que dio los primeros lances de su nuevo single Formation, con un look que a muchos recordó a la estética de Michael Jackson. La artista lideró el baile de un ejército de mujeres sobre el césped del estadio, pero ni siquiera una estrella como ella puede controlarlo todo, y en un momento de su actuación estuvo a punto de caerse. Sin embargo, sus tablas sobre el escenario se hicieron notar y la cantante logró convertir su tropiezo en un artístico paso de baile, algo que no pasó desapercibido para los espectadores, que comentaban en las redes sociales la habilidad de Beyoncé para "arreglar" su pequeño resbalón, y es que todo lo que toca se convierte en espectáculo.

Así son las vacaciones de más de 800.000 euros de Beyoncé y Jay-Z

Beyoncé, la celebritie con más seguidores en Instagram

VER GALERÍA

Millones de personas siguen cada año este gran espectáculo en el que la música y el deporte desde sus televisores, pero algunos tienen el privilegio de disfrutarlo en directo desde el estadio. Entre ellos, muchísimas caras conocidas, como Michael Bublé, Michael Douglas con Catherine Zeta-Jones, Alicia Keys con su familia, Adriana Lima, Alessandra Ambrosio, Kate Hudson, David Beckham con su hijo Brooklyn... y, por supuesto no podían faltar las familias de las grandes estrellas del día.

VER GALERÍA

#superbowl50 jacket game

Una foto publicada por Gwyneth Paltrow (@gwynethpaltrow) el 7 de Feb de 2016 a la(s) 2:56 PST

Gwyneth Paltrow presume de su hija Apple y... ¡son iguales!

¿Cuál es el motivo de la sonrisa de Chris Martin?

Gwyneth Paltrow, que pese a estar divorciada de Chris Martin mantiene una estupenda relación con su ex, no lo dudó ni un momento y se unió al público para disfrutar del espectáculo. Llevó con ella a sus hijos, Apple y Moses, para que bailaran al ritmo de las canciones de su papá. Y mientras Chris Martin compartía escenario con Beyoncé, la hija de la cantante y Jay Z, Blue Ivy, le daba la mano a Apple, la hija mayor de Gwyneth y Chris, para protagonizar esta emotiva fotografía que la actriz compartió con sus seguidores en las redes sociales. El encuentro de dos auténticas miniestrellas.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Para terminar, Beyoncé, Bruno Mars y Coldplay cerraron el espectáculo con una gran fiesta musical junto a Gustavo Dudamel, director de la orquesta Filarmónica de Los Ángeles, y la orquesta juvenil de la ciudad (YOLA). Para poner la guinda, fuegos artificiales, un mosaico multicolor en las gradas y las palabras Believe in Love (Creer en el amor). Emoción en estado puro.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon