Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cinco maneras con las que los niños pueden practicar inglés esta Navidad

¡Hola! ¡Hola! 23/12/2015 hola
© Proporcionado por Hola

Las vacaciones, sobre todo las de Navidad (son un paréntesis del 'cole' algo más corto que las vacaciones de verano), son una buena época para reforzar los idiomas como el inglés en casa. Esto supone en muchos casos hablar con los niños en el idioma que estén aprendiendo, aunque nos de vergüenza: de esta manera los 'peques' consolidan lo que han aprendido en el colegio, y se evita que se les olvide durante las semanas que están alejados de los pupitres.
Desde Monkimun, una startup española experta en el aprendizaje de idiomas desde muy pequeños, no pueden incidir más en este aspecto: los niños aprenden mientras juegan. El juego les permite comunicarse, y de ahí que sea una herramienta principal de los educadores para enseñar a los preescolares.

VER GALERÍA

La empresa, fundada a medias entre los hermanos Marieta y Cristóbal Viedma en 2013, ha conseguido convertirse en sólo dos años en un proyecto internacional que aspira a ser la mejor plataforma de aprendizaje digital de inglés. "La empresa la formamos mi hermano y yo, él es ingeniero informático, aunque cuando empezamos trabajaba en Singapur, y yo estaba aquí, abriendo centros de idiomas en el norte de Madrid", nos explica Marieta. La idea surgió al convertirse ella en mamá por primera vez. "Me compré una tableta y tuve la idea de establecer un sistema de enseñanza digital para niños que solventase los problemas que poseen otros métodos, como por ejemplo el uso del ratón entre los más pequeños, y que hoy se solventa con otras herramientas como tabletas y smartphones".

A raíz de esta idea, Cristóbal se volvió de Singapur y empezaron a trabajar con aplicaciones pequeñas, juegos de idiomas para niños. Al lanzar la segunda al mercado, recibieron un llamada de Silicon Valley, el olimpo de las startup en Estados Unidos, donde se encuentran Facebook, Apple o Google entre otras empresas. Su oferta: entrar a formar parte de un programa de cinco meses para empresas digitales, con la intención de conseguir inversores. De allí se trajeron en la maleta nada menos que un millón de dólares (algo menos de un millón de euros), para inciar el proyecto en España. "Nuestro plan de desarrollo era sacar una aplicación cada dos meses, convertirnos en la empresa líder en educación digital para niños pequeños." La plataforma es revolucionaria porque aplica la metodología del aprendizaje adaptativo a los niños de dos a seis años. "No son apps sueltas si no que cada semana se amplían las lecciones que el niño va aprendiendo, y se van ajustando a medida que se amplían sus conocimientos". Lingokids es el resultado de ese esfuerzo, para el que hizo falta un equipo de quince personas y ocho meses de trabajo.

El contexto de todo ello, volviendo al principio, es el juego. "Las apps educativas que están en el mercado se centran en la parte académica, a la que se añaden elementos de juego", explica Marieta. "Nosotros lo hacemos al revés: desarrollamos directamente un juego, y nos aseguramos de que a los niños les encante. A partir de ahí añadimos la parte educativa". Los juegos se basan sobre todo en pistas auditivas en inglés, que el niño tiene que entender para poder ir pasando niveles; para ello son tan importantes el vocabulario como la estructura gramatical. Los padres, además, reciben un informe semanal con los progresos del niño, que se completa con una selección de materiales gratuitos para practicar en casa. "Por ejemplo, enlaces a vídeos de YouTube, relacionados con el tema que el niño esté trabajando en ese momento, canciones, un episodio de una serie, flashcards...".

¿Qué pasa con los otros idiomas?

Todas las apps de Lingokids están orientadas al inglés, y no se plantean salir de ahí. "Queremos ser los número uno en estas edades y en inglés. Por eso preferimos no dispersarnos y centrarnos en hacerlo lo mejor posible en este tramo. Acabamos de desarrollar un juego en colaboración con la editorial Oxford University Press, basado en los libros que tienen ellos para enseñar inglés a los niños en los colegios españoles. También estamos negociando con Cambridge".

Al preguntarle sobre el problema del bilingüismo en España, Marieta es tajante: "mi opinión como madre, psicóloga y desarrolladora es que sí se puede ser bilingüe. Hoy en día, al menos en la Comunidad de Madrid, el inglés se introduce en la vida escolar en Primaria y se está intentando hacerlo desde Infantil. La intención está presente en el sistema educativo español pero los padres que quieren que sus hijos sean bilingües lo pueden conseguir si lo practican lo suficiente en casa. Tienen que incorporarlo a la rutina, por ejemplo, hablando con ellos en inglés durante la hora del baño, o no dejándoles ver versiones dobladas al español de películas o dibujos".

CINCO CONSEJOS PARA MEJORAR EL INGLÉS EN NAVIDAD

1. Jugar en inglés

Un ejercicio muy simple y que lleva poco tiempo es emparejar fichas, por ejemplo: nombrar una cosa en inglés y buscar su imagen. Así el niño no olvidará el vocabulario aprendido.

2. Hablar inglés con los niños aunque no tengamos un buen nivel

"Aunque el nivel de inglés de los padres no sea demasiado bueno, no deben cortarse a la hora de practicarlo con sus hijos". El objetivo de aprender un idioma es poder comunicarse, por lo que si en casa se habla inglés, aunque no sea del todo bien, éste irá fluyendo de forma natural. Para ello se pueden usar frases básicas que utilizamos en el día a día como good morning (buenos días) o come here (ven aquí).

3. Fomentar el interés por el idioma

Cuando los niños están expuestos al inglés desde pequeños, tienden a ver el idioma de una forma natural, mientras que si se les fuerza a hablarlo se corre el riesgo de que terminen odiándolo al relacionarlo con un castigo u obligación. Acudir al teatro o visitar museos con guías en inglés son formas divertidas de hacer que los niños sientan curiosidad por aprender esta lengua. Otra opción sería representar en casa una función en inglés de algún cuento que les guste: hoy en día se pueden encontrar fácilmente por internet libretos de las obras más conocidas en la lengua de Shakespeare.

4. Material audiovisual en inglés

Ver los dibujos animados en inglés o buscar canciones en YouTube que estén en este idioma ayudará a los niños con la pronunciación, ya que adaptan el oído al lenguaje. La musicalidad del inglés sirve, además, para crear rimas fáciles, que se pueden repetir en casa.

5. Aprovechar las nuevas tecnologías

Hoy en día los niños son nativos digitales por lo que educar en el uso de las TIC’s (tecnologías de la información y la comunicación) es fundamental para hacer un uso correcto de las mismas. De paso podemos aprovechar todo lo que pueden aportar, también, en el aprendizaje de idiomas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon