Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Claves para conseguir el auténtico 'bed hair'

¡Hola! ¡Hola! 18/10/2016 hola

http://www.hola.com/imagenes/belleza/actualidad/2016101788976/peinado-bed-hair//0-395-979/albane-a.jpg

http://www.hola.com/imagenes/belleza/actualidad/2016101788976/peinado-bed-hair//0-395-979/albane-a.jpg
© Proporcionado por Hola

Ojalá fuera tan sencillo como levantarse de la cama y descubrir por sorpresa que llevas el pelo de Cara Delevingne. Llámalo desenfadado, informal o bed hair, esta tendencia aparentemente improvisada, que simula un atractivo aspecto de recién levantada, esconde ciertos detalles muy estudiados que tal vez no sean tan espontáneos.

Para empezar, el corte importa. Cuenta Jean Marie Chazot, director de Camille Albane en Puerto Banús, que "para que resulte desenfadado, tenemos que aligerar las puntas entresacándolas sin que den un aspecto crespo". Es decir, hay que conseguir darle movimiento a través del corte, aunque sea sólo un deflecado ligero alrededor del rostro que, según Eduardo Sánchez, director de Maison Eduardo Sánchez, "ayude a darle cuerpo y a entresacar diferentes largos".

Por si fuera poco, el color también juega su papel en esto de alcanzar un look muy casual. Si tenemos un cabello fino con poco volumen, o muy grueso y pesado, Chazot asegura que, "unas mechas conseguirían texturizar las puntas creando volumen y desenfado".

El siguiente requisito para alcanzar este estilo de 'chica mala' que apenas se peina, es que el pelo necesita textura. Eduardo Sánchez confiesa que ésta se consigue fácilmente cuando el cabello no está recién lavado. De modo que, el segundo día sin lavar, el pelo alcanza la textura ideal. No obstante, si se quiere obtener ese cariz, ligeramente mate, que está tan de moda, Sánchez señala que "son excelentes los productos texturizantes, como un champú en seco". Álvaro, copropietario del salón AyR peluqueros de Madrid, trabaja con "sprays salinos que engordan el cabello y consiguen ese efecto grueso, para después trabajarlo con tenacillas".

El equipo de formación de ghd nos detalla cómo se trabaja esta técnica con las tenacillas:

- Después de impregnar el pelo, de medios a puntas, con producto, secamos el cabello boca abajo para aportar volumen desde raíz y que el cabello esté más alborotado.

- Una vez seco, cogemos particiones de bastante grosor, aleatorias, hacia adentro y hacia afuera, con pequeños giros de twist con un rizador. Y, para terminar cepillamos para romper y deshacer.

Por último, en este look "nada" preparado y que deja tanto margen a la improvisación, el movimiento también se la juega. Una ligera onda por aquí o un rizo suave por allá, en mechones estratégicamente colocados, sería el colofón final que todo bedhair necesita. Si el cabello es muy rizado, hay que bajar un poco el rizo. Y si es un cabello muy liso, lo mejor es, según Sánchez, "después de lavarlo, presecar toda la cabellera y luego, con una tenacilla hacer mechones gruesos para que quede una onda amplia. A continuación, poner la cabeza hacia abajo y deshacer con las manos las ondas antes realizadas. Para finalizar, vaporizar un poco de champú seco puede ser una astucia para la duración del peinado".

Te damos algunas ideas en nuestra galería

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon