Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Consejos 'beauty' para que la barra de labios dure después de 1.000 besos

¡Hola! ¡Hola! 29/01/2016 hola
© Proporcionado por Hola

Aunque el beso más importante del día sea con el novio y después del 'sí quiero', es muy probable que desde primera hora de la mañana te veas repartiendo emociones y besos por doquier: al verte por primera vez vestida de novia, al recibir a una persona querida, al salir por la puerta... o incluso durante la sesión de fotos first look. El maquillaje de novia no sólo tiene que ser bonito y natural, también tiene que ser todoterreno, y resistir intacto en un día en el que no paramos de abrazar a las personas que nos rodean, besarlas, sonreír, comer, brindar e incluso soltar alguna que otra lagrimita.

VER GALERÍA

Uno de los focos de atención en este caso, y en el que vamos a centrar hoy nuestros consejos beauty para novias, son los labios, que no sólo son protagonistas cada vez que esbozamos una sonrisa, sino que en un día como éste suelen acumular mucha más actividad que en una jornada normal y corriente, con el factor añadido de tener que estar siempre perfectos sin que necesariamente dispongamos de un espejo en el que mirarnos o retocarnos a menudo. "Lo más importante para que el maquillaje de labios dure es que el labio esté bien hidratado y preparado", explica Monika Antero, una maquilladora con muchos años de rodaje en el terreno nupcial, y fundadora del makeup studio que lleva su nombre en Madrid. "El maquillaje funciona un poco como la magia: tapa, nos pone guapísismas, pero si no hay una buena base en la piel, no va a quedar igual de bien".

Este tip, básico para los expertos en maquillaje, a veces se les escapa a muchas novias, especialmente si no son muy dadas a maquillarse en casa de forma habitual: a veces cuando acudimos al estudio de maquillaje para diseñar el look de novia, hacer una prueba, o uncluso en la misma mañana de la boda, podemos encontrarnos con que el labio no está en perfecto estado por este motivo. "Si el maquillaje lo realiza un profesional, de entrada este factor ya lo va a tener en cuenta. Si por ejemplo nos encontramos con un labio con pielecitas, hay productos específicos que sirven para exfoliarlo y que la piel esté lo mas lisa posible. En función de eso, el labial va a quedar mucho más bonito, y tampoco habrá que retocarlo tan a menudo durante el día".

Otra cosa que se nos pasa por alto a las maquilladoras amateur a la hora de hacer que la barra de labios dure más horas es la propia elección del color. Los expertos, sin embargo, entienden de la teoría del color aplicada al maquillaje. "Normalmente las novias buscan algo natural, con colores muy suaves, aunque también las hay que piden un tono más subido, como un rojo o fucsia. Este tipo de labio 'encendido' suele presentar más problemas para mantenerse intacto: si el color desaparece progresivamente, empezando siempre por el centro del labio, el efecto resulta mucho más evidente que con un tono claro". Durante la boda, recomienda, hay que tener cerca el mismo tipo de labial que ha empleado el maquillador, bien adquiriendo la misma barra de labios que se ha usado en la prueba, o bien acordando con el estilista el quedarnos con la barra después de terminar la sesión de maquillaje.

También es importante no pasarse con el pintalabios, independientemente del tono que se elija. "Los profesionales normalmente utilizamos una técnica de maquillaje que consiste en aplicar finas capas de producto, y, si hace falta, subir el tono aplicando una segunda o tercera capa. Esto es preferible a aplicar mucha cantidad de labial desde el inicio". Usar un perfilador de labios en el mismo tono que la barra es otro de los básicos del maquillaje que resiste la prueba de los mil besos, aunque, nos explica Monika, se puede aplicar de dos maneras: por el exterior del labio, o preferiblemente, rellenando todo el labio con el propio perfilador. "De esta manera se crea una base de color que permanece intacta incluso cuando la barra de labios a comenzado a desgastarse, por ejemplo al comer o al besar. Si usamos el perfilador como base evitamos que esta falta de color sea evidente". A partir de aquí, ya sólo sería cuestión de retocarnos con la barra de labios "y ese retoque es muy sencillo de hacer para la novia", puntualiza. Este efecto 'desvaído' del color de los labios también se puede prevenir aplicando prebases antes del perfilador, que igualmente ayudan a que el labial dure más tiempo.

LOS POLVOS COMPACTOS

"Son una técnica que hoy en día está un poco obsoleta, pero que sigue dando buenos resultados", explica Monika. Todas hemos óído alguna vez el truco de matizar los labios con polvos sueltos para que el color se fije durante horas. Con los productos que están a disposición de los maquilladores profesionales hoy en día, como las prebases o el lip-stain, este truco ha dejado de estar tan vigente, aunque aún sigue dando resultados, y es un buen consejo para las novias que decidan maquillarse en casa ellas mismas. "Básicamente se trata de pasar un pañuelo de papel por encima de los labios para quitar el exceso de producto una vez los hayamos maquillado, aplicar una capa de polvos sueltos translúcidos, y después una segunda capa de labial. Esta técnica hace muy duradera la fijación, y realmente da igual si llevas un labial mas clarito o uno más oscuro".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon