Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Consejos para tomarse un respiro antes de la boda

¡Hola! ¡Hola! 29/02/2016 hola
© Proporcionado por Hola

Si en algún momento durante la planificación de la boda se te pasa por la mente la idea de casarte de un día para otro sin avisar a nadie con tal de ahorrarte el aluvión de tareas que te quedan por hacer, es posible que estés viviendo un caso de burn-out preboda, o lo que es lo mismo, que necesites hacer un parón urgente antes de consumir todas tus reservas de energía en la planificación de un súperevento nupcial. Las señales de que necesitas un break, especialmente en el tramo final, suelen ser evidentes para todos menos para la novia: hace semanas que no ves a nadie en tu tiempo libre, a menos que sean proveedores; no recuerdas la última vez que te tomaste un cóctel con tus amigas; el estrés, el mal humor y la fatiga se han convertido en tu día a día; te conoces todos los blogs de novias de la red, y lo que es más, los refrescas varias veces al día... ¿te suena?

VER GALERÍA

Si presentas alguno de estos 'síntomas' es conveniente que te plantees hacer un parón, aunque tengas que dejar algunas cosas en standby durante un par de días; si lo de alejarse de todo y de todos suena a ciencia ficción, al menos sí es importante introducir unas rutinas diarias que ayuden a despejar la mente durante unas horas de todo lo relaciondo con flores, centros de mesa y opciones de catering. Algunas ideas para tener algo de tiempo wedding-free:

1. HAZ EJERCICIO. Un poquito todos los días, o, más intenso, tres veces por semana. Bebe agua, lleva una dieta equilibrada e intenta domir ocho horas diarias. La combinación de estas cuatro cosas ayuda a mantener bajo control la ansiedad, y de paso evitar los picoteos y atracones de azúcares y carbohidratos que a veces se dan en temporadas de estrés. Es preferible realizar ejercicios de bajo impacto, como caminar, hacer yoga o nadar, para evitar lesiones en el momento más inoportuno, y no acabar en el altar con un brazo escayolado. El tiempo que pases en el gimnasio, además, ayudará a liberar endorfinas, a rederigir la energía que gastas en la boda hacia ti misma, y a despejar la mente mientras concentras tu atención en otras cosas.

2. DESCONECTA DE LAS REDES SOCIALES. Y de todo lo relacionado con Internet si es posible. Si sigues decenas de cuentas en Instagram de wedding planners, floristas e incluso otras novias que están organizando su boda al mismo tiempo que tú, lo único que conseguirás es crearte aún más ansiedad por las cosas que te quedan por hacer al comparar tu trabajo con el de otros. No se trata de estar offline de forma permanente, pero sí al menos un par de horas al día, por ejemplo por las noches.

3. ESTABLECE UNA 'NOCHE SIN BODA'. Un truco que también utilizan los papás y mamás que se acaban de estrenar en eso de la paternidad: una noche a la semana, organiza una cita romántica y wedding-free con tu pareja en la que esté prohibido hablar de ningún aspecto de la boda, ya sea a la luz de las velas, viendo una película o dando un paseo bajo las estrellas. Lo importante es que ambos acordéis un espacio y tiempo concretos donde no haya obligación de hablar sobre lo que queda por hacer, o lo que nos preocupa que salga mal.

4. VETE DE ESCAPADA DE FIN DE SEMANA. O honeymoon preboda. Una escapada de fin de semana es una de las maneras más eficaces de despejar la mente y volver con energías renovadas después de un par de días fuera de casa. Nada de llevarse la agenda, y, si es posible, mantener el teléfono móvil apagado o en su defecto con las notificaciones de las diferentes Apps de la boda en silencio.

5. HAZ UNA LISTA CON TODO LO QUE TE QUEDA POR HACER. Si los preparativos empiezan a no tener ni pies ni cabeza, haz una lista con lo que te queda por hacer y organízala de mayor a menor, por orden de prioridad. Cuando tengas un top 5 claro, date unos días para resolver lo más urgente, y después mete la lista en un cajón. Te ayudará a tomarte unos días de descanso con la cabeza tranquila, sabiendo que has dejado hecho lo más importante. Cuando vuelvas a revisar la lista, intenta darle una nueva perspectiva a todas las cosas que ocupan los últimos puestos. ¿Qué es lo realmente importante? ¿Qué podemos tachar sin contemplaciones? Muchas veces, muchos de los pequeños detalles que nos traen de cabeza en realidad no supondrían una gran diferencia para los invitados si al final decidimos dejarlos en el tintero.

6. DESCÁRGATE UNA (O VARIAS) APPS ANTIESTRÉS. Desde heramientas para practicar el mindfullness a programas de yoga y asanas, colecciones de sonidos e imágenes relajantes o incluso wedding planners 'de bolsillo'. Las Apps que ayudan a reducir el estrés suelen incorporar técnicas sencillas de las que podemos hacer uso ejn cualquier momento y lugar, incluso en situaciones críticas, en las qye parece que todos los planes se nos caen encima.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon