Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Courchevel, la estación de esquí que une a Felipe y Letizia con los duques de Cambridge

Vanitatis Vanitatis 11/03/2016 Núria Tiburcio

El gran secreto de los duques de Cambridge ha sido descubierto. La pasada semana el príncipe Guillermo y Kate Middleton, acompañados por sus dos hijos, el príncipe George y la princesa Charlotte, se desplazaban hasta los Alpes franceses para disfrutar de unos días de relax. Con la intención de evitar que los medios descubrieran su paradero, el matrimonio utilizó el jet privado del duque de Westminster y tan solo se informó de ese viaje una vez había terminado. Fue entonces cuando Kensington Palace reveló cuatro fotografías de la familia en la nieve, pero no quisieron proporcionar ningún detalle acerca del destino elegido. Sin embargo, los periódicos británicos no tardaron ni 24 horas en descubrir dónde habían estado los duques de Cambridge.

Los duques de Cambridge en Couchevel (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Los duques de Cambridge en Couchevel (Gtres)

El lugar elegido por Guillermo y Kate Middleton fue Courchevel. Se trata de una estación de esquí que se encuentra en la Saboya francesa y que es mundialmente conocida por sus 10.000 hectáreas habilitadas para practicar este deporte. El precio del 'forfait' para 6 días es de 277 euros. Aunque se desconoce el hotel concreto en el que la familia Cambridge se alojó, es de suponer que fue en uno de los 13 resorts de cinco estrellas que se encuentran en la estación. Todos los hoteles comparten una zona llamada Fórum, donde se puede disfrutar de una extensa pista de patinaje, cine, bolera, piscina, pista olímpica de salto o varios restaurantes con estrellas Michelin.

Curiosamente, Courchevel fue el destino escogido por los entonces príncipes de Asturias para pasar la Semana Santa de 2014. Tal como pudo confirmar en primicia Vanitatis, Don Felipe, Doña Letizia y sus dos hijas cogieron un vuelo en Madrid destino a Ginebra. Desde allí se desplazaron por carretera (unas dos horas de viaje) hasta la lujosa estación de esquí. Durante los cuatro días que pasaron allí, Don Felipe pudo disfrutar de uno de sus deportes favoritos. No así Letizia, poco entrenada en esta disciplina, que prefirió los llanos de los Alpes. Las pistas también disponen de una zona especial para los más pequeños llamada el Pueblo de los Niños, donde Leonor y Sofía perfeccionaron sus dotes esquiadoras.

Uno de los hoteles de Courchevel © Proporcionado por Vanitatis Uno de los hoteles de Courchevel

Testigos presenciales narraron en su momento a este medio sus encuentros con la familia. Letizia, a la que no se la vio esquiar ningún día, pasó la mayor parte del tiempo en el Fórum realizando actividades con sus hijas, como patinaje sobre hielo. Vestida de manera cómoda, con tejanos y botas planas, también se la vio disfrutar de algunas bebidas en la bolera con una pareja amiga. Siempre alerta e intentando por todos los medios que nadie supiera de su presencia, la princesa llegó a taparse la cara con el pelo cuando intuyó que un grupo de españoles, el mismo que narra a Vanitatis sus peripecias, la habían reconocido.

Esta no fue la primera vez que Don Felipe y Doña Letizia visitaban Courchevel. Ya se les vio allí en 2004. Aunque a Letizia no le gusta el esquí (intentó aprender en la pista del centro comercial Xanadú de Madrid hace años con más pena que gloria) cede en este tipo de viajes para contentar a su esposo.

La Reina esquiando (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis La Reina esquiando (Gtres)

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon