Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cristina de Borbón Dos Sicilias: prima, amiga y confidente de la infanta Cristina

Vanitatis Vanitatis 27/01/2016 Paloma Barrientos

En los tiempos de vino y rosas, a la infanta Cristina y a su marido no les hacía falta cantar la canción de Roberto Carlos 'Yo quiero tener un millón de amigos' porque su agenda social era infinita. Amigos en el barrio de Pedralbes, en el Club de Tenis, en el Liceo Francés donde estudiaban los niños, en el Club de Mar… En cualquier sitio donde hubiera un mínimo contacto con los exduques de Palma había alguien que presumía de ser íntimo. Hasta Diego Torres, el exsocio, formaba parte de ese elenco de palmeros que rodeaban al matrimonio. Después llegó el caso Nóos, la imputación y el cortafuegos impuesto por la Casa Real y llevado hasta sus últimas consecuencias por Felipe VI, quien mandó cerrar las puertas de la Zarzuela. Al menos en lo que se refería a la parte pública y mediática.

Cristina de Borbón Dos Sicilias con su marido, Pedro López de Quesada (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Cristina de Borbón Dos Sicilias con su marido, Pedro López de Quesada (Gtres)

Los Urdangarin se han quedado solos. Incluso dejaron de acudir a los actos festivos que organizaban en Europa las familias reinantes con motivo de aniversarios, bodas y bautizos en los que solían ser fijos. Pero dentro de esa desbandada han quedado amigos fieles, como Marisa Caprile (amiga del colegio), la doctora Vicky Fumado y, sobre todo, Cristina de Borbón Dos Sicilias. La hija de Ana de Francia y del infante y duque de Calabria, Carlos de Borbón Dos Sicilias, que falleció el año pasado y a cuyo entierro acudió la infanta Cristina al tratarse de un funeral de Estado, es la amiga fiel. La presencia de la hermana real robó el protagonismo incluso a los Reyes. También viajó a Madrid para acudir a su cumpleaños de manera absolutamente privada. Si no hubiera sido porque al día siguiente las primas se fueron de compras a un centro comercial de la Moraleja y las pillaron los 'paparazzi', no habría habido constancia gráfica.

Cristina Calabria no solo le da ese afecto familiar del que parece que ahora carece la exduquesa de Palma, sino que es la persona en la que confía totalmente la infanta. Cuando el matrimonio Urdangarin tuvo que viajar a Palma desde Zúrich el pasado 10 de enero para estar presentes como imputados en la apertura del juicio por el caso Noos, quien se quedó en el domicilio familiar de Ginebra al cuidado de los cuatro hijos fue ella, la prima discreta. Se encargaba de organizar la casa, los horarios, la vida doméstica y, sobre todo, de que los niños Urdangarin se sintieran más arropados. Su situación es complicada porque ya son mayores y están al tanto de todo lo que les sucede a los padres. De hecho, Juan Valentín, que cumplirá 17 años el próximo septiembre, le preguntó directamente a Urdangarin hace un tiempo si iba a ir a la cárcel.

Amiga también de Don Felipe y Doña Letizia

La estancia de la prima Calabria ha sido tan discreta que solo se supo de su presencia cuando llegaron al domicilio familiar la madre de Urdangarin, Claire Liebert, y su hermana Ana para celebrar el cumpleaños de Iñaki (15 de enero). En la casa no hay habitaciones para todos y Cristina de Borbón Dos Sicilias se instaló en un hotel cercano. La discreción como forma de vida y el buen talante como manera de ser. Uno de los complementos que la distinguen de otras mujeres Borbón son su afición por las diademas. Parece que en su día fue su madre quien acostumbró a todas sus hijas a que no salieran de casa sin ellas. Cristina es la única que mantiene la decisión materna.

El matrimonio en la boda de Felipe VI y Doña Letizia (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis El matrimonio en la boda de Felipe VI y Doña Letizia (Gtres)

Casada con Pedro López Quesada desde 1994, es la mayor de cinco hermanos. El pequeño, Pedro, es quien heredó el título del padre, como estaba establecido. Por ello no hubo problemas. Así se hizo sin que Cristina, la primogénita, cuestionara la decisión. Tanto ella como su marido mantienen una relación muy estrecha con el Rey Felipe, al que organizaron su despedida de soltero. Y quizá esa manera de ser tranquila, discreta y con pocas ganas de protagonismo han hecho que la Reina Letizia, poco dada a intimar con los 'primos' de su marido, la considere su amiga.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon