Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cuando estar gordita es una ventaja: 24 horas con la 'curvy' Lorena Durán

Vanitatis Vanitatis 20/09/2016 Ana Sánchez Juárez

Tiene 23 años y es de Sevilla. Sus medidas (95-70-115) y sus 175 centímetros pisan fuerte en el mundo de las modelos 'curvies', ese anglicismo que sirve para evitar la palabra 'tallas grandes', 'curvas', gordita o 'gorda', y que lo envuelve todo en ese paquete chic llamado moda. Que esta técnico de laboratorio trabaje cada vez más con marcas extranjeras -AsosZalando o recientemente la campaña en España de Violeta by Mango- que contemplan un canon de mujer con redondeces se debe precisamente a su bellísimo rostro y a su privilegiada anatomía: curvas y más curvas pero sin dejar de perder cintura. Todo ello la ha llevado a ser una de las modelos 'curvy' nacionales mejor pagadas de una industria que comienza a despertar tímidamente en España y que en el extranjero ya lleva años apostando por este tipo de belleza. Ahora es cuando ustedes ven en detalle la foto de esta modelo y piensan que es muy guapa de cara y se fijan en su cadera y sus muslos. Y entonces le dan vueltas al titular y cargan las tintas. O no.

Lorena Durán (dansanphoto.com) © Proporcionado por Vanitatis Lorena Durán (dansanphoto.com)

"La L española es una M en Europa"

Pero Lorena no ha tenido siempre este cuerpo, que suscita las miradas de todos los que hoy están presenciando la sesión de fotos en el marbellí Nao Pool Club. "Hasta hace tres años, tenía una 36, pero por un problema ginecológico me tuvieron que dar una medicación hormonal y mi metabolismo cambió. Me empecé a hinchar y de repente pasé a una 42, luego a una 44, dependiendo de la ropa. Mi sueño de ser modelo se vino abajo, yo que desde pequeña ya desfilaba por mi casa y me imaginaba en una pasarela. Consulté distintas agencias y me dijeron que no debería superar una 36. Me hablaron de una agencia para modelos 'curvy'. Al principio no quería ni oír hablar de ello porque a mí misma me costaba pensar en mí como una chica gordita. Pero me duró poco. Tuve siempre el apoyo de mi entorno, mi madre y mi hermana son mis incondicionales, y nunca se me pasó por la cabeza adelgazar. Este era mi nuevo cuerpo y me propuse quererle, como lo había hecho con el que tenía antes", explica esta mujer a la que nunca le han dicho eso de 'qué pena, con lo guapa que eres de cara y que estés gordita'. Pero sabe que hay gente que lo piensa.

Lorena Durán (dansanphoto.com) © Proporcionado por Vanitatis Lorena Durán (dansanphoto.com)

Lorena tiene las ideas claras. Mientras habla busca el bikini de Dolores Cortés que le queda mejor. "He hecho el catálogo y este de florecitas lo tenía ya fichado", dice esta mujer que insiste en que cree que la ropa da mucha confianza y por eso las prendas han de ser "honestas con las mujeres. Cuando engordé no encontraba en las tiendas a las que iban mis amigas ropa para mí. Yo era más gordita, no me había convertido de repente en una señora. Empecé a comprar la ropa 'online' y luego la adaptaba a mi estilo. Por suerte, los estereotipos van cambiado, pero critico que se deba considerar talla grande una 42, 44 o 46, cuando es la media de la ropa que lleva cualquier mujer por la calle. Otro tema es la tiranía de las tallas. La L (grande) española es una M (mediana) en Europa. la victoria llegará cuando las tallas grandes no sean noticia", sentencia.

Lo cierto es que Lorena entró en la agencia catalana de modelos Miah Management, que organiza el certamen Curvy Fashion Model Cataluña con el objetivo de ofrecer a todas las mujeres de talla XL la oportunidad de triunfar subiendo las curvas a la pasarela. Y empezó a trabajar "mucho más de lo que esperaba". Ella asegura que las modelos 'cuvy' no son tan frecuentes y que están "mucho mejor pagadas" dentro del nivel que ella trabaja. "En el extranjero hay mucho menos miedo a considerar top a una modelo más gordita. Yo personalmente admiro mucho a Tara Lyn; con ella desfilé en la Fashion Week de Madrid. También me ha gustado mucho conocer a Alexandra García, la hija de Andy García, con la que protagonizo la campaña de Violeta by Mango. Su experiencia te da confianza para pensar que es un mercado que en breve se abrirá con fuerza en España".

De lo anecdótico a la integración

Y es que cada vez más ellas comienzan a darse cuenta de que la obsesión actual por estar delgadas es mucho más femenina que masculina. Del mismo modo, la cantante Edurne, tras ser elegida en una encuesta como la mujer más sexy de España, aseguraba: "Somos nosotras las que creemos que la delgadez es sensual; a los chicos les encantan las curvas. El cuerpo de guitarra es lo más sexy". Se repiten las campañas cada año por parte del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para concienciar a la mujer. La campaña 'No seas presa de la talla' concienciaba a las mujeres este verano desde las servilletas de los bares de media España por la apuesta por cuerpos diversos y no un único canon de belleza. Y es que en 2008 se hizo evidente que existe un divorcio entre los fabricantes de ropa y la anatomía real de las mujeres. Lo confirmó el primer (y único) estudio antropométrico elaborado por el Ministerio de Sanidad en esa fecha, que evidenciaba que el 41% de las españolas no encontraban entonces ropa que se ajuste a sus medidas. La mayoría, porque las tallas son muy pequeñas; otras, porque son demasiado grandes, y las menos porque su talla es la que más se vende. Entonces se dijo que se iba a acabar con los números y letras para las tallas y se optaría por centímetros adecuados a cada cuerpo. ¿Usted ha visto que esto ocurranbsp;

Campaña del Ministerio de Sanidad 'No seas presa de la talla' © Proporcionado por Vanitatis Campaña del Ministerio de Sanidad 'No seas presa de la talla'

A la vez, aumenta el mercado de prendas para este público: la firma francesa Kiabi acaba de presentar la línea específica SoaSoa y Oysho, la marca de lencería de Inditex, se suma a la apuesta por destacar la belleza femenina sin importar la talla, y elige a una modelo con un cuerpo “real” y “saludable” para su más reciente campaña. Las marcas no están comenzando a oponerse a los cuerpos esqueléticos, sino que las propias modelos se han cansado de esta tiranía. Varias modelos internacionales se han unido para formar #NoSizewFitsAll, una campaña que quiere proteger a las mujeres sobre las consecuencias que tiene la búsqueda permanente de un peso que socialmente se considera ideal. "Cada vez hay más editoriales de moda enfocadas a este segmento. Esto influye en la percepción general", apuntan desde Violeta by Mango. El año pasado, la firma de lencería Aerie anunció que renunciaba al retoque fotográfico en sus campañas. Sus ventas han aumentado desde entonces un 9%. Conclusión: ajustarse a la realidad vende y si no, que se lo digan a Dove y su apuesta por la belleza real. 

Algunos gobiernos también han tomado parte en este problema que afecta a mujeres sin distinción de edad. España no permite modelos en la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid por debajo del índice de masa corporal (IMC) 18, donde por cierto solo hemos visto este año a una modelo 'curvy' en el desfile de Andrés Sardá: Rossy de Palma, que lució corpiño y curvas. Algunos países van más allá. Como Francia, que en 2015 aprobó una medida parlamentaria para prohibir la apología de la anorexia en la moda y en la publicidad. 

Lorena Durán en Puerto Banús (dansanphoto.com) © Proporcionado por Vanitatis Lorena Durán en Puerto Banús (dansanphoto.com)

La tarde cae en el Nao Pool Club. Loreda Durán continúa la sesión de fotos en Puerto Banús con un 'total look' de Elena Miró, una de las marcas más experimentadas del sector en la talla Plus Size. En pocas de las tiendas de lujo que flanquean uno de los puertos más chic del planeta encuentra Lorena talla. Sin embargo, más de un viandante se le ofrece para pasearla en su deportivo. "Guapa", la silban, y preguntan al fotógrafo si es su novio. Ella le quita importancia y recalca que está comprometida. "Siempre una mujer con curvas ha sido sinónimo de salud y de belleza. Solo hay que entrar en un museo". A Lorena Durán no le falta razón. Y no hay más que nombrar a Rubens.

Lo de la salud y las curvas no es algo descabellado. El doctor José Ordovás, director del Laboratorio de Genómica y Nutrición de la Universidad de Tufts (Boston) y coordinador del libro 'Obesity', apunta: "Esta es una de las razones de que, en nuestros días, haya muchísimas más mujeres que tiendan a acumular grasa en estas zonas en vez de a quemarla. Hace miles de años, en épocas de grandes hambrunas, el hecho de que una mujer fuera capaz de comer y almacenar fue una ventaja evolutiva, pues así tenía reservas de las que tirar en momentos de escasez". Y es aquí cuando lejos de ser la estigmática gorda se pasa a ser la superviviente y mejor dotada de una especie. Pues eso, tomen nota.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon